Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
Julia Roberts en la película Come, Reza, Ama

Julia Roberts en la película Come, Reza, Ama.

Alimentación

Así es como influye el estrés en tu peso, según los expertos

El estrés también engorda, pero es algo que puedes aprender a controlar si sabes reconocer cómo influye en tu cuerpo e introduces algunos hábitos saludables.

Por Michelle Avís Melgosa

27 de marzo de 2023 / 18:20

Está claro que el estrés y la forma de alimentarnos están relacionados. Al atravesar una etapa de tensión emocional, la alimentación es uno de los aspectos que más alterado se ve, y no precisamente para bien. Más de una vez habrás oído expresiones como «los nervios me abren el apetito» o «cuando estoy estresado, se me hace un nudo en el estómago», esto se debe a que todas nuestras funciones vitales están interconectadas. Pero, ¿sabes realmente cómo influye el estrés en tu peso? Laura Rojas, dietista, nutricionista y tecnóloga alimentaria, nos explica cómo el estrés puede estar impidiendo que consigas un peso saludable en su libro ¿Por qué no pierdo peso? (Si hago dieta y ejercicio).

Hacer ejercicio y cumplir una dieta sana, a veces, no es suficiente a la hora de conseguir tu peso ideal. Existen muchos aspectos que pueden estar influyendo negativamente en tu cuerpo como la microbiota, también la higiene del sueño, la falta de vitaminas o el estrés. Y en este último caso hay que poner especial atención para saber identificarlo y poder poner una solución a tiempo.

Cómo actúa el estrés en tu alimentación

En primer lugar, debes reconocer qué tipo de estrés tienes. Según explica el libro de Laura Rojas, «si tu estrés es puntual, lo habitual es no tener apetito». Esto normalmente se debe a que tu cuerpo hace frente a los síntomas que le genera esta situación, por lo que la necesidad de alimentarse pasa a un segundo plano.

Por el contrario, «si tu estrés es prolongado, prepara la nevera», avisa Rojas. Cuando atraviesas una etapa estresante durante mucho tiempo tu cuerpo intenta contrarrestar el estrés liberando su famosa hormona: el cortisol. Además de desatarte efectos no deseados, también hace que te aumenten las ganas de comer.

«Cuando el cuerpo sufre un estrés prolongado, los niveles de azúcar que tenemos en sangre no se recuperan tan fácilmente. Esto se debe a que nuestro cuerpo está en modo lucha», explica la nutricionista. Es aquí cuando nuestras glándulas suprarrenales segregan cortisol y este provoca que los niveles de azúcar en la sangre aumenten para proporcionar energía a los músculos y superar esa situación que nos amenaza. Es decir, al aumentar la insulina, también se genera un incremento del apetito, y el deseo por los alimentos poco saludables y altamente calóricos es mayor, lo que se traduce en un aumento de peso.

Además de este desequilibrio nutricional, «el estrés también puede desencadenar en irritabilidad, cansancio, fatiga o problemas digestivos», asegura la experta. Incluso, también pueden desarrollarse problemas de memoria y concentración, aumento del colesterol y disminución de las defensas.

Otra forma de reconocer si el estrés está influyendo en tu peso es aprendiendo a reconocer si comes por hambre o por apetito. «El hambre es ese instinto de supervivencia que nos impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere y el apetito es la sensación de querer comer bajo la influencia de aspectos psicológicos«, diferencia Rojas en su libro.

Cómo cuidar tu alimentación cuando tienes estrés

La buena noticia es que el apetito se puede controlar. Para ello, la nutricionista recomienda elaborar un menú semanal, no saltarte ninguna de las comidas principales o comer con frecuencia y pequeñas cantidades. Pero, además de adoptar todas estos hábitos alimenticios, también puedes ayudarte de remedios con fórmulas naturales para hacer frente a la sobrecarga emocional y a los episodios puntuales de estrés.

Una de estas opciones es Forté Stress Flash, de Forté Pharma. Se trata de un spray pulverizador hecho con ingredientes naturales como la Rhodiola rosea, que ayuda al organismo a adaptarse al estrés emocional y a mantener la actividad mental de manera óptima. También está la amapola, que gracias a sus propiedades te ayuda a relajarte. Además, también incluye vitamina B3, que ayuda a reducir el nerviosismo.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta