Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X

Endometriosis: descubre si la padeces y cómo hacerle frente

Álvaro Ruiz Zambrana

Álvaro Ruiz Zambrana

Responsable del área de Obstetricia de Clínica Universidad de Navarra.

Una de cada diez mujeres en edad reproductiva de todo el mundo sufre endometriosis. Y muchas de ellas ni lo saben, pese a que esta enfermedad reduce su calidad de vida y dificulta la concepción.

12 de febrero de 2024 / 09:05

La endometriosis es una enfermedad más común de lo que piensas. Quizá la padezcas sin saberlo o quizá te la hayan diagnosticado hace poco. Afecta a aproximadamente al diez por ciento de las mujeres en edad reproductiva, lo que significa que 190 millones de mujeres en todo el mundo la tienen. Sin embargo, su diagnóstico sigue siendo complicado, ya que a menudo es necesario realizar una cirugía para confirmarlo.

Esta enfermedad, que actualmente no tiene cura, ocurre cuando el tejido endometrial, que normalmente reviste el interior del útero, comienza a crecer fuera de su lugar habitual. Eso provoca, en ocasiones, un dolor intenso en la pelvis y dificultad para conseguir un embarazo. Con el paso de los años, especialmente durante la edad reproductiva, la endometriosis sigue avanzando debido a la exposición a hormonas que favorecen su desarrollo.

TE PUEDE INTERESAR

Entre el dos y el once por ciento de las mujeres sin síntomas evidentes padecen endometriosis. Este porcentaje aumenta significativamente entre aquellas que tienen dificultades para concebir, y la cifra puede llegar al 50 por ciento. También es importante destacar que del 5 al 21 por ciento de las mujeres hospitalizadas por dolor pélvico pueden estar lidiando con esta enfermedad.

¿Qué factores la causan?

El origen de la endometriosis sigue siendo un misterio. Y aunque no hay una certeza absoluta sobre el origen de la enfermedad, sabemos que su aparición se debe a una combinación de factores:

1. Menstruación retrógrada

Muchas mujeres experimentan lo que se conoce como ‘menstruación retrógrada’, que supone que la sangre menstrual fluye hacia las trompas y la pelvis en lugar (o además) de salir por la vagina, causando la formación de implantes y tejido cicatricial interno, provocando lo que se conoce como adherencias. Sin embargo, no todas las mujeres con este problema desarrollan endometriosis.

2. Diseminación de células endometriales

Otras teorías sugieren la influencia de ciertos compuestos en el cuerpo o la diseminación de células endometriales a través del sistema linfático.

3. Factores genéticos

La influencia genética desempeña también un papel importante, aumentando el riesgo de tener la enfermedad si nuestras hermanas o madres la padecen.

4. Menstruación y factores hormonales

El número de ciclos menstruales a lo largo del año y otros factores hormonales también pueden influir en su desarrollo. El embarazo actúa como un tratamiento indirecto, ya que, durante este periodo, junto con la lactancia, las mujeres están libres de hormonas.

Síntomas que no debes ignorar

Los síntomas de la endometriosis pueden variar desde molestias leves hasta un dolor incapacitante que afecta de forma importante la calidad de vida. Dependiendo de la ubicación de las lesiones, estas pueden causar retracción del tejido, fibrosis y tensión, lo que produce diferentes síntomas. Por ejemplo, el dolor espontáneo puede surgir si las adherencias están cerca de la vagina o el útero. Si los implantes afectan el área del recto, es posible sentir dolor durante la defecación o incluso sangrado al orinar.

El dolor durante las relaciones sexuales, el sangrado anormal con la defecación o con la orina, o el dolor al defecar son señales que no debemos pasar por alto.

Si eres joven y experimentas dolor menstrual intenso y prolongado, especialmente si es incapacitante o empeora con el tiempo, es importante considerar la posibilidad de que padezcas endometriosis. Además, en mujeres de más edad el retorno del dolor después de un periodo sin síntomas –por ejemplo, tras un parto–, también podría indicar la presencia de esta enfermedad.

¿Y si soy asintomática?

Incluso si no tienes síntomas evidentes, la endometriosis podría estar presente y afectar a tus planes de embarazo, ya que a menudo dificulta la concepción al obstruir las trompas y alterar las señales celulares necesarias para que ocurra la concepción. Detectarla temprano es crucial para prevenir complicaciones futuras y abordar cualquier problema de fertilidad que pueda surgir.

Detectar la endometriosis: paso a paso

Diagnosticar la endometriosis puede ser complicado, especialmente en casos con síntomas leves. Por ejemplo, cuando las personas presentan cambios en sus ciclos menstruales es habitual que nos pregunten si puede ser a causa de otros trastornos más conocidos, como el síndrome de ovario poliquístico, en lugar de considerar la endometriosis como una posibilidad si el cambio que notan es respecto al dolor.

Los médicos pueden sospechar la enfermedad durante un examen físico o una ecografía, pero el diagnóstico definitivo todavía hoy en día se realiza mediante una cirugía llamada laparoscopia. Esta cirugía no solo se utiliza para diagnosticar, sino que cuando se realiza es también para tratar la enfermedad, con el objetivo de eliminar las adherencias e implantes y mejorar las áreas afectadas. Normalmente se lleva a cabo cuando hay dolor severo y, en consecuencia, una mala calidad de vida, así como en situaciones en las que una mujer tiene dificultades para concebir.

Dado que cada cirugía adicional tiende a ser más complicada que la anterior, siempre hay que buscar reducir la necesidad de múltiples intervenciones priorizando los tratamientos hormonales. Bloquear las hormonas para detener la progresión de la enfermedad es clave, especialmente en mujeres jóvenes.

OTROS TEMAS WELIFE

¿Endometriosis en los pulmones o el corazón? Sí, es posible

Sorprendentemente, la endometriosis no se limita al útero, los ovarios y la pelvis.  También puede aparecer en lugares tan inesperados como los pulmones o el corazón. Aunque generalmente se considera una enfermedad benigna, puede comportarse de manera invasiva, extendiéndose y afectando tejidos cercanos generando inflamación, dolor y sangrado.

Incluso esta enfermedad puede manifestarse de manera atípica, como en el caso de una paciente que atendimos en consulta y que tenía endometriosis en los pulmones. A pesar de no tener síntomas en la región pélvica en su vida diaria, esta joven experimentó varios neumotórax espontáneos, lo que nos llevó a descubrir que la causa era la endometriosis. Este caso poco común resalta la capacidad de la enfermedad para presentarse de manera poco convencional, y la importancia del tratamiento médico, porque el último episodio ocurrió en un intervalo que decidió suspender el tratamiento.

En resumen, enfrentarse a la endometriosis puede llegar a convertirse en una verdadera batalla, pero reconocer sus signos y buscar ayuda temprana puede marcar la diferencia en tu calidad de vida presente y futura. Si sospechas que puedes tener endometriosis, no dudes en hablar con un profesional de la salud.

Álvaro Ruiz Zambrana Especialista en Ginecología y Obstetricia, Endocrinología Ginecológica y Fertilidad, el doctor Ruiz Zambrana es responsable del área de Obstetricia en la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

MÁS NOTICIAS

Otros temas de Cuerpo

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Otros temas de Cuerpo

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta