X

@diana.grytsku @freepik

NUTRICIÓN

Los 6 mejores alimentos para prevenir el cáncer de mama y llevar una dieta saludable

El Día Mundial del Cáncer de Mama recordamos por qué una buena alimentación es fundamental para prevenir y superar la enfermedad.

Por Andrea Verdejo

19 de octubre de 2021 / 00:00

Aunque se ha avanzado mucho respecto al cáncer de mama y la tasa de supervivencia en las pacientes ya alcanza el 80%, la lucha continúa y todo esfuerzo es poco para conseguir acabar con la enfermedad. Hoy, 19 de octubre, Día Mundial del Cáncer de Mama, queremos reivindicar la importancia de una alimentación saludable en la prevención y la superación del cáncer. Asimismo, es importante empezar a hacerse pruebas diagnósticas como mamografías antes de que llegue la menopausia con el fin de adelantarse a posibles riesgos futuros.

El cáncer de mama es, desgraciadamente, el tipo de cáncer más frecuente (33.000 casos anuales en nuestro país) y «se estima que en España 1 de cada 10 mujeres puedan padecerlo en algún momento», explican los datos obtenidos por la Fundación Cris Contra el Cáncer.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter para recibir todas las novedades para tu cuidado y bienestar.

La investigación y la prevención de la enfermedad son cruciales para reducir el número de casos y, aunque existen factores de riesgo del cáncer de mama que no pueden evitarse (antecedentes familiares, edad avanzada, cierto tipo de genes…), sí hay algo que todas podemos hacer para reducir las probabilidades de sufrirlo: mantenernos físicamente activas, no fumar y beber alcohol y llevar una alimentación saludable, es decir, evitar tener sobrepeso especialmente si se está atravesado la menopausia.

Además, si ya se está padeciendo cáncer de mama, aumentar mucho de peso durante el tratamiento o después de este puede incrementar tanto el riesgo de que regrese el cáncer de mama como de tener otros tipos de cáncer, según las investigaciones del Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

6 alimentos que ayudan a prevenir el cáncer de mama

Por suerte, se ha descubierto que la dieta mediterránea puede reducir en un 30% la probabilidad de sufrir cáncer de mama según un estudio realizado en 2018 por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III. Esta se compone de alimentos con los que los españoles estamos muy familiarizados y son muy sencillos de incorporar a nuestras comidas.

  • Aceite de oliva virgen extra. Es muy importante que el aceite de oliva que consumimos sea virgen extra porque lo que nos interesa de este son los fenoles (compuestos antioxidantes). También se ha de tener en cuenta que hay que consumirlo con moderación, pues el aceite tiene un gran aporte calórico. Además, debe comerse crudo –por ejemplo, como aliño de ensaladas–.
  • El brócoli ayuda a eliminar sustancias tóxicas de nuestro cuerpo al ser rico en sulforafano y otros componentes que «pueden detener el proceso de proliferación celular en las etapas iniciales del cáncer de mama». Este alimento es capaz de reducir a la mitad el riesgo de este tipo de tumor.
  • Legumbres. El aporte de fibra, sobre todo si se consume desde una edad temprana, puede prevenir este tumor. Además, «reducen la absorción intestinal de la glucosa y evita los picos de azúcar en sangre». Esto es importante ya que la glucosa genera insulina y esta estimula la producción de estrógenos de los ovarios, lo que aumenta las posibilidades de padecer cáncer de mama.
  • Yogur. A pesar de que existe el mito de que el consumo de lácteos es perjudicial en pacientes con cáncer de mama, lo cierto es que «ciertos componentes de la leche, como el calcio, la vitamina D y la lactoferrina, podrían tener un efecto anticancerígeno y disminuir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer (como el de mama y el de intestino)», explica la doctora Irene López, de Nutricia.
  • Frutas, como la manzana y la granada. Los polifenoles que se encuentran sobre todo en la piel de la manzana roja y los antioxidantes de la granada (que protegen a las células del daño de los radicales libres) podrían ayudar a impedir la proliferación de células tumorales. Lo mismo sucede con los frutos rojos, que contienen ácido elágico.
  • Alimentos antiinflamatorios. Cúrcuma, nueces, jengibre, salmón… todos ellos impiden que las células malignas proliferes. Por el contrario, otros alimentos como el azúcar, el alcohol y la carne procesada, entre otros, las favorecen.

Temas

NutriciónVida Saludable

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Alimentación