Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué comer burrata es la clave para metabolizar las grasas mejor y más rápido

X
que-es-gaba

La concentración de GABA del cerebro puede mejorarse incluyendo algunos alimentos clave en nuestra dieta./ Imagen: Pexels.

Alimentación

Qué es el GABA y con qué alimentos puedes mejorar sus niveles para sentirte mejor

Los expertos lo llaman el freno del cerebro. ¿Sabes que este neurotransmisor influye en tu relajación y estrés y viceversa? Tener una alimentación rica en GABA mejorará tu bienestar.

Por Sara Trueba Rodríguez

10 de marzo de 2023 / 13:30

No te decimos nada nuevo al afirmar que una alimentación saludable afecta positivamente a tu bienestar y tu salud física pero, ¿sabías que tu alimentación también afecta al sistema nervioso? Además, hay decisiones que puedes tomar para que esté más equilibrado, favoreciendo la relajación, mejorando el estado de ánimo y la calma. Oímos hablar de minerales que mejoran tus niveles de ansiedad, de hormonas que ayudan a conciliar el sueño. Pero ahora también hemos descubierto la importancia del GABA, un neurotransmisor cuyos niveles pueden mejorarse según lo que comamos y que juega un papel fundamental justo en el sistema nervioso.

¿Qué es el GABA?

El ácido gamma aminobutírico es el nombre científico que, con las siglas GABA, se usa para nombrar este aminoácido que fabrica el cerebro de manera natural. Según la Dra. María Riestra Fernández, especialista en Endocrinología y Nutrición, y miembro del Comité Gestor del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), «es un neurotransmisor que actúa a nivel del sistema nervioso central, ayudando a comunicarse entre sí a las neuronas. Su principal función es la inhibitoria, es decir, ayuda a reducir la excitación en el sistema nervioso central, evitando que ese impulso nervioso se llegue a producir».

En este sentido, tiene efectos en la regulación de la ansiedad, el estrés y el sueño. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que una alimentación rica en cereales integrales, vegetales y frutas contribuye a tener unos depósitos de GABA adecuados para que nuestro cerebro esté en equilibrio y la comunicación de nuestro interior a nivel neuronal sea adecuada.

El estrés, de nuevo, se presenta como un factor determinante en el mantenimiento de los niveles de GABA en el organismo. Tal como afirma la endocrinóloga, «el estrés desequilibra nuestra homeostasis (la capacidad de nuestro cuerpo de mantener la estabilidad, compensando los cambios), tanto psíquica como física, y podría contribuir a disminuir nuestros niveles de GABA, así como las enfermedades crónicas o una mala alimentación». 

Cómo mejorar tus niveles de GABA a través de la alimentación

Entre todos los alimentos que consumimos de manera habitual y están incluidos en nuestra dieta, existen algunos que pueden ayudar a aumentar los niveles de este neurotransmisor de forma natural. ¿Cuáles son?

  • Fermentados derivados de la leche
  • Germinados de arroz integral
  • Salmón
  • Patata
  • Té. «Es el alimento que más evidencia aumentar los niveles de GABA, sobre todo una variedad llamada té Oolong», comenta la endocrinóloga.
  • Vegetales del grupo de las crucíferas (brócoli, col)
  • Lúpulo
  • Soja
  • Legumbres como alubias, guisantes y lentejas
  • Tomate
  • Espinacas
  • Champiñones
  • Avellanas, semillas de girasol y otros frutos secos
  • Valeriana y pasiflora
  • Avena, trigo y cebada

Quién necesita un extra de GABA

Si este neurotransmisor lleva al cerebro a reducir su marcha y es el inhibidor más importante de nuestro cuerpo, encargado de reducir la excitación en el sistema nervioso central, no está de más prestar atención a nuestro estilo de vida y el estado de nuestros nervios. Pero además, tiene un papel importante en el funcionamiento del sistema inmune y endocrino. Referente al insomnio, hay estudios que demuestran que las personas con problemas para conciliar el sueño tienen hasta un 30% menos de concentración de GABA en su organismo.

Tomar alimentos enriquecidos en GABA está al alcance de cualquiera, aunque la doctora Riestra insiste en aclarar que no existe una recomendación general a la hora de tomar suplementos de este tipo. «En general, los alimentos ricos en GABA pueden mejorar nuestra microbiota de manera global y ayudarnos en el control y la prevención de muchas enfermedades crónicas. El estrés, tanto físico como mental, va a ser un factor implicado en la aparición de diversas enfermedades, pero, aunque podamos ayudar indiscutiblemente con alimentos con alto contenido en GABA, en muchos casos va a ser necesario un abordaje multifactorial más allá de la alimentación«.

Así, la recomendación de tener en cuenta la alimentación a la hora de intentar mejorar nuestros niveles de GABA, proporcionando un mayor equilibrio, relajación y mantener a raya el estrés, es general, no así en el caso de la suplementación, en cuyo caso es mejor consultar con un médico, sobre todo para que sea indicada la dosis correcta. «Los suplementos de GABA son seguros, pero, ante cualquier incompatibilidad con otra medicación, debe consultarse con el médico. Además, para el uso de suplementos que proporcionen 300 mg/día o más diarios, es necesario consultar con un profesional de la salud cuando se prevea un uso prolongado más allá de 4 semanas».  

Los niños tienen mayores niveles de GABA

¿Cuántas veces hemos escuchado que un niños tiene más facilidad de aprendizaje que un adulto? En este sentido, el GABA tiene un papel determinante. Así, un grupo de científicos de la Universidad de Brown, en Estados Unidos, han descubierto que, tras una sesión de aprendizaje, la concentración de GABA en niños aumenta y se estabiliza mientras que, en el caso de los adultos, se mantiene.

La endocrinóloga aclara: «Si el GABA tiene un efecto inhibidor sobre las neuronas,  podríamos decir que las relaja si se someten a una gran actividad, evitando que nuestras neuronas “se cansen”. Pues bien, en niños, se ha demostrado que el GABA aumenta tras sesiones de aprendizaje mucho más que en adultos. Eso hace que en los niños los recuerdos se blinden más, sus neuronas no se cansan tanto, y puedan aprender mucho más rápido nueva información».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Harina de avenaComer las verduras primeroSuelo pélvico y menopausiaChakrasFeliz como un finlandés

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta