Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
dieta-refgenerativa

La dieta regenerativa puede hacer mucho por el medio ambiente pero también por tu bienestar./ Imagen: Unsplash.

Medio ambiente

Qué es la dieta regenerativa y cómo va a conseguir que comas bien (por fin)

Flexitariano, vegano, reducteriano... Las razones para elegir una dieta u otra son diversas, pero ninguna piensa en la sobreexplotación del suelo. Quédate con este nombre: dieta regenerativa.

Por Sara Trueba Rodríguez

24 de marzo de 2023 / 08:00

Partamos de la base que lo que comes es bueno para ti, para tu organismo y tus defensas pero, ¿es bueno para el medioambiente? ¿Hasta qué punto somos conscientes de las consecuencias que tiene nuestra alimentación, por muy saludable que sea para nosotros, en el planeta? En esto entra lo que se conoce como dieta regenerativa. Pero, ¿qué es?

«Dieta regenerativa» es un término derivado de la agricultura y ganadería regenerativas, movimiento internacional del que ya se habla a la hora de establecer leyes que regulen nuestros sistemas alimentarios. Se entiende por dieta regenerativa aquella que presta atención al cuidado del suelo como único modelo sostenible para continuar alimentando al planeta. Alimentar a la humanidad sin agotar la tierra.

Si no se cuida el suelo, desde lo que se cultiva al cómo se cultiva, los recursos que se utilizan para asegurar que éste saldrá adelante, la gestión del agua, etc., no podremos seguir luchando contra el cambio climático, por mucho que dejemos de comprar envases de plástico, reduzcamos los viajes en avión o compremos ropa de segunda mano.

Cómo se relaciona la regeneración del suelo con el cambio climático

Aunque hay muchas variables que actúan en este proceso, hay una manera gráfica de exponerlo: «Los árboles y la flora fijan el CO2 al suelo. Eso es básico para que cualquier cultivo prospere. Es verdad que algunos cultivos fijan más ese CO2, pero cuando desarrollamos un modelo agrícola que cambia el suelo, que en lugar de regenerarlo lo deforesta, como ocurre en la Amazonia, ese CO2 retenido en el suelo se libera y es enviado a la atmósfera, provocando el calentamiento y agravando el cambio climático», explica Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. Por el contrario, una agricultura que cuida el suelo y su biodiversidad, que limita la producción, combate la crisis del planeta.

Si la dieta climatariana se encarga de elegir cómo consumir mejor, dentro de las opciones existentes, sin cambiar el origen, la regenerativa va al fondo del problema. No se trata solamente de elegir producto de proximidad, si no optar por aquel que da oportunidad a que el suelo sane.

Nuestro sistema agroalimentario actual degenera, no regenera

«1/3 de lo que se produce termina en la basura, y hay millones de personas pasando hambre en el mundo. Esto es una consecuencia de nuestro sistema agroalimentario», añade el portavoz de Greenpeace. Producimos más de lo que gastamos y eso es un problema.

Con un sistema integral de regeneración del suelo se podrían cultivar alimentos nutritivos, protegiendo la tierra de las inundaciones y las formas de vida que habitan en él. Aunque la situación de España no es del todo mala, todavía queda mucho camino por recorrer.

«Vamos avanzando. Hay objetivos reales en busca de un cambio para reducir y prohibir el uso de insumos (fertilizantes, plaguicidas, agentes de control biológico, fungicidas…) e incrementar la superficie de agricultura ecológica. España es el país con más superficie de agricultura ecológica de Europa, con dos millones de hectáreas. No obstante, debemos correr más, no es suficiente», comenta Ferreirim.

Según Greenpeace España, está sobre la mesa el hecho de desarrollar una ley de sistemas alimentarios sostenibles a nivel europeo. «Se quiere reducir el uso de plaguicidas en un 50% para 2030 y contribuir con una serie de medidas a la reducción del 55% de las emisiones, pero hay muchas resistencias».

El papel de la ganadería y la industria cárnica

Aunque la regeneración del suelo depende de la ganadería, la dieta regenerativa aboga por limitar la ganadería extensiva para llegar a un modelo más sostenible y, en todo caso extensivo.

Según Taylor Collins, cofundador de Force of Nature Meats, los animales son parte integrante del proceso de la agricultura regenerativa al secuestrar el carbono y evitar que se libere a la atmósfera, revitalizando el suelo y aumentando la diversidad ambienta.

Sin embargo, para Greenpeace, la dieta regenerativa no es del todo rigurosa a la realidad que vivimos con respecto a la ganadería: «En España, la industria cárnica es el cuarto poder económico. La dieta regenerativa no pide reducir el consumo de carne y esto es un gran error. Por eso, desde Greenpeace abogamos por la única dieta que tiene una base científica, la dieta de salud planetaria (publicada por the Lancet),  avalada por nutricionistas, científicos y expertos en suelo».

Cómo alimentarse de forma consciente

  • Por medidos la siembra directa: Sin roturar el suelo, reduciendo el uso de maquinaria para labrar.
  • Con cultivos de cobertura: Son cultivos que se usan para preservar el suelo de todos los factores ambientales. Son cultivos que ayudan a fijar el nitrógeno, por ejemplo, algo que consiguen las leguminosas. El cultivo de cobertura es buena opción en todos los modelos, porque preserva el suelo de los factores ambientales. Cuando está cubierto, se desarrolla mejor toda la vida que está en el suelo. 
  • Preservación de plantas perennes y autóctonas. Las propias agricultura y ganadería están perdiendo diversidad y especies autóctonas al elegir opciones más productivas. Producir mucho, rápido y barato hace elegir entre especies más productivas en detrimento de las más autóctonas. 
  • Agricultura integrada. «En Greenpeace pensamos que esto es un paso previo a la ecología, pero la regulación debe ser más restrictiva», señalan.
  • Diversidad de cultivos. Es fundamental para el propio agricultor. Si solo planta girasol o naranja y te viene un problema extremo que destroza el cultivo, se pierde todo. Si tienes diversificada la tierra, igual un cultivo resiste más Y para la biodiversidad del suelo es mucho más importante. 

Ser conscientes de lo que comemos y cómo lo hacemos no solo ayudará el planeta sino también a nosotros mismos.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta