Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS ¿Son preocupantes los lapsus de memoria? Qué hacer cuando se te olvida algo (y lo tienes en la punta de la lengua)

X
La nutricionista Gabriela Uriarte

Alimentación

Gabriela Uriarte, la nutricionista gurú de Instagram: “Confundimos cuidarnos con ponernos a dieta estricta”

Casi 300.000 personas siguen los tips y recetas que publica en @gu_nutricion. En esta entrevista, la nutricionista insiste en la importancia de hacer las paces con la comida, también en verano.

Por Cristina Martín Frutos

30 de junio de 2023 / 10:37

Comidas a deshoras, aperitivos eternos en la playa, cenas copiosas, helados, alcohol… El verano, especialmente cuando estamos de vacaciones, no es precisamente sinónimo de comer bien. Pero, ¿qué significa realmente comer bien? La pregunta la lanza la dietista y nutricionista Gabriela Uriarte. Autora de Sin dieta para siempre y Hacer dieta engorda (ed.Vergara), Uriarte, que cuenta con casi 300.000 seguidores en Instagram (@gu_nutricion), defiende que solo se puede hablar de alimentación más o menos nutritiva o saludable.

Pese a todo, cuando se acercan estas fechas -y por mucho que el lenguaje cambie poco a poco- mucha gente sigue pensando en la famosa operación bikini. Por un lado, están quienes se ponen a dieta estricta unas semanas con el único objetivo de perder un par de kilos. Por otro, los que, pensando en el peso que cogerán durante el descanso estival (se calcula que el 80% de los españoles engorda en estas fechas entre dos y tres kilos), quieren compensar la báscula.

La dieta no es la solución, es el problema

No es fácil saber cuántos españoles se ponen “a plan” cuando el verano está en el horizonte. Algunas encuestas, como la que hizo Acierto.com en 2021, indican que hasta cinco millones empiezan un régimen en las fechas preestivales. Otra, más preocupante por la edad de los participantes, arroja el dato de que casi el 19% de los jóvenes de entre 15 y 29 años declara hacer dieta en algún momento del año (III Barómetro Juvenil Salud y Bienestar)

En su consulta, Gabriela Uriarte también se encuentra con muchos casos así. Mujeres y hombres de diferentes edades que deciden limitar su alimentación con el principal propósito de perder peso. Para todos ellos, la nutricionista tiene un mensaje claro: las dietas no son la solución. Son el problema. Y, por si fuera poco, engordan.

Puede sonar a tópico, pero la idea de la operación bikini y de ponerse a dieta justo antes de vacaciones sigue muy extendida. ¿Qué le dirías a quienes se lo están planteando o, incluso, siguiendo ya algún régimen?

Para empezar, ponerse a dieta, entendido como seguir normas alimentarias y prohibiciones, es el principal factor de riesgo para desarrollar una conducta alimentaria disfuncional y un TCA (trastorno de la conducta alimentaria). Además, no existe ninguna dieta que haya conseguido demostrar que las personas que pierden peso con ella sean capaces de mantenerlo a la larga.

¿Tiene sentido preocuparnos de lo que comemos o no comemos únicamente en ciertas fechas, como ahora cuando llega el verano?

No, y por muchos motivos. Pero el principal es que confundimos cuidarnos con ponernos a dieta estricta. Evitar ciertos grupos de alimentos no es ni será saludable ni sostenible en el tiempo. Por mucho que haga perder peso.

Pero, ¿podrías recomendarnos algún cambio sencillo que, al menos, nos haga sentirnos mejor?

En realidad, se trata de invertir nuestro tiempo y recursos en hacer cosas que nos hagan sentir bien, por definición, al hacerlas. Qué diferente es comerse una ensalada porque disfrutas comiéndola que porque es lo que «tienes» que hacer para adelgazar. En el primer supuesto hablamos de autocuidado y de disfrutar. En el segundo, un castigo que provoca sentimientos negativos.

Un plato veraniego, fácil, colorido y saludable./ Imagen: Pexels.

Si hablamos de perder algo de grasa corporal, ¿se podría lograr en tan poco tiempo?

Perder y ganar grasa no es un proceso brusco. Lleva su tiempo, pero insisto, lo fundamental es olvidarse de las dietas y buscar lo intuitivo y basarlo en el autocuidado.

Otra idea muy extendida es que si comes saludable, adelgazas. ¿Es importante dejar de pensar que la alimentación puede llevarnos a un cambio físico total?

Hay que liberarnos del lastre de la idea social de que ser delgado es ser mejor. Vivimos en una sociedad gordófoba y de cultura de la dieta, en la que presuponemos la personalidad, el estilo de vida y la salud de una persona por su figura.

Pongo un ejemplo: a una persona normativa que toma comida rápida la envidiamos porque puede comer lo que quiera y no engordar. La envidiamos, no nos preocupamos por su salud. En cambio, si alguien con un cuerpo grande o gordo lo hace, le decimos cosas tipo, «debes cambiar tu alimentación, te lo digo por tu salud». Si solo te preocupa la salud de las personas grandes, no es preocupación por la salud es gordofobia.

¿Hay algún modo de combatir esa idea?

Dejar de anhelar perder peso en una sociedad que ensalza y premia al cuerpo delgado es muy complicado. Pero podemos invertir el tiempo en trabajar la aceptación, y ser conscientes de esto para ser más libres, vivir sin tanto lastre. Se trata de comer frutas y verduras no porque quieres adelgazar, sino porque te hace sentir bien; independientemente del resultado en tu figura.

Desde tu experiencia en consulta, ¿qué otro mito o falsa creencia está más extendido al hablar de alimentación?

La pobre fruta se lleva todos los golpes. Que si la fruta engorda, hay que tomarla antes de comer… Cuando la fruta es fundamental y maravillosa para preservar y conseguir una buena salud.

En tus libros, desde tu cuenta de Instagram o en tus podcasts insistes en que las dietas -en el sentido más popular de la palabra- no sirven de nada. Incluso son perjudiciales. ¿Por qué?

Porque que te prohíbas algo no quiere decir que no te apetezca. De hecho, se da una paradoja: aquello que nos prohibimos se nos vuelve irrenunciable. Si en la dieta me quito de comer chocolate y, de repente, me apetece, puedo ignorar el deseo, pero tarde o temprano sucumbiré y, además, lo consumiré con sensación de pérdida de control y el malestar consiguiente. Es importante cambiar el enfoque. Si en casa no tienes chocolate porque «no puedes comer sólo un trocito», debería hacerte sospechar que tu relación con la comida no es adecuada.

Hasta qué punto es importante aprender -o reaprender- a cocinar para comer sano

Es importante aprender a organizarte. Y, después, tener unos conocimientos básicos en cocina, no tienes que ser un chef con estrellas Michelin. Complicamos la salud, y no debería ser así.

Por último, ¿cómo se puede trasladar un estilo de vida sostenible a nuestros platos?

Sabemos que cuanto más vegetal es la dieta, más sostenible es. Y esto es una idea fundamental. No hace falta ser vegetariano estricto, con tener conciencia de sostenibilidad y hacer una mejor elección en la compra (tomar más legumbre y menos alimento de origen animal, por ejemplo) puede ser fundamental para el planeta.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

VapeadoresDejar de picar entre horasLas deportivas más cómodasYoga a cualquier edadSuelo pélvico

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta