Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X

Después de pasar tanto tiempo juntos, se multiplican los divorcios./ Imagen: D.R. (Divorce).

Salud mental

Por qué te quieres divorciar de tu pareja después de vacaciones

Las vacaciones, a pesar de traer calma y relajación, también pueden ser el detonante que haga estallar tu relación y, en la mayoría de los casos, no lo verás venir.

Por Michelle Avís Melgosa

11 de septiembre de 2023 / 17:42

Dicen que el «roce hace el cariño», pero en el caso de las relaciones de pareja no es de extrañar que se produzca justo el efecto contrario. Después de las vacaciones muchas parejas deciden poner fin a su matrimonio y el detonante, paradójicamente, es el gran tiempo que han pasado juntos. «Eso hace que se genere una sobreexposición donde las dificultades que tenía la pareja se acentúen», explica Sebastián Girona, psicólogo especializado en vínculos y autor del libro No te aguanto más (ed. Urano).

Ese tiempo que le dedicabas a la jornada laboral pasa a estar enfocado en hacer planes juntos o conocerse mejor y cuando hay problemas a las espaldas, el divorcio puede llegar a ser inevitable. Estas son algunas de las razones por las que llegamos a este extremo tan drástico y los consejos del psicólogo Girona para ser capaz de evitarlo.

¿Por qué te quieres divorciar después de las vacaciones?

«Durante las vacaciones compartimos mayor cantidad de horas juntos, en general, bastante más que durante el año regular. Esa sobreexposición de la pareja durante este período puede hacerle bien o mal. Y si la relación ya presentaba dificultades, las vacaciones pueden terminar de hacerla caer», asegura el psicólogo.

TE PUEDE INTERESAR

La realidad es que discutir cuando pasamos más tiempo juntos es inevitable pero, ¿cuándo un divorcio no se puede evitar? Según afirma Girona, «una separación es inevitable cuando se produce una distancia emocional que se vuelve irreversible. Cuando la pareja deja de entender el diálogo como una herramienta fundamental, cuando se dan cuenta que los problemas que tienen son problemas graves y no sencillos, cuando hacen demasiadas cosas por separado, cuando no existe un «nosotros» y solo un «tú» y «yo», y cuando se siente soledad a pesar de estar en pareja, una separación se vuelve inevitable».

La importancia del entorno

En medio de esta situación tan delicada, el entorno entra en juego y se vuelve más importante de lo que puedes imaginar. Incluso, puede llegar a ser algo venenoso para la relación. En el libro El divorcio que nos une (ed. Plataforma Actual), escrito por Eva Bach, pedagoga, maestra y conferenciante; y Cecilia Martí, maestra, orientadora y mediadora familiar, se recoge que «los enemigos de la separación son la familia, los amigos y los abogados«.

«Comunicarles la decisión de separarse a sus padres es un momento muy complicado para algunas parejas. Los hay que reaccionan bien y apoyan a su hijo/a y tratan de mantenerse en un segundo plano, pero también los hay que se erigen en jueves y parte, malmeten, chismorrean y empeoran las cosas», describe el libro.

OTROS TEMAS WELIFE

La presión familiar es mucho más influyente de lo que pensamos y lo vemos en nuestro alrededor y en la cultura que consumimos. Son muchas las películas, series o libros en los que vemos reflejados cómo los padres pueden influir en las decisiones matrimoniales de sus hijos. Un ejemplo de ello es la novela de Charo Lagares, Sevillana (ed. Lumen). En ella se ve cómo tres generaciones de mujeres afrontan una relación tumultuosa con el dinero, el amor o las convenciones sociales. Una de sus tramas es el matrimonio a una edad temprana, algo de lo que una de las protagonistas da a entender que se arrepiente y teme que su hija cometa el mismo error, aunque no hace nada para evitarlo.

Cómo evitar el divorcio

En cuanto al divorcio, ¿se puede hacer algo para no llegar al límite de tomar esa decisión? «Lo mejor es hacer las cosas a tiempo, previamente», asegura Girona. Para ello, lo ideal es «detectar alarmas a tiempo para poder trabajar en ellas. Es como en la salud, cuanto más temprano se aborde mayor margen de maniobra habrá», añade.

Qué pasa después del divorcio

Mantener la calma y tener paciencia después de dar el paso es fundamental. «Un divorcio es un proceso que puede ser largo de acuerdo a lo que se haya construido en el vínculo. Por eso, va a llevar tiempo y etapas diferentes. Además un divorcio conlleva un duelo y ese duelo tiene distintas etapas. Lo ideal sería transitar cada etapa sin apurarse y vivirlo con aceptación. Hay que entender que aunque yo quiera que dure menos, durará lo que tenga que durar», explica Girona.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta