Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

El mewing promete ayudarte a definir la mandíbula para lograr una como la de Hailey Bieber./ Foto: @haileybieber.

BELLEZA

Qué es el mewing, el ejercicio que se ha hecho viral en TikTok y que promete eliminar la papada

La técnica, que consiste en adaptar la lengua en el paladar de una determinada forma, se ha convertido en tendencia: promete reducir la papada y definir la mandíbula. Los expertos dicen esto.

Por Silvia Capafons

18 de abril de 2024 / 13:30

Infinidad de tutoriales circulan por TikTok e Instagram bajo la promesa de marcar la mandíbula y evitar la papada. La técnica se llama mewing, en honor a su creador, un ortodoncista británico llamado John Mew que en los años 70 sustituyó los aparatos dentales por un entrenamiento de la postura de la lengua con el fin de conseguir la corrección de problemas bucales y modificar los huesos de la mandíbula.

El método consiste en apoyar la lengua en el paladar, en la zona más cercana a los dientes de arriba, manteniendo los labios cerrados. Además de mejorar la estética y definir mejor el ángulo mandibular, supuestamente el mewing nos ayuda a respirar mejor y a roncar menos. Y esto hay que hacerlo, al parecer, durante todo el día, siempre que la boca
esté en reposo. ¿Verdad o una moda más de las redes sociales sin base científica?

Prevención y corrección

Muchos cirujanos maxilofaciales y especialistas aseguran que no hay una base científica detrás que relacione los ejercicios con esos cambios, incluso le atribuyen efectos secundarios: desgaste de los dientes, dolor de la zona, del cuello y la cabeza e incluso alteraciones en la articulación temporomandibular.

TE PUEDE INTERESAR

Alessandra Scavone, especialista en audiología y con 30 años de difusión internacional de su método Masc, basado en el masaje en los músculos del rostro y cuello y en el yoga facial para tonificar y relajar toda esta zona, cree que el mewing tiene en origen verdades y algún punto que revisar.

“Es cierto que la postura de la lengua, en contacto con la papila incisiva, sin tocar los dientes, ayuda a mejorar la papada, al igual que lo hace el mantener una postura erguida, con los hombros en su sitio. Si, por ejemplo, los ponemos hacia adelante, podríamos aumentar la flacidez de las mejillas. En realidad, funciona a modo preventivo; y si ya existe este problema y la persona no ponía bien la postura hasta el momento pero comienza a hacerlo, esto, junto a ejercicios específicos, contribuirá a que mejore”.

Con ejercicios específicos se refiere a su método, que lleva a cabo en sesión presencial donde estudia la musculatura facial, indica los ejercicios de yoga facial adaptados, utiliza acupuntura o acupresión, realiza un masaje tratando cada músculo facial por separado y cuida la piel con un ritual cosmético preciso.

Definición mandibular, en entredicho

En cambio, en la definición mandibular, influye menos, revela. La especialista recomienda a través de su método ejercicios con movimiento de la lengua dentro de la boca y empujar aquella contra el paladar en la forma correcta de manera consistente durante diez veces. Sin embargo, está en contra de pasarse todo el día haciendo ejercicios de este tipo.

“Hay vídeos que hablan de efectuarlos 200 veces o durante media hora seguida, y podríamos provocar fatiga muscular, el exceso tampoco es bueno, el músculo puede quedar flácido”.

¿Qué comemos y cómo miramos el móvil?

Y si poner la lengua en su posición idónea y apretarla contra el paladar ayuda a tonificar, masticar alimentos duros, como zanahoria cruda, también, según Alessandra Scavone. Aunque alerta de lo malo que es masticar chicle, en contra de lo que dicen algunos influencers que hablan de mewing. “Es muy malo para la articulación temporomandibular, la machaca, especialmente en personas con bruxismo”.

«Igual de malo es mirar el móvil hacia abajo, lo que nos obliga a bajar el cuello, porque esto también produce flacidez”, añade. Lo cierto es que una posición incorrecta de la lengua y una deglución inadecuada alteran el crecimiento correcto de la mandíbula. “Si no está bien colocada contra el paladar quedará más abajo en la cavidad bucal, obligará a dejar la boca entreabierta y el tono disminuirá. Esto puede hacer que las mejillas tengan antes flacidez y que los labios también se alteren, dejando el inferior evertido (girado hacia abajo) y el superior más corto, sin contacto con el inferior”, dice Alessandra, por no hablar de posibles problemas de ortodoncia.

OTROS TEMAS WELIFE

Menos ronquidos

En los tutoriales de YouTube o TikTok también se le atribuye al mewing la capacidad de disminuir los ronquidos porque, supuestamente, mejora la cavidad bucal. Scavone lo confirma: “Al dejar la boca abierta durante el sueño, movemos la lengua hacia atrás, se estrechan las vías respiratorias y dificultan el paso del aire, lo que puede provocar que este se interrumpa y provoque apnea del sueño. El aumento de peso aumenta las papeletas para el ronquido, y lo curioso es que últimamente muchas personas delgadas también lo acusan, debido a la flacidez de las estructuras mencionadas”.

La posición 10

Para colocar la lengua correctamente, Scavone recomienda apoyarla suavemente sobre el paladar. “La punta debe estar justo detrás de los dientes, y el resto reposar en la parte más alta del paladar, dejándola curvada”. Haz este sencillo ejercicio para comprobarlo: cierra la boca y respira por la nariz. Si todo va bien, no hay problema.

Una boca cerrada significa una lengua en buena posición. Si no es así y el problema es respiratorio, según la experta, hay que buscar atención médica para identificar la causa. “En función de ella hay varias formas de tratarlo: logopedia, medicación, o en algunos casos intervención quirúrgica”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta