Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X
alimentos-tension-alta

Los procesados son uno de los claros ejemplos de alimentos que tienes que evitar si tienes la tensión alta./ Imagen: Wildfox.

Alimentación

Bebidas y alimentos prohibidos si tienes la tensión alta: sal, alcohol y procesados

Saber cuál es tu dieta más adecuada puede ayudarte a controlar la hipertensión y evitar problemas futuros.

Por Paka Díaz

8 de noviembre de 2023 / 15:15

La hipertensión es de un problema frecuente en nuestro país. De hecho, el 42,6% de la población adulta española es hipertensa. Con mayor frecuencia le ocurre a los varones, casi al 50% de ellos, mientras que también le pasa a un 37,1% de las mujeres en nuestro país. Si no se trata, puede tener graves consecuencias. La buena noticia es que, a través de una dieta como la  DASH, podemos controlar si sabemos qué alimentos y bebidas debemos evitar.

“Las personas con tensión alta se van a beneficiar siempre de un tipo de alimentación low-carb y lo más limpia posible”, recalca en primer lugar Paola Procell, dietista y coach nutricional. La creadora del método Cocina sana, en el que explica cómo alimentarte para reducir la inflamación de tu organismo, señala que “mejorar la tensión alta a través de la dieta es posible”. Pero, además, recuerda que “hacer ejercicio es la mejor herramienta antiinflamatoria que existe”.

Qué alimentos y bebidas evitar si tienes la tensión alta

La dietista y coach nutricional advierte, también, que “si existe sobrepeso y se baja de grasa corporal, este parámetro va disminuir a mejor”. Por lo cual, recomienda una dieta saludable y practicar algo de ejercicio al menos cuatro veces por semana. Con salir a caminar a buen paso, bastaría para activar nuestro metabolismo y perder calorías. Y evitar los siguientes alimentos.

TE PUEDE INTERESAR

Sal

En concreto, el sodio en la sal es un importante factor que contribuye a aumentar la presión arterial y las dolencias cardíacas. Esto ocurre porque afecta el equilibrio de líquidos en la sangre. Hay que tener en cuenta que la sal de mesa tiene alrededor de un 40% de sodio. Aunque cierta cantidad de sal es importante para la salud, es fácil tomar demasiada. Lo recomendable sería no consumir más de una cucharadita de sal al día. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) eso serían menos de 5 gramos diarios. Pero recuerdan que la mayoría de las personas consumen de 9 a 12 gramos diarios.

La dietista recomienda “cambiar la sal de mesa común por una sal marina sin refinar y baja en sodio, que en realidad tiene más potasio en su composición. Al final estamos hablando de una relación de la bomba sodio-potasio.»

Alimentos procesados

Hay que tener en cuenta que muchos de los alimentos que tomamos ya llevan algo de sal añadida, bastante en algunos casos, por eso hay que tener mucha precaución. Se debe tomar con mucha moderación, o incluso, evitar productos como los embutidos, panes, pizzas y sándwiches procesados.

Por ejemplo, dos lonchas de mortadela contienen unos 910 mg de sodio. Mientras que una salchicha de Frankfurt posee unos 567 mg. También hay que tener precaución con alimentos en conserva como las sopas o las salsas, ya que suelen tener alto contenido en sodio. “Si se quiere rebajar el consumo de sal, basta con dejar los ultraprocesados y también los productos cárnicos y de quesos”, sugiere Procell.

Bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas tampoco son recomendables para las personas con tensión alta. Además, hay que recordar que las bebidas isotónicas suelen llevar mucha sal, además del azúcar. En general, hay que ser muy precavidos con el azúcar, ya que puede aumentar la presión arterial de diversas formas. Por un lado, contribuye al aumento de peso, lo que genera más posibilidades de tener presión arterial alta. La cantidad de azúcar diaria recomendable según la OMS sería de 6 cucharaditas, o 25 gramos, para las mujeres adultas y 9 cucharaditas, o 36 gramos, en el caso de los hombres.

Bebidas alcohólicas

Beber demasiado alcohol puede aumentar la presión arterial. Por eso, el consumo elevado se señala como un factor de riesgo de hipertensión reconocido y de alta prevalencia. Para evitarlo, se recomienda disminuir el consumo de bebidas alcohólicas. Según la Fundación Española del Corazón, más de dos copas al día se asocian con la hipertensión arterial. Pero, además, desde la organización recuerdan que incluso ingestas menores podrían tener un efecto perjudicial. Por eso recomiendan minimizar la ingesta o, directamente, evitarla.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataPequeñas excusasPiensa como un marineBanksyingQué comer con acné

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta