Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
desayuno-buenos-habitos-sibo

Comer despacio evita el SIBO. Foto. Wildfox

Alimentación

Comer despacio y dormir bien, los dos hábitos que evitan el SIBO, el síndrome digestivo del que habla todo el mundo

El SIBO puede ser una de las consecuencias de los hábitos poco saludables que practicas en tu día a día. Descubre qué es exactamente y cómo combatirlo, según los expertos.

Por Michelle Avís Melgosa

31 de julio de 2023 / 06:54

¿Tienes hinchazón abdominal, dolor o gases después de cada comida? Si te pasa siempre, podrías estar ante los síntomas del SIBO. Estas son las siglas en inglés de Small Intestinal Bacterial Overgrowth, «un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado que provoca una cantidad anormal de bacterias y causa unos síntomas gastrointestinales», explica la doctora Juana Coronado, del equipo médico de la clínica Mira Cueto.

«El tracto gastrointestinal tiene una población bacteriana abundante que está en mayor parte en el colon (intestino grueso) y no tanto en el intestino delgado. Existen unos mecanismos para evitar el aumento del número de bacterias en el intestino delgado. El más importante es el peristaltismo intestinal, que es el movimiento del intestino, pero también lo evitan el ácido gástrico, el sistema inmune o las enzimas del páncreas», asegura Coronado. Pero, ¿sabes cómo reconocer los síntomas del SIBO, qué puedes hacer para evitarlo y, en caso de que lo tengas, cómo combatirlo? Estas son todas las claves que debes tener en  cuenta en relación a esta afección.

Cuáles son los síntomas del SIBO

Este desequilibrio microbiano puede desencadenar numerosos síntomas que varían mucho dependiendo de cada caso. Eso sí, todos ellos muy molestos y desagradables. Algunos, según explica la doctora Coronado, son: «Hinchazón abdominal, distensión, eructos, dispepsia, indigestión, gases, diarrea, dolor y disminución de absorción de nutrientes generando una disminución de peso».

TE PUEDE INTERESAR

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos síntomas «por sí solos no son suficientes para determinar un diagnóstico de SIBO, hay que realizar pruebas diagnósticas como el aspirado duodenal con cultivo microbiano y la prueba del aliento«, explica la doctora.

Qué podemos hacer para evitarlo

Evitar el SIBO es posible si evitas ciertas prácticas, como consumir medicamentos que retrasen el tránsito intestinal. Sin embargo, hay un grupo de personas que deben tener especial cuidado con estos desequilibrios ya que, por su condición de salud, son más propensas a tenerlo: los diabéticos.

«La prevención es especialmente interesante en las personas con factores predisponentes como la diabetes, fármacos como el omeprazol, cirugía abdominal, enfermedad inflamatoria intestinal, estrés o edad avanzada. En general, debemos evitar medicamentos que retrasen el tránsito intestinal, reducir el uso de medicamentos que inhiban la bomba de protones como el omeprazol, opioides, controlar los niveles de glucosa, gestionar el estrés y realizar una dieta baja en azúcares», recomienda Coronado.

Cómo combatir el SIBO

El objetivo del tratamiento, como explica Coronado, «es controlar los síntomas y erradicar el aumento del crecimiento bacteriano». Y para ello, hay que acudir a un especialista que decida el tratamiento adecuado.

OTROS TEMAS WELIFE

«Se utilizan los antibióticos como ciprofloxacino, norfloxacino, metronidazol y rifaximina», explica la doctora, y añade que, «en ocasiones, a pesar de tratar con antibióticos, no desaparecen los síntomas por resistencias de las bacterias a los antibióticos o porque no se tienen en cuenta las condiciones predisponentes al SIBO, como son alteraciones del movimiento intestinal, enfermedades como la diabetes, utilización de medicamentos como el omeprazol, cirugías abdominales etc». Coronado también aclara que «el enfoque del tratamiento tiene que ser muy global incluyendo la erradicación de bacterias, el tratamiento de condiciones predisponentes y la prevención de SIBO».

Además, «según estudios clínicos los probióticos pueden ayudar en la resolución del SIBO y no tanto en la prevención, pero los resultados son controvertidos. Ante todo, es importante tener un buen estilo de vida; controlar la alimentación, que debe ser baja en azúcares; gestionar el estrés; evitar comer con ansiedad, que agrava los síntomas; dormir bien; y moverse realizando ejercicio para estimular el movimiento intestinal», concluye.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta