Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué las personas positivas viven más: todos sus trucos para lograrlo

X
Tipos de yoga

Hay distintos tipos de yoga dependiendo de la dificultad y la intensidad que se busque./ Oysho.

Yoga

Qué tipo de yoga elegir según tu edad

A pesar de que hablamos de yoga de manera general, en el momento de lanzarnos a practicar este deporte es necesario conocer los distintos tipos que existen para elegir el que mejor nos va.

Por María Muñiz Marcelo

6 de febrero de 2023 / 18:06

El yoga es uno de los deportes que más se están practicando en el último tiempo. Quizás sea por su conexión con el mindfulness y ese poder de hacerte sentir mejor contigo mismo y encontrarte. Pero hacer yoga no es tan sencillo como parece. De hecho, no podemos decir directamente que hacemos yoga, porque es completamente inexacto. Y es que hay varios y diferentes tipos de yoga que se pueden practicar.

Podemos hacer varias divisiones de tipos de yoga. Es decir, de las más generalistas a las más concretas y detalladas. En particular, la experta en yoga Xuan Lan dice que hay tres grandes grupos en los que dividir los tipos de yoga: espiritual, dinámico y pasivo. El primero, se dirige más a la meditación; el segundo, tal y como señalan, «involucra más al cuerpo y los músculos a través de las posturas»; y el último se basa en aprender a relajarse.

A partir de estas tres visiones del yoga podemos distribuir todos los tipos que componen este deporte. Y no son pocos. Además, cada uno tiene algo distinto que ofrecer y, por eso, se adapta mejor y tiene más beneficios a una edad que a otra. Aunque si algo bueno tiene el yoga es que muchos de los tipos (la gran mayoría) son aptos para todas las edades, y depende más de lo que busquemos mentalmente.

Para los 20-30

«El ashtanga y el vinyasa son los más enérgicos, por eso, aunque te sorprendería la cantidad de gente más mayor que practica estos tipos de yoga, podríamos recomendarlos para la gente más joven. También el bikram por la resistencia que hay que tener al calor», explica Mercedes de la Rosa, CEO de Zuy, plataforma de yoga.

«La gente que quiere cosas más dinámicas, ponerse más en forma, que su foco sea más lo físico pues el vinyasa y el ashtanga. El bikram, gente que quiera más un detox más que un yoga más tradicional«, añade.

Vinyasa

«Un yoga dinámico que mueve el cuerpo con una respiración consciente, para cualquier persona que necesita desconectar de su rutina y reconectar consigo misma», cuenta Xuan Lan.

Ashtanga yoga

Solo para expertos y que estén en forma. Es el yoga más exigente porque «incluye muchas secuencias dinámicas vinyasas. Se practica de memoria a través de una serie fija de posturas y en un orden definido en autopráctica», indican en Xuan Lan, donde lo entienden como una meditación en movimiento.

Bikram yoga

Para practicar este tipo de yoga, tienes que tolerar bien el calor o aprender a conectar tanto contigo mismo que se te olvide lo que te rodea. «Se repite una secuencia de asanas provenientes del hatha dentro de una habitación a 40 °C. Además de los beneficios propios del yoga, también puede ayudar a la vasodilatación y eliminación de toxinas del cuerpo, aunque este último beneficio no ha sido probado científicamente. De esta modalidad deriva el hot yoga, que se diferencia por el hecho de que la secuencia usada varía en cada clase», cuentan desde Grupo Stop.

Anusara

«No es tan dinámico, pero es intenso y para gente que quiere explorar más allá», señala de la Rosa. El anusara se centra en la alineación de la respiración a través de rituales y de centrarse en los asanas. Aunque cada vez se practica menos, aporta fortaleza y flexibilidad. Es el más reciente.

Para los 40

Sivananda yoga

No guarda gran diferencia con el Hatha yoga, pero sí tiene ciertos matices: «es un tipo de yoga suave que busca aliviar las dolencias y unificar mente y cuerpo, junto con técnicas de meditación y respiración, basándose en el hatha yoga, pero con un carácter más espiritual», indican en The Class, una plataforma dedicada a impartir clases de yoga.

«En las clases se suelen hacer 12 asanas básicas (y algunas variantes) terminando en savasana, y diferentes pranayamas; todo ello combinado con la meditación, una actitud positiva y un estilo de vida saludable», añaden.

Yoga Iyengar

«Un estilo de hatha yoga creado por el maestro indio B.K.S Iyengar (1918-2014) cuyo objetivo es buscar la perfección total de las posturas para lograr obtener el equilibrio total», explican desde Xuan Lan.

«En esta modalidad se trabajan los ocho estadios del yoga, incluyendo preceptos morales y disciplinas éticas, por lo que también incluye posturas, respiración y meditación. Se caracteriza por una secuencia en la que cada postura se sostiene durante mucho más tiempo que en otros estilos, ayudando a los alumnos a perfeccionarlas de forma individual. Este yoga es mucho más lento que otros e infiere mucho en la flexibilidad, por lo que es ideal para gente en rehabilitación por lesiones y dolores crónicos», añaden desde Grupo Stop.

Para los 50 y más allá

Yin yoga

«Es el más restaurativo de todos y se trabaja a nivel de tendón y de articulación, por lo tanto, para gente mayor es bueno», comenta la experta en yoga Mercedes de la Rosa. Este es un tipo de yoga basado en la relajación y en los movimientos lentos, por eso es perfecto para combatir el estrés y la ansiedad. «El yin es esencial para el equilibrio de la práctica de yan (yoga activo)«, señalan en The Class.

«A través de la realización de posturas que se mantienen de manera relajada de 3 a 5 minutos o más en practicantes más avanzados, se trabajan las capas más profundas del cuerpo, los tejidos conectivos, ligamentos, huesos y articulaciones. Estimula el flujo de la energía vital (prana) y te enseña a relajarte a nivel profundo. La práctica se centra principalmente en la zona inferior del cuerpo: pelvis, lumbares y caderas. El yin se trabaja en frío y te dejas llevar, caer, aflojar; todo lo contrario que con el yan, donde se trabaja con el calor, la energía y el esfuerzo muscular», explican.

Yoga nidra

Es un yoga perfecto para hacer antes de irnos a la cama porque ayuda a dormir mejor: «Las sesiones pueden durar entre 20 y 45 minutos, y se hacen en la postura de savasana para entrar en un estado meditativo de relajación profunda, pero consciente», explican en The Class. «Es como una meditación, perfecto para quien necesita una relajación profunda», puntualiza Mercedes de la Rosa.

Vini yoga

Es uno de los yogas más adaptables, y es que, «se encarga de adaptar la práctica del yoga a las necesidades de cada persona, con el fin de aliviar determinadas dolencias», apunta The Class.

Si lo que quieres es empezar…

Hatha yoga

Esta es la opción de yoga más básica de todas. Es perfecta si eres nuevo en esto. «Se trata de una práctica básica, suave, lenta y muy adaptada a principiantes, porque se mantienen las posturas el tiempo suficiente para conocer los detalles de cada una. No es agresivo y apto para todas las edades», señalan desde Xuan Lan. Es genial si quieres empezar con el yoga porque «se focaliza en los asanas, o posturas, y en la pranayama, o respiración», indican desde Grupo Stop.

Otros tipos de yoga

Con esta clasificación algo más amplia, nos referimos al yoga que después incluyen otras peculiaridades en la forma de practicarse como el snowga, el aeroyoga, acroyoga o esas posturas que, por ejemplo, se practican cuando estás embarazada.

Muchos son los tipos de yoga que vemos, pero según avanza el tiempo y más se dedican a esta disciplina, más tipos de yoga aparecerán.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Desayuno sacianteGlucodependenciaFilosofía kaizenEntrenar a los 40Las personas positivas viven más

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta