Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo incrementar el colágeno de la piel a partir de los 40

X
mascarilla-tela-givenchy

Aplicar la mascarilla una vez por semana es básico para el cuidado de la piel./ Foto: Getty

Belleza

Esta mascarilla facial que uso para regenerar mi piel podría ser una pieza de alta costura

Se trata de una mascarilla facial de tela de encaje que, además de cuidar la piel, también es responsable con el Planeta.

Por María Muñiz Marcelo

7 de febrero de 2024 / 13:00

Pocas cosas me gustan más que hacer la rutina de belleza el domingo y aterrizar de lleno en el momento de aplicar la mascarilla. El último día de la semana es el que reservo para hacer un cuidado intensivo de la piel, así que me empleo a fondo en la rutina del último día de la semana. Es cierto que cada vez utilizo una mascarilla distinta para aportar diferentes cuidados a mi piel en función de lo que necesito en cada momento. Para ello, son geniales las mascarillas de un sólo uso en formato tissue, pero, a pesar de su revolución gracias al k-beauty, es cierto que han creado mucha controversia en lo que al tema de la sostenibilidad se refiere. Hasta ahora con este nuevo descubrimiento.

Este tipo de mascarillas pueden, en un primer momento, parecer lo opuesto a un producto de belleza sostenible. Aunque sean biodegradables o se aprovechen al máximo, al final, después de usarse se convierten en un desperdicio que va directo a la basura. Pero nada más lejos de la realidad, al menos en lo que respecta a la última de la que me he vuelto adepta. Esta se puede reutilizar y por eso he decidido atreverme ahora con estos tipos de mascarilla, que prometen más ingredientes activos, penetrar mejor en la piel y resultados al instante.

En concreto, hablo de la mascarilla facial Le Soin Noir Masque Dentelle Fermeté de Givenchy. Se trata de una mascarilla de tela que tiene la forma de las de un solo uso de celulosa, pero puede usarse una y otra vez gracias a que el producto no va directamente impregnado en la mascarilla, sino que es uno de los pasos.

TE PUEDE INTERESAR

Cómo funciona la mascarilla de tela de Givenchy

El funcionamiento de la mascarilla de tela de Givenchy es, básicamente, el mismo que el de todas las mascarillas en formato tissue, pero salta a la vista que cuenta con muchas características que la diferencian de las demás.

La primera de ellas es el tejido. Le Soin Noir Masque Dentelle Fermeté de Givenchy está hecha con encaje, como si de una pieza de alta costura se tratase, para reafirmar la piel, pues este tejido se ajusta perfectamente a ella.

mascarilla-encaje-givenchy
Le Soin Noir Masque Dentelle Firmété de Givenchy (347 €).

A diferencia del resto de este tipo de mascarillas, el producto no va de por sí impregnado en ella, sino que se aplica previamente sobre la piel. La mascarilla se incluye en un tarro y viene acompañada de una pequeña brocha para extenderla bien por toda la piel del rostro. Hay que hacerlo con movimientos ascendentes desde el centro hacia el exterior del rostro. Empieza por la frente, sigue por los lados y termina por la nariz, el contorno de los labios y la línea de la mandíbula.

Después, pon la mascarilla de tela sobre el rostro y ajústala bien con los dedos para que se fije correctamente. Aplica presión con tres dedos en la frente, mejillas, mentón y mandíbula. A continuación, remodela los contornos del rostro al colocar las palmas de las manos a lo largo de la línea de la mandíbula. Aplica una presión firme en el mentón, desliza las manos hacia las sienes con un movimiento ascendente. Repite tres veces y deja que la mascarilla penetre en la piel durante 15 minutos.

Por último, retírala y lávala con agua y jabón para usarla de nuevo.

Por qué me gusta la mascarilla de encaje de Givenchy

La mascarilla de encaje de Givenchy ha conseguido enamorarme. En primer lugar, por su forma de aplicación, que hace que sienta, realmente, que cuido mi piel. Además, el componente de responsabilidad con el medio ambiente siempre es un punto a favor. No sólo puede reutilizarse, sino que, tal y como apuntan desde la firma, el envase y el formato también son una apuesta por la sostenibilidad. De hecho, esta mascarilla ya existía en forma de cápsulas de un solo uso que eran mucho más contaminantes. «Givenchy ha rediseñado el envase y ha reducido la emisión de CO2 en la fabricación y aumentado el uso de materiales reciclados. Las cápsulas de plástico de un solo uso de la versión anterior se han reemplazado por un tarro lacado de negro acompañado de una mascarilla de encaje reutilizable», apuntan. El envase ahora puede reciclarse.

Es innegable que me ha ganado por su composición, hecha al 97% por ingredientes naturales, y el resultado que deja en mi piel. Esta mascarilla aporta luminosidad y jugosidad, por eso yo la uso, sobre todo, las semanas en las que he vivido más estrés y noto la tez más fatigada. Además, redefine los contornos, por lo que notas que ha mejorado la textura. Es perfecta para el invierno porque repara la piel, y lo necesito más que nunca porque se vuelve sensible con los cambios de temperatura bruscos.

Todo ello lo consigue gracias al Alga Vital, un microorganismo milenario que posee una fuerza regenerativa excepcional; y al Black Sap TM, una combinación potente de cuatro micronutrientes esenciales para la juventud de la piel que ha descubierto Givenchy después de 25 años de investigación.

OTROS TEMAS WELIFE

Aspectos a tener en cuenta

A pesar de todas las bondades de esta mascarilla, es cierto que hay ciertos aspectos suyos que hay que tener en cuenta. El primero de ellos es que hay que lavarla y secarla antes del próximo uso, algo que puede ser un poco incómodo si quieres usarla poco tiempo después, o tienes prisa después de usarla porque has querido emplearla como un tratamiento flash. Ahora bien, como no es necesario usarla todos los días, habría tiempo suficiente entre usos para que se seque. Por suerte, Givenchy ha incluido dos mascarillas de tela en cada pack para que puedas usarla realmente las veces que quieras sin remordimientos.

Lo mejor es usar esta mascarilla cuando tengas tiempo y ganas de hacer una rutina de belleza exhaustiva y puedas disfrutar el paso a paso, porque es fundamental no saltarse ninguna de las claves de aplicación.

Por último, a pesar de que se trata de un tejido de calidad, hay que cuidar mucho esta mascarilla, lavarla y secarla adecuadamente, además de guardarla en su propia funda negra para evitar que se dañe y lograr que dure mucho más tiempo.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Azúcar dañinoBatido verdeMorderse el labioDormir bienCallo solar

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta