Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X
yoga-tension-arterial

El yoga ayuda a reducir la tensión arterial con ciertas posturas clave./ Imagen: Pexels.

Ejercicio

Estas son las posturas de yoga que te ayudan a reducir la tensión arterial

El yoga reduce el estrés, mejora la circulación sanguínea, aumenta la fuerza y nos hace sentir mejor en general, entre otros beneficios.

Por María Corisco

21 de octubre de 2023 / 11:53

Seguro que has oído hablar mil veces de la importancia de controlar la tensión arterial. Pero a lo mejor no te suena la llamada hipertensión esencial. Es aquella que se produce por causas en principio desconocidas, es decir, cuando no hay enfermedades endocrinas, cardiológicas, renales u otras condiciones médicas -como embarazo u obesidad- que justifiquen esos valores anormales. En ausencia de estas patologías, normalmente, se atribuye este tipo de hipertensión al estilo de vida y, muy especialmente, al estrés sostenido. Ahí es donde el yoga puede tener un efecto beneficioso sobre tu tensión arterial.

“Un estilo de vida de alto estrés puede conducir a lo que los médicos llaman la hipertensión esencial, cuando no hay una causa específica de la enfermedad”, explica Noelia Insa, profesora de Yoga Vinyasa Krama y creadora de Insayoga.com. “El yoga, cuando se realiza conscientemente, puede reducir este tipo de hipertensión inducida por el estrés, así como abordar sus causas subyacentes. Con el yoga se apacigua el sistema nervioso simpático y se ralentiza el corazón, al tiempo que se enseña a los músculos y la mente a relajarse profundamente».

Cómo beneficia el yoga a la presión arterial

Son muchos los estudios e investigaciones que avalan este efecto beneficioso del yoga sobre la presión arterial, tanto como medida para reducir valores elevados en personas con prehipertensión o hipertensión, como para prevenir esta enfermedad en la población general.

  • En pacientes. Este estudio es el primer metaanálisis que examina el impacto del yoga en personas con valores elevados de tensión arterial. Los hallazgos de este estudio sugieren, aseguran los autores, que” el yoga puede ofrecer una intervención eficaz para reducir la presión arterial entre personas con prehipertensión o hipertensión”, especialmente cuando se combinan tres elementos básicos de esta disciplina: posturas, meditación y respiración.
  • En población sana. Este otro estudio refleja los resultados de un seguimiento de una década a 10.000 personas que practicaban yoga frente a 40.000 que no lo practicaban. Los resultados muestran que los participantes que hacen yoga tienen un 85% más de probabilidades de tener una presión arterial normal en comparación con quienes no lo practican. Y los autores concluyen que “el yoga, tal como lo utilizan los pacientes en su vida diaria, puede ser una estrategia eficaz para el control de la presión arterial y la prevención de la hipertensión a nivel poblacional”.

Por qué yoga

El yoga es una disciplina que combina posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación, tres aspectos que contribuyen al control y la gestión de la hipertensión.

  1. Reducción del estrés.. Las técnicas de relajación, como la meditación y la respiración profunda, pueden ayudar a reducir la respuesta del sistema nervioso al estrés, lo que, a su vez, puede disminuir la presión arterial en personas con hipertensión relacionada con el estrés.
  2. Mejora de la circulación sanguínea. Las posturas y ejercicios de yoga pueden mejorar la circulación sanguínea y la función cardiovascular. Esto puede ayudar a reducir la resistencia de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, la presión arterial.
  3. Aumento de la flexibilidad y la fuerza. La práctica regular del yoga puede mejorar la salud física en general, lo que puede contribuir a un mejor control de la presión arterial.
  4. Mejora de la conciencia corporal. El yoga enfatiza la conciencia corporal y la conexión mente-cuerpo. Esto nos puede ayudar ¡ a ser más conscientes de cómo el estrés y otras emociones afectan a nuestro cuerpo, lo que puede llevar a un mejor control del estrés y, en última instancia, de la presión arterial.
  5. Promoción de un estilo de vida saludable. El yoga a menudo está asociado con un estilo de vida saludable que incluye una dieta equilibrada, actividad física regular y la abstención de hábitos perjudiciales, como fumar y el consumo excesivo de alcohol. Estos factores pueden contribuir al control de la hipertensión.

Qué posturas son mejores para la hipertensión

«Si bien una práctica general de yoga tiene un efecto relajante y puede equilibrar el sistema nervioso, algunas asanas funcionan mejor que otras para realmente bajar la presión arterial”, explica Noelia Insa, quien nos da los siguientes consejos:

  • Posturas como las flexiones hacia delante, cuando la cabeza se apoya, aportan una sensación de calma a la cabeza, el cuello, la cara, y el diafragma.
  • También es muy útil modificar las posturas de pie en las que los brazos se extienden por encima de la cabeza (como Virabhadrasana I, o postura del guerrero I), y colocar las manos en las caderas.
  • En Trikonasana(o postura del triángulo), conviene mirar hacia abajo, hacia el suelo en lugar de hacia el techo para evitar que la presión arterial se eleve.
  • Igualmente hay que evitar las poses que comprimen la parte delantera del diafragma, como Dhanurasana (Postura del Arco) y Mayurasana (pavo real).

Asimismo, advierte, “cualquier persona con la presión arterial alta no tratada debe evitar aquellas posturas en las que pueda sentir presión en la garganta o que causen que la respiración se haga pesada o difícil”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataPequeñas excusasPiensa como un marineBanksyingQué comer con acné

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta