Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
dormir-luz-apagada

Dormir con luz puede ocasionar problemas cardiovasculares./ Imagen: Fotograma de Amélie.

Dormir bien

¿Qué es mejor, dormir con luz o sin luz? La razón por la que tu habitación tiene que estar a oscuras

Dormir con luz ambiental puede dañar tu salud, según un estudio. Mejor evitarla e invertir en unas persianas o unas cortinas opacas.

Por Paka Díaz

7 de marzo de 2023 / 07:00

¿Cortinas, estores, persianas o… nada? Cada persona parece tener sus preferencias. Hay, incluso, quien prefiere dormir con la televisión encendida. Pero, lo cierto es que un estudio de la Facultad de Medicina de Northwestern, en Illinois, ha revelado que exponerse a la luz ambiental durante el sueño puede dañar la función cardiovascular. También, advierte, aumenta la resistencia a la insulina. La directora de la investigación, la doctora Phyllis Zee, aseguró en la presentación de la misma que “por eso es importante evitar o minimizar la cantidad de exposición a la luz durante el sueño nocturno”.

Sobre la necesidad de oscuridad para dormir, la doctora Odile Romero también es concluyente: “para conciliar el sueño, lo mejor que la habitación esté oscura”. Sin embargo, aunque reconoce que “en algunos casos, podemos recomendar que duerman con la persiana subida”, por el efecto de la luz de la mañana en el organismo, explica la jefe clínico de Neurofisiología y coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital Vall d’Hebron y Hospital Quirónsalud de Barcelona.

“Lo primero es entender por qué es importante la oscuridad a la hora de dormir. Cuando descansamos, nuestro cuerpo segrega melatonina, la hormona que favorece el sueño y se activa con la oscuridad”, cuenta Manuel Delgado, Interior Design Manager en IKEA España. En consecuencia, indica el experto, «cuanto más podamos controlar la luz en el dormitorio, mejor sueño tendremos.»

Por su parte, para procurar un buen descanso, Romero recomienda que en el dormitorio se busque, sobre todo, el confort y también que transmita una cierta calma. “Además, ha de tener una temperatura agradable, sin ruido”, dice. “La temperatura de la habitación debería ser como mucho de 20 o 21 grados, máximo”. Además, conviene “intentar que el entorno usado para dormir no sea el mismo que se utiliza para trabajar; que sea para dormir”.

Cómo controlar la entrada de luz natural en el dormitorio

Según cuenta Manuel Delgado, lo más importante a la hora de diseñar la iluminación del dormitorio es “controlar la entrada de luz natural. Nuestra recomendación es vestir las ventanas por niveles o capas: estor, visillo y cortina”.

Estor opaco para aislar de la luz. El experto señala que “como primer nivel conectado con la ventana, ubicaremos un estor de material opaco que aísle por completo la luz. En lo posible, realizado con materiales naturales, para que favorezca conseguir una temperatura fresca».

Visillo para regular y tamizar. «Como segundo nivel, añadimos un visillo translúcido que regula y tamiza la entrada de luz durante el día», apunta Delgado.

Cortina para climatizar y evitar ruidos. Para terminar, explica que «la cortina, además de aportarnos el toque estético y decorativo, funcionará como una herramienta para aislar térmicamente el dormitorio y reducir el nivel de ruido que entra por la ventana».

Al alternar esos tres niveles, señala, «conseguiremos controlar, no solo la luz sino también la temperatura y el ruido de la habitación”. Aparte, para él es fundamental “evitar los aparatos electrónicos, el móvil, o la tele, así como procurar dormir sin luces encendidas». Con todo ello, señala, nos aseguraremos «que a la hora de dormir el dormitorio está en las condiciones lumínicas correctas para optimizar nuestras horas de sueño”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta