Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué comer burrata es la clave para metabolizar las grasas mejor y más rápido

X
sofocos-farmaco

Este fármaco reduce los sofocos de la menopausia sin hormonas./ Imagen: Pexels.

Salud hormonal

Cómo acabar con los sofocos de la menopausia: el fármaco que te va a ayudar a combatirlos

Los sofocos son uno de los principales síntomas de la menopausia y son sufridos por la mayoría de las mujeres en esta etapa de su vida. La solución pasaba por la suplementación con estrógenos. Hasta ahora.

Por María Muñiz Marcelo

20 de abril de 2023 / 18:13

Entre los síntomas de la menopausia, los sofocos constituyen uno de los más prevalentes y con mayor impacto negativo de las mujeres que los sufren. Así lo confirma el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia. Según datos revelados por los investigadores, hasta un 80% de las mujeres sufren sofocos y un 25% los viven de forma frecuente y severa. Pero esto podrían llegar a su fin. Un ensayo clínico internacional realizado con un nuevo fármaco denominado fezolinetant ha demostrado su eficacia y seguridad contra los sofocos provocados por los cambios hormonales.

«Este fármaco es un bloqueante del receptor de neurokinina 3, un mediador que actúa a nivel del hipotálamo para regular el centro termorregulador, que se ve afectado por la pérdida de estrógenos, con la consiguiente producción de sofocos», señalan desde el Instituto.

«Hay un grupo muy grande de mujeres que no pueden tomar hormonas para los sofocos. Ahí están las que han sobrevivido al cáncer de mama, por ejemplo, que llevan tratamientos que les reducen mucho a nivel estrogénico y tienen muchos sofocos, y luego hay un colectivo muy grande de mujeres que no están cómodas tomando hormonas», cuenta el Dr. Antonio Cano, coordinador del Grupo de Investigación en Salud de la Mujer en este instituto y catedrático de Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Valencia, que también ha dirigido esta investigación.

Cómo funciona el fármaco contra los sofocos

Tal y como explica el doctor, la confirmación de que el fármaco fezolinetant funciona y lo hace de forma segura «ha sido el resultado de una investigación básica, centrada en averiguar en el humano cómo funciona el centro termorregulador, ese que hace que nos acomodemos a la temperatura ambiente. Se altera cuando hay una caída de estrógenos, bajando el umbral. Es como si cuando tenemos el aire acondicionado puesto lo reseteáramos a 18 grados en lugar de a 25. El sistema se dispara continuamente para reequilibrarse. Con el cuerpo es igual, se dispara el sistema de pérdida de calor (que es el sofoco), así como la sudoración y la vasodilatación para reequilibrar esa alteración que es el resultado de la falta de estrógenos».

Y añade: «Lo tradicional ha sido dar estrógenos, que era lo que faltaba y ha funcionado bien, pero hay mujeres que no los quieren o pueden tomar. Esta solución se basa en unos péptidos que son antagonistas del receptor neurokinina. Es el mediador de la acción de los estrógenos. Los estrógenos bajan y la neurokinina se ve liberada y se producen grandes concentraciones. Al aumentar la neurokinina al nivel del cerebro, baja ese umbral centrotermorregulador. Este fármaco bloquea el receptor de la neurokinina. Aunque haya mucha no va a actuar porque la vía por la que actúa está tapada por el fármaco».

Según asegura el doctor Antonio Cano, se prevé que el fezolinetant llegue a España a finales de año, ya que acaba de presentarse a la FDA, la agencia norteamericana de probación de fármacos, y después pasará a la EMA, la agencia europea. Podrá accederse a él a través de prescripción médica.

Beneficios del fármaco contra los sofocos

Con el estudio clínico SKYLIGHT 1 se ha asegurado la eficacia del fármaco contra los sofocos, pero también su seguridad. «Se ha evaluado la seguridad global y la seguridad en torno a otros aspectos, como, por ejemplo, que no haya un efecto a nivel de patología del endometrio y que se haya tolerado metabólicamente a nivel de enzimas hepáticas. No ha aparecido nada que sea diferente del placebo», asegura el experto.

Y añade los beneficios que promete este fármaco para la vida de las mujeres que sufren sofocos: «Hay una mejora de la calidad de vida, pero también del sueño, porque hay muchas mujeres a las que los sofocos las despiertan por la noche y duermen muy mal», señala.

Además, hay que tener muy en cuenta cómo afectaban los sofocos en el ámbito laboral: «Tenemos datos a nivel global, por eso sabemos que, de las mujeres que viven la menopausia en todo el mundo, un 60% trabaja. En el ámbito laboral, el presentismo está muy afectado por los sofocos, ya que los padecen durante sus horas de trabajo. Y complica su situación, sobre todo, cuando tienen relación con el público u ocupan puestos en las empresas que les obligan a tener contacto con otros equipos. Es muy incómodo sufrir un sofoco durante una interacción laboral, sentirse acalorada y que se te cubra la cara de sudor. Sin ser una enfermedad grave, es algo que interfiere mucho en el día a día», concluye.

Otras acciones para calmar los sofocos

Eso sí, no se puede decir que los sofocos vayan a desaparecer: «Bajan significativamente tanto la frecuencia como la severidad de los sofocos. Bajan al 50-60%. Cero sofocos no se garantiza porque cada elemento fundamental de regulación corporal siempre tiene diversas vías de control. Bloqueando esto se hace al nivel de una vía muy importante. Al 100% no bajan, pero sí disminuyen lo suficiente para que la calidad de vida se vea muy mejorada», explica el responsable de la investigación.

Además, para que funcione hay que combinarlo también con buenos hábitos de vida. «Los fármacos o tratamientos terapéuticos siempre tienen que ir acompañados por unos hábitos de vida. Estos son: la actividad física, la dieta, evitar las comidas picantes, que desencadenan más sofocos. También es importante evitar el consumo de alcohol, vestirse sin ir demasiado cubierta, yendo por debajo de la temperatura, evitar las comidas calientes, etc.», recomienda Cano.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Harina de avenaComer las verduras primeroSuelo pélvico y menopausiaChakrasFeliz como un finlandés

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta