Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X
crema-manos-karite

La crema de manos de karité es perfecta para los meses de frío.

Belleza

Esta crema de manos de karité lleva 30 años funcionándole a mi madre y ahora yo no puedo dejar de usarla

La uso cada día cada vez que noto las manos secas y sensibles porque nutre e hidrata la piel sin dejar sensación pegajosa, protege las manos y las deja súper suaves.

Por María Muñiz Marcelo

1 de febrero de 2024 / 14:23

De las madres se heredan cantidad de cosas, pero una de esas que se quedan grabadas de por vida son sus trucos de belleza. Mi madre tiene unos cuantos, pero el que no ha parado de repetirme e inculcarme desde que tengo uso de razón es cómo cuida las manos. Son, sin duda, las grandes olvidadas pero su piel es de la que más sufre, así que mi madre siempre ha puesto mucho empeño en cuidarlas. ¿Su truco? La crema de manos con manteca de karité.

En concreto, ella siempre ha usado la de L’Occitane, que lleva en el mercado más de 30 años. De hecho, yo la uso desde que soy pequeña y, a día de hoy, es un imprescindible en mi mesilla de noche, al lado de mi ordenador en el trabajo y en mi neceser para llevarla a todas partes. En 2024 la marca ha lanzado un nuevo tubo de 30ml, hecho plástico fácil de reciclar y con el que se pretende ahorrar 369,6 toneladas de CO2 (lo que equivaldría a cuatro vuelos de ida y vuelta de París a Sydney). Así que, sí, la tengo en todos los tamaños para que no me falte nunca. Hasta ahora estaba disponible en tubos de 75 y 150ml elaborados con un 95% de aluminio reciclado y reciclable.

Y me consta que mi madre y yo no somos las únicas que están enamoradas de esta crema: es uno de los productos más icónicos de L’Occitane y se vende una cada tres segundos en todo el mundo.

TE PUEDE INTERESAR

Por qué me gusta tanto la crema de manos de manteca de karité de L’Occitane

Las manos no sólo están expuestas a los cambios de temperatura, que se vuelven mucho más bruscos en invierno por la calefacción o el agua caliente, el frío de la calle y el contraste entre todos ellos. También sufren golpes y arañazos de los que apenas te das cuenta pero que las dañan profundamente. Por eso, no sólo hace falta hidratar y nutrir las manos, sino también protegerlas: «Protege las manos de los agentes externos y respeta su microbiota para un equilibrio óptimo», señalan desde la marca.

crema-manos-loccitane
Crema de manteca de karité para manos secas, de L’Occitane.

Por supuesto, la función de nutrición e hidratación que debe aportar toda crema de manos, esta la cumple gracias a su ingrediente principal, la manteca de karité. «La manteca de karité es rica en omega 6 y nuestra crema está formulada con una alta concentración de ella, un 20%«, señalan desde L’Occitane. «No se trata de un porcentaje casual. Un 20% de manteca de karité asegura una hidratación intensa», añaden.

Esta crema de manos de L’Occitane también contiene extractos de miel, almendra y aceite de coco, que complementan la acción de la manteca de karité. Por eso, la nutrición y el cuidado profundo se observan desde la primera aplicación. Las manos se notan mucho más suaves y, lo mejor, la piel mucho más calmada. Además, la piel de mis manos es especialmente fina y sensible y se reseca y corta con gran facilidad y esta crema consigue repararlas y quitar la sensación de tirantez al instante.

Otro de los aspectos que me encanta de esta crema es su aroma. Está infusionada con jazmín e ylang-ylang, que se unen al perfume de la miel, la almendra y el coco y hacen que echarse crema de manos sea toda una experiencia sensorial. De hecho, es un aroma que consigue ayudar a relajarme y sentirme mejor.

OTROS TEMAS WELIFE

¿Mi gran conflicto con la crema? La textura

La textura de las cremas de manos es algo que siempre me genera cierto conflicto. No me gustan nada las texturas densas y siempre he sido más adepta de las cremas en formato gel. Ahora bien, es cierto que si se quiere nutrición en una crema, y más para una piel que sufre tanto como la de las manos, esta tiene que tener cuerpo. Y esto se cumplía con la crema de manos de manteca de karité orgánica de L’Occitane.

Al principio, no os voy a engañar, me costaba usar no esta, sino cualquier crema de manos por el tema de la textura. Pero menos mal que hice caso a mi madre. La crema de manos de L’Occitane, a pesar de ser densa, se absorbe muy rápidamente gracias a los aceites y mantecas. No deja una sensación nada grasa ni pegajosa, sólo suavidad y buen aroma en la piel. La aplico una y otra vez y la sensación es siempre la misma.

¿Cuál es su precio?

Como he comentado, la crema se vende en distintos tamaños. El más pequeño, el de 30 ml y tubo de plástico cuesta 8,50 euros y es ideal para llevar en el bolso. Además, incluye un nuevo tapón que te permite usar la crema sólo con una mano, perfecto para cuando haces cosas a la vez y sin parar. La de 75 ml vale 19 euros y la de 150, 24 euros.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta