Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
meditacion-beneficios

La meditación tiene grandes beneficios para el beinestar mental y físico./ Imagen: Unsplash.

Meditación

Cómo usar la meditación para ser más feliz y encontrar el equilibrio

Salir de la rueda de hámster es difícil, pero cada vez son más las personas que reivindican la meditación como práctica de profunda calma y proyección. Analizamos sus pilares en busca de felicidad interna.

Por Sara Trueba Rodríguez

13 de marzo de 2023 / 09:45

Se ha comprobado que la meditación no sólo aporta mejoras emocionales. También revierte en el bienestar físico. Aunque hay varios tipos de meditación, y cada uno puede perseguir objetivos distintos, hay una serie de beneficios comunes a cualquier estilo de práctica de meditación:

  • Reduce la ansiedad y el estrés
  • Modifica la manera en la que la persona se enfrenta a la gestión de sus emociones y, por ende, se siente más seguro y tranquilo con cada decisión que toma.

«La meditación me da claridad mental, me ayuda a identificar el ruido y mantenerlo a raya. Es un camino de crecimiento personal en el que merece la pena adentrarse, o al menos intentarlo, porque por un lado da energía y, por otro me hace bajar las revoluciones y salir de la rueda de hámster». Así habla Rosa, periodista comprometida y madre de familia que empezó a meditar para conectar con su yo y salir de las rutinas que le hacían ser muy productiva, perdiéndose entre las obligaciones, compromisos y quehaceres de todos los días.

Rosa no es la única que ha encontrado su salvavidas en la meditación. Numerosos rostros conocidos, desde Jennifer Lopez, Nicle Kidman, Richard Gere o Katy Perry, no han dudado en reconocer y los beneficios que la meditación produce en ellos.

Pero, ¿qué es meditar exactamente? «Para mí meditar es sentarme en silencio conmigo misma a diario. Un tiempo íntimo y de conexión para estar conmigo, escucharme, sentirme y conocerme cada vez más. Una práctica de autocuidado en la que estoy a solas sin hacer nada y que me permite descansar (en el sentido amplio de la palabra) porque durante ese tiempo no debo hacer nada, tan solo estar ahí, quieta y tranquila», cuenta la coach de vida Anna Alfaro. A ella, la meditación (y también el yoga) le cambiaron la vida.

Cómo perder el miedo a la meditación

Todos podemos buscar un lugar tranquilo en casa, cerrar los ojos y concentrarnos en no pensar en nada durante unos minutos. ¿Por qué pensamos que no seremos capaces? «Nos aterra la idea de perder el tiempo, hacerlo mal, no controlar, sentir que no estás haciendo/produciendo o pensar en algo y sentirte mal porque supuestamente no deberías pensar en nada», comenta Alfaro. Sin embargo, ella incide en perderle el miedo: «Cierra los ojos y quédate ahí, respira. Nada más. Ya estás meditando».

  1. Olvida cualquier idea preconcebida sobre cómo debería ser una meditación y no pienses por adelantado cómo deberías sentirte al terminar. «Nadie va a ponerte nota y todas las experiencias están bien».
  2. Quedarse con la mente en blanco no es posible todo el rato, hazte a la idea de que irán llegando pensamientos. No te entretengas en ellos, déjalos pasar.
  3. Muévete si así lo necesitas. «Quizás, si estás en un centro budista te pidan esa quietud, pero si hay algo que te incomoda, es mejor moverse y retomar una postura cómoda antes que estar pensando en la incomodidad que te produce una mala postura», concluye la coach.

Beneficios que ofrece la meditación

La reciente publicación del libro de Simón Bianco Libérate de las emociones negativas (Ediciones Luciérnaga) se centra en una tipología de meditación, la budista, y se sirve de ella como recurso para hablar de la riqueza de la mente. «La felicidad proviene de nuestra mente y nos empeñamos en creer que viene de nuestras «cosas» materiales, fama o relaciones. La felicidad interna es la verdadera», dice Bianco.

Así, el libro reivindica la necesidad de saber qué hacer con nuestras emociones cuando estas llegan, criticando la falta de educación del corazón y  la mente. ¿Qué hacemos con las emociones? ¿Cómo funciona la mente cuando  llega la ira o la tristeza? En este sentido, el libro busca ser una guía, aportando técnicas de meditación para poder lidiar con esas emociones. En definitiva, nos enseña todo lo que podemos ganar con la meditación.

  • Favorece al desapego y nos lleva a no aferrarnos tanto a lo material. El libro de Bianco recae en la meditación analítica como fórmula para analizar la superficialidad y temporalidad que ofrecen los objetos, incitándonos al desapego para conseguir una paz mucho más profunda, que viene de nuestro interior.
  • Nos libera de creencias limitantes.
  • Nos ayuda a mantener la mente en calma mientras practicamos, olvidando los problemas y ayudando a la concentración.
  • Enseña a desarrollar la atención plena. La meditación contemplativa hace hincapié en  observar nuestras emociones y pensamientos con un poco de distancia, no identificándonos con ellos y no juzgándolos y ese es el primer paso (según Bianco) para la gestión emocional.
  • Nos enseña la importancia del agradecimiento. «Buscando emociones negativas no construimos nada; buscando en las emociones y los pensamientos analíticos positivos (compasión y empatía en lugar de odio e ira) cambiaremos la manera en la que nuestro cerebro genera emociones», dice el autor en su libro.
  • Entrena el cerebro y ayuda a dominar la mente.
  • Te ayuda a volver a un ritmo natural, más pausado, menos acelerado, apreciando lo pequeño.

Qué puedes aprender con la meditación sobre la aceptación

Este libro da técnicas desde la perspectiva budista pero profundiza en la compleja psicología del ser humano y se aproxima a ella desde un punto de vista más global. En este sentido, su punto clave es el de la aceptación como elemento fundamental para llegar a esa felicidad interior.

Bianco nos enseña que la aceptación no es conformismo. Dar un espacio a la aceptación «no significa que no podamos mejorar o aspirar a más. Al contrario, si aceptamos cómo son las cosas en el presente, nos sentiremos más libres para mejorar nuestra condición actual». Así, las personas que llegan a la aceptación plena son «más tranquilas y afables, se adaptan mejor a las circunstancias y las encajan mejor». Nunca controlaremos la realidad, por eso, cuando se medita, la ecuanimidad no consiste en pensar para aceptar si no en dejar que todo sea como es, sin impedirlo ni involucrarnos.

Ayúdate con una meditación guiada

Las meditaciones guiadas suelen ser de gran ayuda para comenzar de cero. La lectura de libros sobre meditación y mindfulness ofrecen a menudo un paso a paso interesante que aterriza el punto de partida. Te enseña a empezar y aportan pautas  para incorporarla a la rutina diaria.

Anna Alfaro nos brinda una serie de recomendaciones para comenzar: «Empecemos eligiendo un tiempo que sea factible y realista. No tiene sentido querer meditar 20 minutos el primer día. En cambio, 5 o 10 minutos pueden ser poderosos si son de verdad intensos. Elige el tipo de meditación que va contigo, crea un espacio físico e íntimo para practicarlo y se persistente en la práctica a diario para convertirlo en hábito. Haz tuyo ese momento y con el tiempo irás sintiendo los beneficios».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta