Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Caminar descalzo no solo desestresa, también mejora el equilibrio. / Foto: @itziaraguilera.

CUERPO

Por qué tienes que andar descalzo: todos los beneficios de no llevar zapatos (cuando puedas)

En casa, en la arena, en el jardín... Quitarte los zapatos puede ser una terapia antiestrés y una toma de tierra con la naturaleza. Además, mejora tu postura y tu equilibrio.

Por María Corisco

13 de abril de 2024 / 09:22

Cada vez es más habitual que, al entrar a casa de amigos o familiares, te inviten a descalzarte y a dejar tus zapatos en la entrada. Esta práctica, común en muchas culturas, se hace principalmente para prevenir la propagación de gérmenes -el calzado arrastra consigo una gran cantidad de microorganismos- o para proteger el suelo. Pero con este hábito también se promueve la relajación: quitarse los zapatos al entrar en casa puede ser un ritual relajante que marca la transición del mundo exterior al hogar, y puede ayudarnos a reducir el estrés y conseguir una sensación de calma y comodidad.

Fuera del hogar, la sensación de caminar con los pies desnudos sobre la arena o sobre la hierba es también liberadora. Ana Martínez, experta en terapias de relajación, señala que “el earthing o grounding, como se conoce en otros países, es una práctica sanadora que se basa en la teoría de que el contacto directo con la tierra puede tener beneficios para la salud al permitir que el cuerpo se conecte con la energía eléctrica de la Tierra. Se piensa que, de esta manera, absorbemos electrones libres de la superficie terrestre, lo que puede tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios en el cuerpo”.

Beneficios de estar descalzo para el bienestar emocional

Hay otros beneficios emocionales, entre los cuales el más importante es la reducción del estrés. Desde el Instituto Valenciano del Pie se señala que “el pie está lleno de terminaciones nerviosas y el contacto directo de nuestra planta del pie con el suelo ayuda a liberar el estrés, fortaleciendo el sistema nervioso”.

TE PUEDE INTERESAR

En línea con la idea de la energía eléctrica, explican que “el uso de materiales aislantes en los zapatos fabricados después de la II Guerra Mundial nos ha separado del campo de energía de la Tierra. Parece ser que las evidencias demuestran que el contacto con la Tierra al estar descalzos puede ser una manera ambiental simple, natural y, sin embargo, efectiva, contra el estrés”.

Propiedades también para el cuerpo

Pero, además, caminar descalzos puede ofrecer beneficios para el pie, la circulación y el sistema musculo esquelético.

Mejora el equilibrio y la postura

Caminar descalzo puede ayudar a fortalecer los músculos del pie, el tobillo y la pierna, así como mejorar la propriocepción (la capacidad del cuerpo para percibir su posición en el espacio). Esto puede llevar a una mejor postura y equilibrio, así como a una menor probabilidad de lesiones relacionadas con la postura y el movimiento.

Reducción de la inflamación

Algunos estudios preliminares han sugerido que caminar descalzo puede ayudar a reducir los niveles de inflamación en el cuerpo al mejorar la circulación sanguínea y promover la curación de lesiones y dolencias.

Estimula la musculatura del pie

Al caminar descalzos, los pies tienen una mayor libertad de movimiento en comparación con cuando están encerrados en zapatos. Esto permite que los músculos y las articulaciones del pie se muevan a través de su rango completo de movimiento, lo que puede ayudar a fortalecer y tonificar los músculos.

Asimismo, puede ayudar a fortalecer los arcos del pie, incluyendo el arco longitudinal y el arco transversal. Al caminar descalzo, los músculos y los tejidos conectivos del pie trabajan para mantener la forma del arco y absorber el impacto al caminar.

Reduce las molestias en la espalda y articulaciones

Sin zapatos, los músculos del pie y la pierna trabajan más para estabilizar el cuerpo y absorber el impacto de cada paso. Esto puede ayudar a fortalecer los músculos que soportan la espalda y las articulaciones, lo que puede reducir el estrés y la tensión en estas áreas.

Además, los zapatos con suelas acolchadas pueden amortiguar el impacto al caminar, pero también pueden disminuir la capacidad natural del cuerpo para absorber el impacto a través de los músculos y las articulaciones.

Caminar descalzo permite que los pies se adapten al terreno y absorban el impacto de manera más efectiva, lo que puede reducir el estrés en las articulaciones y prevenir el dolor.

Para quién no está indicado

Hay circunstancias que no aconsejan el caminar descalzo.

Si tienes fascitis plantar

En general, caminar descalzo puede ejercer más presión y tensión en la fascia plantar, lo que podría empeorar los síntomas de la fascitis  y provocar más dolor e inflamación. Sin embargo, hay situaciones en las que caminar descalzo podría ser beneficioso para la fascitis plantar.

Por ejemplo, algunos médicos y terapeutas recomiendan ejercicios específicos de fortalecimiento y estiramiento de los pies que se realizan descalzos para mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos y tejidos del pie, lo que a su vez puede ayudar a reducir los síntomas de la fascitis plantar a largo plazo.

Si tienes pie diabético

Para las personas con pie diabético, caminar descalzo puede representar un riesgo debido a la pérdida de sensibilidad en los pies, conocida como neuropatía diabética. La neuropatía diabética puede hacer que sea difícil para alguien con diabetes sentir dolor, temperatura y otros cambios en los pies que podrían indicar lesiones o problemas de salud.

OTROS TEMAS WELIFE

Caminar descalzo aumenta el riesgo de lesiones en los pies, como cortes, quemaduras o úlceras, especialmente si hay neuropatía diabética presente.

Estas lesiones pueden pasar desapercibidas debido a la pérdida de sensibilidad y, si no se tratan adecuadamente, pueden llevar a complicaciones graves, como infecciones, úlceras que no cicatrizan y, en casos extremos, amputación.

En instalaciones deportivas

Como señalan desde el Instituto Valenciano del Pie, “hay que proteger nuestros pies en superficies peligrosas por falta de higiene o elementos cortantes, o en espacios públicos, sobre todo, en instalaciones deportivas como gimnasios, vestuarios o piscinas. En sitios públicos se recomienda utilizar chanchas para evitar el contagio de hongos, papilomas o cualquier infección que se contrae con el simple contacto.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta