X
El mindful sex es una práctica que aúna mindfulness y la sexualidad

Practica el mindfulsex y disfruta mucho más de tus relaciones sexuales. / LELO

Sexualidad

Mindful sex, la técnica que une mindfulness y sexualidad

De la unión entre el mindfulness y la sexualidad surge el mindful sex, una propuesta de sexo lento o slow sex que te invita a estar presente en el acto sexual y a vivir el sexo en el aquí y el ahora.

Por María Miret García

1 de septiembre de 2022 / 14:09

Si antes el sexo era algo planificado que ocurría solo en contadas ocasiones, ahora pensamos mucho más allá a la hora de innovar en relaciones sexuales. Probar nuevas posturas, hacerlo en lugares recónditos, utilizar juguetes sexuales… Y, por supuesto, el llamado mindfulsex, que ha llegado para quedarse en estos tiempos de búsqueda de consciencia. Lejos quedan los tiempos en que nuestras madres y abuelas solo hacían el amor un día a la semana, siempre en la misma postura e incluso, sin siquiera quitarse la ropa.

Desde hace años, la tendencia es cambiar. De coche, de ropa, de teléfono móvil… y por supuesto, la moda ha llegado también al terreno de la sexualidad. Así, en cuanto entramos en la rutina sentimos que somos aburridas. Siempre estamos buscando ideas para ser más imaginativas, sorprender a nuestra pareja y probar cosas nuevas.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Sin embargo, la necesidad constante de cambiar puede traer aparejado un estrés añadido al que ya llevamos en el día a día. Por eso, algunas ginecólogas y expertas en sexualidad han empezado a recomendar algo que hasta ahora parecía impensable: volver a aburrirse. O lo que es lo mismo, recuperar la rutina en los encuentros sexuales. Al menos, de vez en cuando. Es entonces cuando la tradicional fórmula recupera toda su actualidad: sábado sabadete…

En un mundo en el que no tenemos tiempo de casi nada, casi que se nos anima, nada más y nada menos, a recuperar la receta de algunas de nuestras madres y abuelas: planificar los encuentros sexuales. Incluso aunque siempre lo hagas con la misma pareja, lejos de resultar aburrida, la planificación puede tener beneficios inesperados. Y es que a veces, con tantas ganas de novedad se nos olvida lo más importante: estar presentes.

Mindful sex, el “sexo lento” o “slow sex”

Sentirse consciente de uno mismo en el momento presente es uno de los objetivos del mindfulness, una técnica que consiste en prestar atención al aquí y al ahora sin juzgar lo que ocurre. Aplicada a la sexualidad, esta forma de meditación te lleva a estar presente durante el acto sexual, ya sea sola o en pareja. Tomar conciencia de tu cuerpo y de tu mente es el primer paso del mindful sex, que viene a ser un “sexo lento” o “slow sex”.

Se trata de la capacidad de concentrarse y centrar nuestra atención en un pensamiento concreto durante una interacción sexual, lo que te permite vivir el sexo en el aquí y el ahora en lugar de practicarlo repasando la lista de la compra, pensando en lo que vas a hacer de cena… o en las musarañas. Estar presente te ayudará a conectar contigo misma y desconectar de todo lo demás. Darte permiso para conectar con tu esencia y encontrar espacios para contactar contigo misma te llevará a experimentar un placer como nunca lo has vivido.

Gracias a esta técnica, que reúne la sexualidad con el mindfulness, se pueden conseguir orgasmos mucho más placenteros. Pero ésta es sólo una de sus ventajas. Entre otros beneficios, practicando el mindful sex sentirás los orgasmos con más intensidad, pues toda la atención estará centrada en lo que le sucede a nuestro cuerpo, provocando que el orgasmo sea más prolongado e intenso; disfrutarás más del sexo y de tu cuerpo, así como del de tu pareja, en una exploración nunca antes experimentada, además de aumentar la capacidad de concentración y reducir el estrés, la ansiedad o el insomnio.

Solo conociendo tu cuerpo sabrás lo que más placer te da

La puesta en práctica no es difícil. Unos simples consejos te ayudarán a transformar tu sexualidad.

  1. Apaga la televisión, el teléfono móvil o la tablet para centrarte en el momento presente.
  2. Presta atención a todas las sensaciones que fluyen por tu cuerpo durante el acto sexual y utiliza una respiración para ayudarte.
  3. Piensa en ti y observa tu cuerpo, enfocándote en la respiración.

Si la conciencia corporal es una parte fundamental del mindfulness, también lo es del mindfulsex, porque solo conociendo tu cuerpo podrás saber qué es lo que más placer te da. Por eso es tan importante que, además de practicar sexo en pareja, te regales momentos para ti.

Pon el foco en estimular alguna parte de tu cuerpo y disfruta plenamente del momento, sola o acompañada. Para que tu mente no se vaya a otro sitio, mantén los ojos abiertos y haz contacto visual si estás en pareja. De esta forma serás consciente de lo que estás haciendo en el momento presente en lugar de estar pensando en otras cosas durante las relaciones sexuales.

Temas

MindfulnessRelacionesSexualidad

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mindfulness

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mindfulness

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible