Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
meditacion-visualizaciones

Mujer sobre la esterilla para meditar./ Imagen: Pexels.

Meditación

Qué es la meditación con visualizaciones que se ha hecho viral: la técnica para convertir tus proyectos en realidad

Si ya te imaginas viviendo la vida que deseas o resolviendo un conflicto, conviértelo en entrenamiento a través de la meditación. Estarás preparado para la acción y crearás expectativas positivas.

Por Sara Trueba Rodríguez

30 de junio de 2023 / 14:01

Se ha demostrado que a través de la meditación se pueden encontrar atajos que, desde una profunda relajación, nos ayuden a visualizar los sueños, proyectos, problemas resueltos y aspiraciones. Sí, existe un tipo de meditación que, a través de sencillas visualizaciones, permite cambiar por completo la actitud, crear nuevas expectativas y acercarte a la solución de conflictos.

No es un secreto que grandes deportistas han entrenado su cerebro por medio de la meditación con visualizaciones. En los Juegos Olímpicos de 1984, los jugadores rusos empezaron a utilizar esta técnica para mejorar su rendimiento.

Además, la historia de Michel Phelps confirma que no estamos ante una excentricidad promulgada por un gurú. En la biografía del nadador olímpico, No limits, se cuenta cómo su madre, a petición del entrenador de Phelps, Bob Bowman, comenzó a leerle un libro sobre técnicas de relajación antes de dormir. Solo tenía once años, pero le costaba concentrarse. Durante las lecturas, a veces se quedaba dormido; otras, una vez relajado, conseguía visualizarse así mismo nadando más rápido que nunca. Así, con técnicas de visualización que practicaba cada noche, y perfeccionándolas a lo largo de los años, Phelps consiguió mantenerse enfocado, concentrado y confiado bajo una enorme presión.

En qué consiste meditar con visualizaciones

Al meditar con visualizaciones uno imagina un escenario y un resultado, al centrar la mente en una imagen mental concreta. Podemos decir que existen dos tipos de propósitos a la hora de realizar este tipo de meditación: relajarse y proyectarse.

Visualización para relajar

En este caso, si relajarse profundamente es el objetivo, se trabajará con visualizaciones genéricas que aporten calma, armonía y paz. Muchos instructores de meditación con visualizaciones proponen distintas fórmulas: imaginarse dentro de una historia, atravesando un lago inmenso y en calma, rodeados de árboles o contemplando el vaivén de las olas… El éxito dependerá de lo mucho que entremos en esa historia, hasta hacerla real en nuestra mente. La ciencia confirma que se puede entrenar al cerebro «y engañarle». Así conseguirás tu propósito y entrarás en un estado de relax total.

En cuanto a los beneficios, son los mismos que ante cualquier otro tipo de meditación o mindfulness. Aclarar la mente, regular el estrés, calmar la ansiedad, poner foco en el presente, etc.

Visualización para proyectar

En este caso, de igual manera que en el caso anterior, se trata de utilizar la imaginación para crear en nuestra mente el resultado de algo que no ha ocurrido (todavía). Engañas a tu cerebro para que crea que lo que estás ensayando mentalmente es real. Según la ciencia, ahí radica el poder de la visualización. El cerebro tiene grandes dificultades para distinguir entre lo real y lo imaginado.

En este caso, hay una serie de requisitos que se deben cumplir:

  1. Estar en silencio y buscar un rato de relajación. «Una vez que te pones en un estado relajado, es como ver una película», le decía Bowman a Phelps.
  2. Tener claro lo que se quiere resolver con la visualización y utilizar distintas perspectivas. A nivel interno, imaginándose a uno mismo en el centro de la acción. A nivel externo, convertido en espectador de una  película. «A veces es como si estuvieras en las gradas viéndote nadar a ti mismo y a veces es como si estuvieras en el agua, nadando», añadía Bowman.
  3. Estar dispuesto a verse con la tarea resuelta o el objetivo logrado, pero también contemplando como posibilidad que las cosas no siempre salen bien. Eso te entrena a estar preparado.

Beneficios: Se generan pensamientos positivos, se desarrollan potencialidades y se impulsa un cambio de conducta y actitud ante ese objetivo, problema o aquello que se quiere resolver. De esta manera, verse (o más bien imaginarse) en acción crea expectativas positivas.

Cómo se practica la meditación con visualizaciones

Siéntate en un sitio cómodo e imagínate en ese lugar hipotético convertido en lo que deseabas, en sentido literal o figurado, con ese problema resuelto. Imagina cómo es tu vida en ese «sueño imaginado» y deléitate en esa experiencia.

Después, obsérvate y vive las sensaciones que te ha producido vivir esa vida por un rato y piensa los pasos que hay que dar a continuación para que esas sensaciones no se esfumen. Como dice la psicóloga Cristina Martínez, «no es lo que nos pasa si no lo que hacemos con aquello que nos pasa».

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta