Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

¿Estás al borde de la ruptura? Asegúrate de que tu ‘saldo emocional’ sea positivo

 Fernando Rodríguez del Amo

Fernando Rodríguez del Amo

Psicólogo, sexólogo y terapeuta especialista en relaciones

Todas relación, ya sea de amistad o de pareja, tiene un desgaste que puede acabar en ruptura. Establecer un saldo favorable de emociones positivas frente a las negativas es una forma de salvaguardarla.

3 de mayo de 2024 / 12:04

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que en España, cada año, se producen más de 85.000 divorcios. Pueden parecer muchos, pero las separaciones y las rupturas de pareja multiplican por diez esa cifra.

Aunque hay otra estadística, no oficial pero mucho más esperanzadora, que dice que cuando surgen las diferencias en la pareja, siete de cada diez son capaces de resolverlas y evitar la ruptura.

Estas dos cifras, leídas a la vez, nos llevan a hacernos la gran pregunta: ¿por qué unas parejas se acaban y otras no?

En un famoso estudio sobre longevidad, los investigadores descubrieron que la capacidad de amar y ser amado es la fortaleza individual que se relaciona más claramente con la felicidad y la longevidad: querer a alguien y ser querido por él o ella alarga la vida casi cuatro años.

En este camino de salud a través del amor hay algunas ‘piedras’ que pueden resultar difíciles de sortear, especialmente cuando compartimos muchísimo tiempo con nuestra pareja. En palabras del psicólogo especialista en relaciones John Gottman, esos jinetes del apocalipsis que acaban con la ruptura de las relaciones son cuatro: la crítica, el desprecio, el control y estar de morros sin hablarse.

Cuando nos topamos con esas ‘piedras’ y surgen las crisis, los dos miembros de la pareja elaboran de forma subconsciente una ‘contabilidad afectiva’ de la relación. Es decir hacen balance y se autopreguntan tres cuestiones fundamentales: ¿soy yo mismo en esta relación?, ¿imagino a mi pareja en la foto de mi futuro? y, por último, ¿satisface mis necesidades afectivas y sexuales?

Si las cuentas no salen en solo uno de estos elementos, la pareja resolverá sus conflictos; si se tambalea en dos aspectos, entrará en crisis con posibilidades de reencuentro; si la respuesta es no a las tres preguntas, la relación está en bancarrota y la ruptura se asoma en el horizonte.

Para superar y prevenir crisis de pareja hay dos palabras clave: perdón y gracias. El perdón es necesario para transformar las emociones negativas de rencor o rabia (las parejas felices prefieren confiar en el otro en lugar de encerrarse en el resentimiento). Y, por otro lado, mostrarse agradecidos y valorar los logros de nuestra pareja con un auténtico interés es el ingrediente más importante que determina el destino de la relación.

Juegos de pareja para mejorar la relación y evitar la ruptura

Si crees que tu relación está en un punto muerto o al borde la ruptur y quieres mejorarla, prueba con estas seis estrategias:

  1. El abrazo escrito. Redacta una carta de agradecimiento dirigida a tu pareja subrayando la influencia positiva que tiene en tu vida.
  2. Anota los pros de tu pareja. Apunta en una agenda los detalles agradables del otro, incluidos los buenos recuerdos que evoca.
  3. Practica la escucha activa con el juego 5’+5’. Los primeros cinco minutos hablará uno de vosotros –sin ser interrumpido– de sus triunfos, sus retos, sus sueños… Luego le toca al otro.
  4. Contagia tu risa. ¿Tú que prefieres: tener razón o ser feliz? Cuando reímos con la pareja nos sincronizamos modulando la risa.
  5. Cuida los pequeños detalles. Caminar uno al lado del otro, darse un abrazo al volver del trabajo, decir te quiero y que tengas un buen día todas las mañanas, darse las buenas noches independientemente del humor… Todos esos pequeños detalles juegan a favor de mantener la estabilidad en la pareja.
  6. Sexo divertido. Juega al tonteo: las cosquillas, los pellizquitos, los juegos de palabras…

Ten en cuenta la ratio de Losada

El psicólogo y matemático Marcial Losada, ha establecido un ratio emocional óptimo que evalúa el número de frases positivas frente al número de frases negativas que se necesitan en cualquier relación para que prospere. El porcentaje óptimo, según Losada, tiene que situarse por encima de 2,9013 (casi tres frases o emociones positivas por cada una negativa).

Cuado la ratio está por encima de esa cifra, nuestro bienestar y rendimiento aumentan (resilencia, creatividad, eficiencia, innovación, empatía…); es decir, se florece. Por debajo, se languidece.

Los especialistas aseguran  que los mejores resultados a los que  que podemos aspirar como personas, pareja o como equipos se encuentran cuando nuestro índice de positividad/negatividad está en o por encima de 3:1.

Marcial Losada, junto a Barbara Fredrickson, establecieron, en base a su investigación, que el 80% de las personas está por debajo del 3:1, con una media de 2:1 ( y en casos patológicos coma la depresión, 1: 1).

En el caso de las relaciones parejas, estar por debajo de una ratio 2:1 presagia una posibilidad de ruptura; pero estar por encima tampoco es bueno, porque significa evitación de conflictos.

Como con todo, aumentar el ratio positivo es posible, pero requiere esfuerzo y constancia para generar nuevos hábitos. Y solo con eso reduciremos las posibilidades de ruptura.

En este sentido, el que fuera profesor, consultor de organizaciones, escritor y experto en relaciones familiares Stephen Covey, en su libro ‘Los siete hábitos de las personas altamente efectivas’  planteaba una metáfora: la ‘cuenta bancaria emocional’. Un símil que se puede aplicar a la gestión personal de uno mismo y a la relación de pareja.

Covey imagina las relaciones como una especie de cuenta bancaria en la que se utiliza, en lugar de dinero, la calidad y cantidad de las emociones. Como en el banco, podemos sacar según nuestra disponibilidad (se daría cuando vivimos emociones negativas) e ingresar (tener emociones positivas).

Si tenemos un historial sólido (según el ratio de Losada, emociones positivas acumuladas en el depósito superior en 3:1 de las negativas que podamos vivir) seguramente el banco nos concederá un buen crédito, incluso un descubierto, pero ¿qué pasa si comenzamos a sacar sin ingresar? ¿ Y si llegamos a números rojos?

La solución la podemos deducir por nosotros mismos: debemos reducir al mínimo las retiradas de fondos (las emociones negativas) y aumentar los ingresos (emociones positivas), ya que lo que se pierde o se incrementa es el bienestar, en la relación con uno mismo y con los demás.

Fernando Rodríguez del Amo Psicólogo clínico y sexólogo, Rodríguez del Amo es especialista en relaciones de pareja, detección de los patrones destructivos que conducen a su deterioro y coach experto en pautas, ejercicios y negociaciones para romper las barreras que bloquean la relación.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Otros temas de Mente

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta