X

Cuerpo

Por qué deberías combatir la celulitis sin cremas ni tratamientos y sí con estos hábitos saludables

Existen tratamientos anticelulíticos que ayudan a reducir la piel de naranja y cremas que pueden devolver firmeza a la piel. Pero sin unos hábitos saludables, deshacerte de la celulitis será muy complicado

Por Miriam Aguilar

2 de junio de 2021 / 08:14

En el tratamiento de ese fastidioso tema llamado celulitis intervienen médicos, cirujanos, esteticistas, fisioterapeutas, nutricionistas, naturópatas, dermatólogos, entrenadores personales y un sinfín de expertos que tratan de remediar, cada uno desde su visión terapéutica, un problema que afecta a la mayor parte de las mujeres (en torno al 90%) y también a bastantes hombres. 

A pesar del intento de normalización de los cuerpos reales en medios de comunicación y redes sociales en los últimos tiempos, el hecho de tener celulitis sigue siendo para algunos una verdadera pesadilla que afecta a su autoestima y que puede derivar en algo más serio. 

Más allá de la estética: la importancia de un buen diagnóstico

Pier Antonio Bacci, médico especialista en enfermedades cardiovasculares y en cirugía estética, es uno de los mayores expertos en la materia, que expone de forma detallada en su libro ‘Celulitis. Diagnóstico y Terapia del Fibroedema Evolutivo Femenino’. Para él la celulitis es un molesto asunto antiestético, es más, es la falta de estética peor tolerada en el mundo. “Muy a menudo, este aspecto antiestético se vuelve un síntoma que requiere de un diagnóstico y una clasificación precisa para saber si la falta de estética se ha convertido en patología. En tal caso, la mejor forma de abordaje es la combinación  de metodologías serias y experimentadas del enfoque de la medicina, la cirugía, la fisioterapia y la estética”, dice Bacci. 

Es cierto que muchas mujeres que ha pasado por una liposucción no han quedado contentas con el resultado, según el cirujano “de entrada, por la indicación errada y después, por lo difícil que resulta cumplir con toda la parte médica, fisioterapéutica, dietética y cosmética consecuente y siempre necesaria en estos procesos. Igualmente se encuentran  desmoralizadas personas que se han gastado pequeñas fortunas en masajes, mesoterapias o carboxiterapias para eliminar adiposidades localizadas y cartucheras, cuando estos casos son de indicación quirúrgica de entrada y diferentes a la celulitis”.

“La conquista de la belleza, así como de la salud, es un derecho del paciente y un deber del médico” Pier Antonio Bacci

Hacer un diagnóstico médico serio se alza, pues, como la primera medida para afrontar el tratamiento de la piel de naranja. En ciertas personas, este problema a priori social podría derivar en futuras enfermedades degenerativas, como pueden ser la artropatía, la lipodistrofia dolorosa o la distrofia tisular maleolar, entre otras. 

La formación de la celulitis y sus tratamientos

La ciencia ha demostrado más que sobradamente que mantener un estilo de vida saludable, con una alimentación y ejercicio adecuados, es la mejor prevención de todos los procesos de envejecimiento, incluyendo por supuesto los de la piel. La doctora y dermatóloga Andrea Combalia añade que la vida sedentaria, las dietas mal planteadas, el estrés, el abuso del tabaco y el alcohol contribuyen a la acumulación del tejido graso y a que la celulitis sea más visible. 

En su libro ‘Piel san in corpore sano’ explica que la grasa se almacena en la hipodermis, la capa más interna de la piel. Esta grasa está formada por adipocitos, células que producen y almacenan lípidos que se agrupan entre sí formando ese aspecto almohadillado de la piel de naranja que tanto nos disgusta. Por una cuestión hormonal,  los hombres tienden a tenerla en la tripa y la espalda mientras que las mujeres son más propensas a padecerla en muslos, glúteos y caderas. 

Si lo que forma la celulitis es grasa, adelgazar parece una buena solución para evitarla. Y, aunque es verdad que su volumen aumenta cuando ganamos peso, lo cierto es que muchas personas delgadas también tienen piel de naranja. Perder grasa puede ayudarte a que la piel se vea más firme y con menos hoyuelos, pero eliminar por completo la dichosa celulitis es realmente complicado. De hecho, cuando perdemos peso disminuye la grasa contenida en nuestros adipocitos, haciéndolos más pequeños. Pero el número de células grasas sigue siendo el mismo y lo peor es que puede volver a rellenarse. La única forma de librarse de los adipocitos es con unos pocos tratamientos médicos, como la liposucción. 

“Incluso un cuerpo saludable, en su peso ideal y en buena forma física, tiene hoyuelos en los muslos. ¡Normalicemos los cuerpos reales!” Doctora Andrea Combalia

¿Hasta qué punto merece la pena hacerse un tratamiento estético? “Si bien se ha comprobado que algunas técnicas o masajes que promueven el sistema linfático mejoran el aspecto de la piel al eliminar el exceso de líquido, sin unos buenos hábitos de vida no podremos mantener el resultado por mucho tiempo. Lo mismo ocurre con los ultrasonidos, la radiofrencuencia o los infrarrojos, que emiten ondas controladas, que penetran en la piel mejorando el tejido adiposo” explica la doctora en su manual. La decisión de utilizar o no de este tipo de terapias debería ir acompañado de un compromiso personal en el que se introduzcan alimentos adecuados en la dieta y se realice ejercicio físico de forma regular.  

Trucos fáciles para combatir la celulitis

 

Consejos fáciles para combatir la celulitis:

– Bebe mucha agua.

– Haz ejercicio de manera habitual. Existen algunos ejercicios especialmente indicados para la celulitis

Termina la ducha con agua fría. Activarás la circulación sanguínea.

– Si trabajas sentado, trata de levantarte y caminar unos 5 minutos cada hora. Combate el sedentarismo y todos sus males. 

– No te sientes con las piernas cruzadas

– Cuando te tumbes, intenta poner las piernas en alto o dormir con una almohada bajo los pies. 

– Reduce el consumo de sal (y de alimentos procesados).

– Prioriza alimentos depurativos, hidratantes, saciantes… Aquí puedes ver la lista de los mejores alimentos para combatir la celulitis.

– Intenta reducir el nivel de estrés de tu vida (con una buena práctica de mindfulness, por ejemplo). El estrés dispara el cortisol, que te pone más difícil la quema de grasa.

– Huye de alimentos que provoquen retención de líquidos o inflamación, como harinas blancas, embutidos grasos, zumos azucarados, bollería…

Olvídate de la ropa ceñida.

– Evita en lo posible los tacones.

– Nada de tabaco o alcohol.

– No tomes anticonceptivos o medicamentos con estrógenos (háblalo con tu médico).

– Masajea la zona donde esté la celulitis con un aceite natural hidratante (almendra, coco…)

– Duerme bien. Durante la noche los procesos de regeneración celular se activan.

Temas

AdelgazarEntrenamientoNutriciónVida Saludable

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Cuerpo

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Cuerpo