X
El agua del grifo es saludable, pero puede contener algunas sustancias tóxicas

¿Qué tipo de agua es más saludable? / Unsplash

Sostenibilidad

¿Agua filtrada, embotellada o del grifo? ¿Cuál es más sana?

Cada vez hay más preocupación entre la población por beber agua de calidad. Los expertos nos ayudan a despejar la eterna duda sobre qué tipo de agua es más saludable.

Por Tamara Izquierdo

24 de abril de 2022 / 10:34

Cuidarse y mantener una buena salud se ha convertido en un objetivo primordial, sobre todo después de vivir una pandemia. Beber agua es un gesto básico diario para conservar hidratado el organismo y que pueda funcionar de forma óptima. Pero ¿cuál es el agua que mejor cuida de nuestra salud? Los expertos nos dan las claves para poder saber si es más saludable beber agua del grifo, filtrada o embotellada.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿El agua del grifo contiene sustancias nocivas para la salud?

La calidad del agua que llega a cada casa es diferente según las zonas. Esto lo puedes comprobar consultando los datos oficiales públicos o pidiendo un estudio de calidad en el ayuntamiento. Pero, en general, aunque el agua del grifo es un agua que ha sido depurada, cuenta con sustancias que no han podido ser eliminadas.

La Dra. Isabel Belaustegui, médico especialista en anatomía patológica, explica que “las plantas de tratamiento de agua no pueden filtrar todas las toxinas que contiene. Desde el gel de baño hasta la cafeína sin metabolizar de nuestro café matutino pueden acabar en las aguas. A esto se suman numerosas sustancias químicas agrícolas, medicamentos y toxinas producidas por bacterias (como las microcistinas, por ejemplo, que son toxinas nerviosas producidas por cianobacterias de agua dulce)”.

Con respecto a las sustancias que puede contener el agua del grifo, Jaime Bastos, CEO de Doctor Agua, añade que “la calidad del agua que llega a casa no es la mejor porque, entre otras cosas, las gestoras de agua le echan cloro y, para poblaciones superiores a 30 mil habitantes, por ley, le añaden flúor. En el camino que recorre desde la depuradora hasta el grifo de casa va recogiendo sustancias, y según qué zonas, el agua puede tener partículas en suspensión, fenoles, nitratos, pesticidas, bactericidas… Incluso medicamentos y hormonas porque la explotación masiva de ganadería y agricultura acaba en los acuíferos”. 

Nos queda claro que el agua que sale de nuestros grifos quizás no sea la mejor que podamos ingerir. ¿Entonces, cuál deberíamos elegir?

¿Sería una buena opción saludable beber agua embotellada?

Vale, el agua del grifo contiene toxinas que las plantas depuradoras no pueden filtrar. Pero entonces ¿sería mejor beber agua del grifo o agua embotellada? El agua embotellada tiene algunos contras, y no solo por la huella de carbono que producen sus fábricas y su transporte y que impacta negativamente en el entorno. Jaime Bastos, de Doctor Agua, explica que “el agua embotellada tiene razón de ser porque mejora, en principio, la calidad del agua que llega a casa, pero la botella de plástico es costosa. Además, aunque el envase de plástico, el PET, sea libre de bisfenol tiene muchos aditivos que hacen que la botella de plástico no sea del todo saludable. Aunque el agua que contienen suele tener un origen muy bueno, de manantiales reconocidos, al envasarla en una botella de plástico perdería calidad”.

La Dra. Belaustegui está de acuerdo con esta afirmación y apunta que “el agua embotellada es una alternativa pero no la idónea debido al efecto nocivo de los plásticos. El plástico no es una sustancia inerte, como el vidrio. Contiene sustancias químicas como el bisfenol A (BPA) y los ftalatos, que imitan las hormonas del cuerpo. Estas sustancias químicas se pueden filtrar del contenedor de plástico al continente, contaminando el alimento o la bebida de su interior”.

Resumiendo: las botellas de agua, además de tener un gran impacto medioambiental en su producción y transporte, perjudicarían a nuestra salud al pasar al agua sustancias nocivas presentes en el plástico. La mejor opción, si te decantas por el agua embotellada, sería adquirir agua mineral de calidad envasada en vidrio o cristal. Pero hoy en día sigue siendo una alternativa económicamente más cara y menos sostenible.

Y ¿qué ocurre entonces con el agua filtrada?

¿Sería una solución más saludable y sostenible filtrar el agua? Jaime Bastos nos cuenta que “el agua que nos llega a casa es de bastante buena calidad pero si le pones al grifo un buen filtro consigues tener un agua sin sustancias dañinas pero manteniendo las sales minerales, con lo cual, estarías tomando un agua muy parecida a la del arroyo de una montaña”. Parece que estamos ante la combinación ganadora.

Ahora nos asalta otra duda ¿y qué tipo de filtros serían los más adecuados? En Doctor Agua cuentan con los afamados filtros Doulton que puedes instalar en dos minutos en casa y prometen filtrar hasta el 99,99% de las partículas. Puedes elegir colocarlos sobre la encimera, escoger un sistema de filtro bajo encimera o bien optar por un sistema de filtración por gravedad, que no requeriría conectarlo a ningún grifo o tubería de agua de red, por lo que se puede usar prácticamente en cualquier lugar. Una opción fácil y nómada a tener en cuenta.

Seguro que también estás pensando en las famosas jarras con filtro pero, las que están fabricadas con plástico no serían la mejor opción por el mismo motivo que el agua embotellada.

¿Existen filtros más complejos?

Sí, existen filtros que requieren instalación por un profesional y filtros médicos enfocados a personas vulnerables y enfermas. Podemos decantarnos por filtros como los de ósmosis inversa, pero esto supondría un mayor desembolso y una instalación más compleja. “El mejor sistema que podéis utilizar en casa es el filtro de ósmosis inversa, que puede eliminar el cloro, las bacterias y los componentes inorgánicos del agua. Una de sus desventajas es que necesita de limpieza frecuente para evitar el crecimiento bacteriano de los depósitos y otra es el gasto que conlleva, ya que podéis necesitar de la ayuda de un fontanero para instalarlo” explica la doctora Belaustegui.

Para casos más específicos, también existen algunos filtros de agua con un enfoque médico dirigidos a personas inmunodeprimidas e indicado para pacientes oncológicos, diabéticos, para limpieza de heridas y para bebés, como Pretty Tap Medical de Pretty Water. Este filtro con membrana médica proporciona un agua higiénicamente segura y libre del 100% de patógenos transportados por el agua.

Con todos estos datos ya nos queda más claro qué tipo de agua sería la más saludable. ¿Agua del grifo, filtrada o embotellada? Según los expertos parece que la de grifo filtrada sería la que se alzaría con el título a la de agua más saludable y sostenible. Ahora solo nos queda elegir el filtrado que mejor se adapte a nuestro hogar.

Temas

NutriciónVida Saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Sostenibilidad

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Sostenibilidad

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible