Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X
decir-buenos-dias

Sonreír por la calle por la mañana hace que crees pertenencia a una comunidad./ Foto: Getty.

SALUD MENTAL

Buenos días: las dos palabras mágicas que pueden cambiar tu vida social radicalmente

No es solo una cuestión de urbanidad y cortesía. Interactuar con desconocidos, aunque sólo sea para saludar o dar las gracias, puede proporcionarte una sensación de pertenencia a la comunidad.

Por María Corisco

2 de enero de 2024 / 08:00

“Una gran cantidad de investigaciones muestran que el aislamiento social y la soledad tienen un impacto grave en la salud física y mental, calidad de vida y longevidad. El efecto del aislamiento social y la soledad sobre la mortalidad es comparable al de otros factores de riesgo bien establecidos, como el tabaquismo, la obesidad y la inactividad física”. Esta afirmación, que puede sorprender por su contundencia, no proviene de un gabinete de apoyo psicológico o de algún gurú de la autoayuda, es una advertencia hecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS). También señala que una de cada cuatro personas mayores experimenta aislamiento social y entre el cinco y el 15 por ciento de los adolescentes sufre de soledad.

La OMS habla de epidemia y reconoce el aislamiento social y la soledad como un problema prioritario de salud pública y una cuestión de política en todos los grupos de edad. Por ello, y durante el transcurso de la Década de las Naciones Unidas para el Envejecimiento Saludable (2021-2030), se ha incluido este problema como uno de los temas que abarcan las cuatro principales áreas de acción del decenio.

Los beneficios de dar los buenos días o las gracias

Entre las causas de esta soledad encontramos el aislamiento propio de las sociedades occidentales modernas, en las que las interacciones sociales cara a cara son cada vez más infrecuentes. En este sentido, un área que se explora a fondo es el de los beneficios para el bienestar que supone el interactuar con otros, aunque tan sólo sea con un «buenos días».

TE PUEDE INTERESAR

Así, un estudio publicado recientemente en la revista Social Psychological and Personality Science ha ahondado en el papel que juegan estas pequeñas interacciones con extraños o conocidos casuales. Ha llegado a la conclusión de que “pueden generar sentimientos de pertenencia a una comunidad, lo que ayuda a sentirse más aceptado e incluso valorado por quienes comparten su pequeña parcela del mundo, un tipo de sentimientos que ayudan a las personas a sentirse satisfechos con sus vidas”.

Para esta investigación, los autores estudiaron a 60.000 participantes, y se les preguntó sobre sus interacciones diarias con personas que no conocían. Un «buenos días» al entrar en un ascensor o en una sala de espera; un «gracias» al cajero del supermercado o al conductor del autobús… “Simplemente saludar y agradecer predice una mayor satisfacción con la vida. Incluso las interacciones más breves y sin importancia brindan a los participantes una sensación de participación y convivencia”, ha señalado la autora principal del trabajo, Esra Asçigil. «Tener un sentido de pertenencia implica sentirse aceptado y valorado por otras personas. Puede considerarse una necesidad humana fundamental”.

OTROS TEMAS WELIFE

Por qué no hablamos con desconocidos

Nos sentimos incómodos cuando compartimos espacios pequeños con desconocidos o, incluso, con personas a las que conocemos lo justo. Ese silencio del ascensor, o en un taxi, cuando no sabemos si nos toca romper el hielo con algún comentario acerca del tiempo… Según la investigación, la mayoría de las personas no se sienten seguros para ir a hablar con un desconocido por miedo al rechazo. Y el miedo a no saber qué decir parecía mayor que el miedo al propio extraño, lo que sugiere que tal vez sean las inseguridades, y no los miedos, los que nos frenan.

Cinco claves para mejorar tus habilidades sociales

Aumentar el contacto social con desconocidos puede ser beneficioso para expandir tu red social, mejorar tus habilidades sociales y enriquecer tu vida en general. ¿Cómo empezar?

  • Sonríe y haz contacto visual. El contacto visual puede favorecer una sensación de confianza, y una sonrisa puede hacer que el otro se sienta cómodo.
  • Da tú el primer paso. No tienes por qué esperar que lo hagan los demás, sé proactivo al iniciar conversaciones. Puedes empezar con un simple saludo, un cumplido amable o preguntar sobre algo relevante en el entorno.
  • Encuentra puntos en común. Busca intereses o situaciones compartidas que puedan servir como punto de partida para la conversación. Esto podría incluir eventos actuales, actividades en común o el entorno en el que te encuentras. Para ello, te puede servir contextualizar: si estás en la cola de un autobús, hablar de la frecuencia con la que pasan.
  • Desarrolla tus habilidades de escucha. La escucha activa es clave para establecer conexiones significativas. Presta atención a lo que la otra persona está diciendo, haz preguntas de seguimiento y muestra interés en su punto de vista.
  • Participa en grupos o actividades sociales. Únete a grupos o participa en actividades sociales que te interesen. Esto proporciona una oportunidad natural para conocer a personas nuevas que comparten tus intereses.
  • Sal de tu zona de confort. A veces es necesario superar la timidez y salir de tu zona de confort. Afronta el miedo al rechazo y acércate a nuevas personas con una actitud abierta y amigable.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta