X
Cocina de aprovechamiento: recetas fáciles con ingredientes básicos

Descubré qué alimentos puedes utilizar en tu cocina de aprovechamiento. / Depositphotos

NUTRICIÓN

¿Esto se come? Recetas deliciosas con ingredientes que nunca habías usado

El desperdicio alimenticio es algo en lo que deberíamos poner atención, mientras que la sosteniblidad también aboga por aprovechar mejor nuestros recursos, algo que conseguirás con estas delicias.

Por Mónica Heras

2 de agosto de 2022 / 12:43

No es la primera vez que te hablamos de la cocina de aprovechamiento, esa que nos invita a recuperar los consejos de nuestras abuelas y sacarle más partido a lo que tenemos en la nevera. En tiempos en donde los alimentos escaseaban, eran capaces de exprimir al máximo cada ingrediente que echaban al puchero y, además, inventaron deliciosas recetas que han ido pasando de generación en generación.

Después de varias décadas de excesos, de creer que los recursos del planeta eran ilimitados y que podíamos hacer un uso indiscriminado de ellos, llega el momento de volver a los orígenes a través del llamado slow food, de cuidar lo que consumimos, de poner atención en su procedencia, y de aprovechar todo lo que nos ofrecen las verduras, las frutas, las semillas y los cereales.

Por eso hemos buscado algunas de las recetas más ricas y sorprendentes que algunas de nuestras gurús de alimentación nos proponen. Prepara los fogones y sorpréndete con estas maravillas culinarias.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Las mejores recetas de cocina de aprovechamiento

1. Pesto con tallos de brócoli

Una de nuestras exponentes favoritas de la cocina de aprovechamiento es Beatriz Moliz, vegana y comprometida con el movimiento zero waste, por lo que siempre que puede nos ofrece recetas en las que podemos sacarle todo el partido a las verduras. Bea no invita a usr el tallo del brócoli en salteados o como base para hacer este delicioso pesto con el que aliñar pastas, verduras o utilizar como salsa para curdités.

Ingredientes:

  • Tallo de un brócoli
  • 1 manojo de hierba aromática (cilantro, albahaca, perejil…)
  • 1 diente de ajo
  • 1/3 taza fruto seco (avellanas, almendras, nueces…)
  • 2 cucharadas levadura nutricional
  • Zumo de un limón
  • 1/3 taza AOVE
  • Sal al gusto

Elaboración: Lava y corta los tallos en rodajas, haz lo mismo con tu hierba aromática favorita, aprovechando también las que estén marchitas. Incorpóralas a la licuadora y ve añadiendo todos los ingredientes, siempre intentando utilizar lo que ya tienes en casa. Mezcla todo bien y sorprende a los que se sienten en tu mesa, invítalos a adivinar cuál es el ingrediente secreto.

2. Chips de cáscara de patata

Desde Real Fooding han estado proponiendo recetas sostenibles en la cocina, y una de ellas han sido estas chips, un snack perfecto que puedes acompañar con una salsa dip que proponen, elaborado con aguacate, yogur griego y nuestro hummus. La piel de la patata, nos aporta vitaminas B y C, potasio y fibra y con eta receta tendrás una cena rica y completa.

Ingredientes:

  • Pieles de patata
  •  AOVE
  • Especias (pimentón, orégano, albahaca…), sal y pimienta negra

Ingredientes de la salsa:

  •  1 cucharada de hummus
  • 2 cucharadas de yogur griego natural
  • ¼ de aguacate
  • Zumo de medio lima
  • AOVE, sal y pimienta negra al gusto

Elaboración: Lava muy bien las pieles de las patatas y escúrrelas para colocarlas en un bol o un recipiente hermético. Añade el AOVE y las especias y remueve bien para que cubra todas las pieles. Colócalas en papel vegetal y cocina en la airfryer (12 minutos a 190 grados removiendo 2 o 3 veces) o al horno precalentado a 180 grados durante 15-17 minutos o hasta que estén doradas y crujientes.

Para la salsa, mezcla todos los ingredientes con la ayuda de un tenedor hasta que estén integrados, ¡y listo!

3. Hojas de zanahoria y cocina de aprovechamiento

Tanto las hojas de la zanahoria, como la de las remolacha, el hinojo o cualquier otra hortaliza, se pueden comer en ensaladas, guisos y salteados, aprovechando al máximo sus nutrientes y su sabor. Lo único que debes tener en cuenta es que hay que lavarlas muy bien para quitarles el exceso de tierra que pudieran tener y es mejor que optes porque sean orgánicas, así te aseguras de que no tengan tóxicos.

Las de zanahoria en concreto, contienen 6 veces más vitamina C que la raíz y vitamina K, a diferencia de la raíz, que no la tiene. Son también fuente de Potasio y Calcio, así que apunta esta receta para hacer un chimichurri diferente.

Ingredientes:

  • 1 taza de hojas de zanahoria orgánica finamente picadas
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • ¼ de cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón dulce molido
  • ½ cucharadita de pimiento rojo deshidratado o ñora
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1 cucharadita de sal
  • algunas semillas de pimienta
  • ¼ de taza de vinagre de vino blanco
  • ¼ de taza de AOVE

Elaboración: Incorpora todos los ingredientes y mézclalos con una cuchara de madera hasta que se integren. Añádelo a tus carnes y a las verduras. / Imagen de apertura: Depositphotos

Temas

NutriciónRecetas

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Recetas

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Recetas

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible