Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X
koselig

Una casa ordenada da felicidad./ Imagen: Unsplash.

Lifestyle eco

El Koselig es el nuevo Hygge, el método noruego que ordena tu vida mejor que Marie Kondo

Detrás el término noruego, que significa acogedor, se esconde una filosofía de orden y decoración que asegura la felicidad en casa a partir de la comodidad en el espacio. Te contamos en qué consiste.

Por Sara Trueba Rodríguez

2 de junio de 2023 / 14:30

Sentirse a gusto en el espacio que uno habita, según la psicología, invita a relajarse, a disfrutar de uno mismo y de los demás de una manera mucho más plena. ¿Quién no quiere sentir que su casa es su refugio? En eso consiste Koselig, el término noruego que se ha hecho famoso por definir espacios acogedores y cómodos que, además, son lugares que transmiten calma.

Parece baladí, pero el entorno que creamos en nuestra propia casa, desde el orden, el color del mobiliario y los detalles de decoración, marcan y definen quién somos y cómo queremos vivir. El Koselig noruego irrumpe en nuestras vidas para demostrar que un poco de orden es necesario para poder disfrutar con paz, comodidad, sin estrés (y sin la obligación de hacer del espacio un lugar frío y minimalista). ¿Se puede disfrutar ordenando la casa? Según Koselig, sí.

Los principios Koselig

No lo dicen sólo los noruegos, también los expertos psicólogos: ordenar te hace concentrarte en una tarea mecánica, lo que te evade de otras preocupaciones. Ordenar libera estrés y da paz visual. Y sí, Koselig va de eso… ¿Cómo sentirse cómodo en casa según el Koselig?

  • Utiliza textiles de calidad. Porque son más duraderos y definen a la perfección la sensación de «acogedor» a través del tacto.
  • A través de la iluminación indirecta. Porque da lugar a ambientes más cálidos.
  • Lugares funcionales. No se trata de acumular a lo loco ni de llevarlo al extremo contrario. Lo necesario en su lugar, y nada más para conseguir que la energía fluya.
  • Colores neutros. Blanco, gris y beige son los colores estrella de la decoración nórdica. La psicología del color invita a usarlos para crear ambientes sobrios y armónicos, que no cansen y transmitan tranquilidad.
  • Decoración con algo de estilo escandinavo, que consiste en dejar entrar la naturaleza en casa gracias a las flores, las hojas o la presencia de madera natural.
  • Rincones para disfrutar de la soledad. Un sillón especial donde leer, un mirador por donde entre luz natural y podamos disfrutar de un café en silencio o meditar, es otra clave importante para sentir esa calma de la que habla el Koselig.

Después de esta enumeración cabría pensar, ¿Koselig es muy nórdico o solo sentido común? Recurrimos a la opinión experta de Bego La Ordenatriz (@la_ordenatriz): «Sabemos, gracias a los estudios del color que la neutralidad nos da tranquilidad, armonía y hace que nos sintamos seguros en nuestro refugio, que es nuestro hogar. La decoración es una cuestión de necesidades unido a la funcionalidad. Es lo que yo necesito para estar cómodo y vivir a gusto, siendo bonito al mismo tiempo. En ese sentido, Koselig tiene una buena filosofía». 

Aprender a ordenar

Koselig significa acogedor así que, se trata de enamorarse del hogar, de un refugio al que estás deseando volver. Algo difícil de lograr con caos y desorden. Por eso, para crear un espacio koselig hace falta organización, orden y limpieza de aquello que genera ruido estético, para crear en su lugar recuerdos y espacios socialmente agradables donde compartir.

Esta tendencia bebe de algunas de las pautas del método Marie Kondo en cuanto al orden, porque esto es algo que se aprende independientemente de la cultura: «El orden, como ocurre con otras cosas en la vida, es un proceso de aprendizaje. A medida que vamos avanzando sentimos la necesidad de más orden y lo relacionamos con más paz porque en un espacio ordenado no perdemos las cosas y no llegamos tarde por no encontrar las llaves del coche, por ejemplo», comenta La Ordenatriz. Para los noruegos, de hecho, desorden y caos es la antítesis de la comodidad.

Quizá alguien pueda pensar que vive bien en el caos. En torno a esto, para La Ordenatriz, prima el disfrute siempre que no altere la convivencia: «El orden es para todos los públicos, pero hay momentos en la vida complicados en los que puede que seamos ordenados, pero estemos desordenados». Quizás dice esto pensando en Marie Kondo, quien reconoció hace unos meses haber renunciado a su propio método después del nacimiento de su tercer hijo. Sin embargo, añade: «Si mi desorden afecta a los demás creo que habría que esforzarse por mantenerlo a raya».

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataPequeños momentosRespiración 4x4AutovalíaQué comer con acné

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta