X
baby steps

Foto: Unsplash

MENTALIDAD

Baby steps: la manera de empezar con hábitos saludables sin que resulte abrumador

A todos nos encanta fijarnos nuevas metas, propósitos que nos ayuden a ser mejores personas. Sin embargo, solo algunos consiguen mantenerlos en el tiempo. ¿Puede que nos exijamos demasiado?

Por Mónica Heras

4 de febrero de 2022 / 12:23

Acabamos de despedir al primer mes del año. Enero es el encargado de recibir todos esos buenos propósitos que nos hicimos en diciembre, dejando atrás la euforia navideña y presionándonos con su mero nombre a demostrarnos, y demostrarle al mundo, que esta vez lo vamos a conseguir.

Seamos honestos, ¿qué tal lo llevas? Si formas parte de ese pequeño porcentaje que lo consigue, fenomenal, pero si perteneces a esa gran mayoría, seguro que te sientes frustrado, decepcionado y un poco enfadado contigo mismo, ¿verdad?

Te sorprenderá saber que este es un mecanismo típico que afecta a la mayoría de las personas, llegando a ser un autosabotaje en toda regla debido principalmente a que:

  • Nos ponemos metas inalcanzables.
  • Queremos incorporar gran cantidad de nuevos hábitos.
  • Tenemos altas expectativas y somos poco realistas.

Hoy queremos hablarte de los baby steps o pasos de bebé, una fórmula para poder alcanzar todo lo que te propones poco a poco, siendo más amable contigo mismo y de una manera más realista. ¿Lo intentamos?

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Baby steps o pasito a pasito en la consecución de logros

Existen varios autores que hablan acerca de los baby steps y de cómo «hackear» nuestra mente para conseguir lo que nos proponemos. El profesor BJ. Fogg, director del Laboratorio de Diseño del Comportamiento de la Universidad de Stanford, ha escrito un libro titulado ‘Tiny Habits’, en el cual propone sencillos pasos para lograr esas metas y nos invita a perder el miedo al fracaso.

Otro aporte interesante es el que hace Leo Babauta, autor del blog ZenHabits y gurú de la productividad unida al minimalismo. En su libro ‘El poder de lo simple’,  afirma que cuando estamos intentando crear un hábito, debemos partir de lo simple e irlo complicando paulatinamente. Por ejemplo, si tu objetivo es levantarte más temprano, empieza por adelantar el reloj 10 minutos la primera semana, después 20 y así hasta el que consigas tu meta.

Para ayudarte a fijar todos tus propósitos y a seguir esos baby steps de los que te hablamos, vamos a darte una guía con la que lo verás mucho más claro.

5 pequeños pasos para conseguir tus metas

1. Empieza de cero

Puede parecer obvio, pero sentarte a reflexionar y tener claro el punto de partida, resulta primordial. Haz un balance del momento en el que te encuentras, de esta manera podrás ser más específico.

2. Ponte objetivos realistas

Ajusta tus expectativas y establece metas que puedas cumplir. Cuando nos ponemos objetivos demasiado altos y que implican cambios profundos en nuestros hábitos, tenemos más probabilidades de rendirnos.

Una alternativa puede ser dividir ese gran objetivo a largo plazo, en pequeños logros a ir conquistando a corto plazo. Si quieres correr una maratón y nunca has hecho ejercicio, piensa en la del próximo año. Mientras, sal a correr todos los días media hora e incrementa el tiempo conforme vayas estando en forma.

3. Planifica tus baby steps

¿Recuerdas al Dr. Mario Alonso Puig? Él nos habló de cómo nuestro cerebro va a intentar mantenernos en la zona de confort, y la única forma de reinventarte es saliendo de ella. No te extrañe si cada vez que intentas hacer un cambio de hábitos, algo dentro de ti te lo impide. Seguro que encuentras un montón de excusas, argumentos de peso, olvidos… todo vale a fin de mantenerte en esa seguridad que tan bien conoces.

Para evitarlo, lo mejor es dar instrucciones precisas y condicionar ese nuevo hábito a otro que ya esté establecido. También puedes crear un ritual para hacerlo más agradable, tu cerebro asociará toda esa preparación al momento de realizar esa nueva tarea. Por ejemplo, si quieres salir a correr por las mañana, puedes dejar tu ropa lista por la noche, prepararte una playlist motivadora, buscar una ruta que te apetezca hacer, etc. Llegará el momento que automatices el hábito.

4. Busca herramientas

¡Póntelo fácil!, y esto también forma parte de la planificación que te hemos mencionado antes. ¿Cómo vas a lograr esa meta?, puede que necesites asesoría, materiales especiales, un espacio de tiempo específico, ayuda con los niños… es fundamental que lo tomes en cuenta y que te adelantes a cualquier imprevisto. Puedes hacer uso de alguna app para mejorar tu organización, por ejemplo.

5. Celebra tus logros

Por muy pequeños que sean tus baby steps, es importante que celebres cada paso que des, sólo así conseguirás mantener la motivación. Elige una recompensa cada vez que avances hacia tu objetivo, sonríe y aplaude tu perseverancia.

Algo que funciona de maravilla es llevar un diario en el cual ir registrando esos avances. Así serás más consciente del camino que has recorrido para llegar a donde estás. Mira hacia atrás y agradece haber tenido el coraje de dar el primer paso.

Finalmente, ten paciencia. Pensamos que deshacernos de un mal hábito que llevamos años repitiendo, tan solo nos llevará un par de días. Esto, además de poco realista, nos lleva a abandonar mucho antes de haber empezado a andar, y a sentir que no somos capaces, que hemos vuelto a fallar.

Temas

Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mente

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mente

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible