Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
filosofia kaizen

La filosofía kaizen te ayuda a atender a tus necesidades y a lograr lo que te propones./ Foto: @boggimilanoofficial

MENTE

Filosofía kaizen: cómo conseguir grandes resultados con mínimo esfuerzo

Pasos pequeños para una mejora continua. Cuando los retos del día a día te parecen una montaña, descomponla en granitos y avanza. Es el camino del kaizen.

Por María Corisco

16 de febrero de 2024 / 13:15

Bloqueo, agobio, estrés… Ante ti, un sinfín de retos para los que no tienes fuerza. Detrás de ti, otro sinfín de proyectos inacabados, de arrancadas para hacer algo -desde una dieta al ejercicio, desde mantener la casa en orden a leer, escribir, pintar…- que después se frenaron en seco. Y, además, dedicas tu energía a satisfacer a los demás. Finalmente, todo ese esfuerzo se traduce en un malestar, un runrún de infelicidad y frustración al que no sabes poner nombre, pero que te hace sentir siempre en falta.

La propuesta del kaizen busca sacarte de ese bucle y abrirte la mente a que “la vida no es esfuerzo, que no puedes funcionar a base de fuerza de voluntad y que por ese motivo has sentido que fracasaba tantas veces”, explica María Martínez, psicóloga clínica y autora del libro Vivir en modo kaizen (Ed.Alienta).

¿Qué es el kaizen?

“El kaizen es la filosofía de las pequeñas acciones que puedes poner en práctica ahora en relación con lo que depende de ti. Es la idea de que todo cambio se puede lograr si se hace con los pasos lo suficientemente pequeños y al tomar medidas respecto a lo que depende de ti. Es decir, te devuelve la mirada al interior y hace que recuperes el poder que habías pedido al exterior”.

Así, el kaizen se centra en la idea de que los cambios pequeños y constantes pueden conducir a mejoras significativas a lo largo del tiempo.

Para acercar el concepto conviene echar la vista atrás e irse a los años de la Gran Depresión en Estados Unidos. Como explica la experta, “para poder adaptarse a la necesidad de producción creciente y a la falta de personal y tiempo, el gobierno de Estados Unidos creó una serie de programas para las empresas en los que se daba un giro de 180º a lo que se había hecho hasta ahora, e instaba a algo llamado “mejora continua” a través de la búsqueda de todas aquellas pequeñas cosas que se podrían mejorar».

y añade: «Tras la Segunda Guerra Mundial, esta nueva filosofía de trabajo también fue introducida en Japón con la intención de resurgir tras la devastación sufrida. Fue tanto el éxito de este método que se apropiaron el concepto bajo un nuevo nombre kaizen, que viene de ‘kai’ (cambio) y ‘zen’ (fluido, sencillo)”.

¿Qué depende de ti?

Fuera del ámbito laboral y empresarial, la vida en modo kaizen “es un modo de funcionar en todos los ámbitos de la vida: puedes aplicarlo a todas las áreas”. Y el resumen más básico desde el que habría que partir es el siguiente:

  1. Aprende a separar lo que depende de ti y lo que no. Depende de ti saber qué es lo que tienes bajo control y hacerlo lo mejor posible. Depende de ti el camino, pero no el resultado de ese camino.
  2. Enfócate en actuar sobre lo que depende de ti. Poner el foco en lo que depende de ti hace que mires lo que tienes entre manos, en lugar de defenderte en miedos y posibilidades remotas. Hace que tu mente toma tierra y venga al presente. Hace que sientas que usas bien tiempo porque estás la mayor parte del enfocado en lo que estás hace.
  3. A partir de ahí, busca cuál es, en ese sentido, la acción más pequeña que puedes hacer ahora sin que te cueste esfuerzo. “A menudo vivimos en el modo «todo-nada». Yo misma, cuando fui madre, pensé que no iba a poder volver a leer en mi vida. Eso no era cierto. Me planteé leer algo todos los días. No me propuse ni siquiera leer una página diaria, sino algo. Y, con ello, mi mente fue cambiando, viendo que sí podía, ampliando la zona de confort”.

Por tanto, el objetivo de la mentalidad kaizen es el no estancamiento, el no bloqueo, que siempre puedas avanzar ocurra lo que ocurra. “Cuando te bloqueas empiezas a oscurecerse y llegas a conclusiones que no son ciertas; conclusiones como que no eres capaz, como que es imposible”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta