Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X

Desmontamos 7 mitos falsos en torno al deporte

Almudena Beltrán de Miguel

Almudena Beltrán de Miguel

Internista. Especialista de la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra.

Practicar ejercicio mejora el estado físico y psíquico y alarga la vida. Pero el deporte es un campo de minas plagado de mitos y medias verdades sin base científica que pueden deteriorar la salud.

21 de marzo de 2024 / 16:02

El movimiento es sinónimo de vida. Y el deporte, de salud mental. Desde el vientre materno hasta la vejez, el dinamismo, la agilidad y la fuerza son señales de gozar de buena salud. Por el contrario, el sedentarismo, o la falta de actividad física, destaca como factor de riesgo para una gran variedad de enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad, así como infecciones y distintos tipos de cáncer.

Un estudio del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de la Universidad de Birmingham afirma que el sedentarismo acelera el envejecimiento celular. Según esta investigación, las personas que realizan poca actividad física tienen una edad biológica de hasta 8 años por encima de su edad cronológica. En cambio, aquellas que mantienen un estilo de vida activo experimentan un retraso notable en su proceso de envejecimiento. En concreto, este grupo muestra niveles inusualmente altos de células T, unos linfocitos que ayudan al organismo a combatir las infecciones y el cáncer, y que habitualmente disminuyen con la edad.

TE PUEDE INTERESAR

En este sentido, el ejercicio físico puede marcar la diferencia entre una mayor o menor calidad de vida a nivel físico, e incluso psíquico, sobre todo si se acompaña de otros pilares de la vida saludable: una dieta equilibrada y un descanso adecuado. Las recomendaciones sobre los hábitos deportivos pueden variar según las características y el estado de salud de cada persona. Sin embargo, el mundo del fitness está lleno de mitos que no solo carecen de base científica, sino que pueden ser perjudiciales para la salud. Estos son los más frecuentes:

Mito 1: «Si sudo más, perderé más grasa»

El sudor es un mecanismo del cuerpo para regular su temperatura. Lo único que se pierde a través de la transpiración es agua y sales minerales, pero no grasa. No se aconseja usar fajas o ropa excesivamente abrigada para sudar más, ya que puede favorecer la deshidratación. Es necesario reponer líquidos durante y después del entrenamiento, preferiblemente con agua.

Mito 2: «Cualquier ejercicio físico es saludable»

cada persona es un mundo, y lo que es beneficioso para unos, puede no serlo para otros. Por ejemplo, existen patologías en las que están contraindicados los ejercicios de alto impacto, como es el caso de las personas con una hernia discal. Si padeces una enfermedad crónica, estás bajo tratamiento o tienes una condición que te afecta en tu día a día, consulta con tu especialista antes de elegir el tipo de ejercicio que vas a realizar.

Mito 3: «Es mejor realizar deporte por la mañana»

El mejor momento para realizar deporte depende de la rutina y del ciclo circadiano de cada persona. Este influye en algunos elementos que determinan la predisposición del cuerpo para hacer ejercicio, como la presión sanguínea, la temperatura corporal, el nivel hormonal y la frecuencia cardiaca. No obstante, no es recomendable hacer ejercicio cerca de la hora de dormir, ya que podría interferir con el descanso.

Mito 4: «Hacer deporte en ayunas facilita la pérdida de peso»

Existen muchos estudios con conclusiones dispares acerca de la nutrición y el deporte. Si lo que buscas es perder peso, lo más indicado será iniciar una dieta hipocalórica, equilibrada, distribuida en cinco comidas, asociada a una rutina regular de ejercicio físico, siempre prescrita por un especialista. Lo más importante es la duración y la intensidad del ejercicio físico.

Mito 5: «El cardio quema más grasa que los ejercicios de fuerza»

Durante un entrenamiento de cardio se consume un mayor porcentaje de grasa y un menor porcentaje de glucógeno o azúcar. Cuando se trabajan la fuerza y la resistencia, sucede al revés. En el corto plazo, los ejercicios de cardio queman más grasa que los de fuerza. Sin embargo, el entrenamiento con pesas aumenta la masa muscular, y el músculo se alimenta de las reservas de grasa para mantenerse.  Ambas opciones son buenas y se recomienda compatibilizar los dos tipos de entrenamiento: además de la pérdida de grasa, el cardio refuerza el sistema cardiovascular; y el levantamiento de pesas mejora la densidad ósea y fortalece las articulaciones.

Mito 6: «Si practico deporte puedo descuidar la dieta»

Los hábitos de vida saludable funcionan como un tándem. Aunque hagas deporte todos los días, si no sigues una dieta equilibrada no vas a obtener los resultados que deseas. No hace falta obsesionarse, pero recuerda que el consumo excesivo de ultraprocesados, azúcares simples y alcohol tienen un impacto negativo en tu salud y en tu rendimiento físico.

 

Mito 7: «Se puede perder grasa de forma localizada»

Antes se creía que para quemar grasa abdominal había que hacer muchos abdominales. Esa creencia se ha descartado, porque el sobreesfuerzo abdominal puede favorecer el tono y la hipertrofia muscular, pero se ha demostrado que la quema de grasas se produce de forma global.

OTROS TEMAS WELIFE

Para finalizar, es importante recordar dos cosas:

  1. No existe una fórmula mágica para obtener resultados inmediatos. Ten especial cuidado con las promesas del estilo «Consigue abdominales en 14 días», «Vientre plano en 20 sesiones» o «Pierde 5 kilos en una semana”, ya que, además de falsas, suelen ser contraproducentes.
  2. Olvídate de la estética. En el mundo del fitness, a veces se prioriza lo estético y se pierde de vista que el objetivo real es conseguir un cuerpo sano y fuerte.

Si te cuesta ponerte en movimiento o piensas que ya es muy tarde, ¡no te desanimes! Tengas la edad que tengas y la condición física que sea, nunca es tarde para adoptar un estilo de vida más activo: tu cuerpo te lo agradecerá. Tanto si eres un experto como si no sabes por dónde empezar, es recomendable que cuentes con el asesoramiento de un profesional y que te realices chequeos periódicos para identificar las necesidades concretas de tu organismo en cada momento.

Almudena Beltrán de Miguel Doctora en la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra, Almudena Beltrán de Miguel es especialista en Medicina Interna y en valoración médica deportiva.

MÁS NOTICIAS

Otros temas de Cuerpo

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Otros temas de Cuerpo

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta