Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X

Suplementos alimenticios y complejos vitamínicos: ¿de verdad es necesario tomarlos?

Almudena Beltrán de Miguel

Almudena Beltrán de Miguel

Internista. Especialista de la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra.

Se anuncian como la panacea para adelgazar, fortalecer la memoria, tener un cabello sano o ante una dieta desequilibrada. Pero, ¿de verdad funcionan los suplementos y los complementos vitamínicos?

11 de julio de 2024 / 14:22

Las vitaminas son compuestos orgánicos necesarios en pequeñas cantidades para mantener la salud y el funcionamiento adecuado del cuerpo. Son fundamentales para el metabolismo y la producción de energía; el mantenimiento de la salud ósea, ocular y dermatológica; el fortalecimiento del sistema inmunológico y también para la prevención de enfermedades crónicas.

TE PUEDE INTERESAR

Se dividen en dos categorías principales: liposolubles e hidrosolubles. Las primeras (A, D, E, y K) se almacenan en los tejidos grasos del cuerpo y el hígado, al contrario de las segundas (C y todas las del complejo B), que no se almacenan en grandes cantidades y deben consumirse regularmente. La mayoría no son producidas por el ser humano y conviene adquirirlas a través de una alimentación adecuada.

¿Qué ocurre si tengo déficit de vitaminas?

En el contexto social actual, los casos de déficit vitamínico severo son raros: la mayoría presentan niveles subóptimos de estos nutrientes, generalmente por una dieta inadecuada o irregular, pero mejoran rápidamente con el tratamiento adecuado.

Sin embargo, si se prolonga en el tiempo, la falta de vitaminas puede provocar un deterioro de la salud. Por ejemplo, una deficiencia de vitamina D puede causar osteoporosis, raquitismo en niños y aumentar el riesgo de fracturas óseas en adultos. La falta de vitamina C puede ocasionar escorbuto, una enfermedad caracterizada por debilidad, anemia y encías sangrantes. Una deficiencia de vitamina A puede provocar ceguera nocturna y aumentar la susceptibilidad a infecciones. Las deficiencias del complejo B pueden causar anemia, fatiga, problemas neurológicos y dermatitis.

Suplementos: ¿sí o no?

Aunque lo ideal es obtener las vitaminas que necesitamos a través de una dieta equilibrada, en ocasiones pueden ser necesarios los suplementos. Algunos casos pueden ser: personas con restricciones alimenticias, cirugía bariátrica, condiciones médicas o fármacos que afectan la absorción de nutrientes, algunos grupos de edad como los ancianos y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Si cumples con alguna de las condiciones anteriores o dudas sobre tu estado de salud general, consulta con un profesional antes de comenzar cualquier régimen de suplementación.

Recuerda que los suplementos no deben sustituir una alimentación balanceada en ningún caso. Un aporte adecuado de macro (proteínas, grasas e hidratos de carbono) y micronutrientes (vitaminas y minerales) a través de la dieta es la forma más eficaz de asegurar que el cuerpo recibe los nutrientes necesarios. Aquí hay algunas fuentes alimenticias clave para cada vitamina:

  1. Vitamina A: Zanahorias, batatas, espinacas e hígado.
  2. Vitamina C: Frutas cítricas, fresas, pimientos y brócoli.
  3. Vitamina D: Pescados grasos (como el salmón y la caballa), hígado y exposición al sol.
  4. Vitamina E: Almendras, semillas de girasol y aceites vegetales.
  5. Vitamina K: Vegetales de hojas verdes, como la espinaca y el kale.
  6. Vitaminas del complejo B: Carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres, y cereales integrales.

Por último, debes saber que el consumo de vitaminas no está exento de riesgos: uno de los más significativos es la posibilidad de una sobredosis, especialmente con vitaminas liposolubles (A, D, E, y K) que pueden acumularse a niveles tóxicos en el cuerpo, dando lugar a consecuencias tan graves como el daño hepático, las complicaciones renales y el riesgo de hemorragias. Por otro lado, pueden provocar trastornos gastrointestinales, reacciones alérgicas e interacciones no deseadas con otros medicamentos, alterando su eficacia y seguridad.

OTROS TEMAS WELIFE

Si necesitas tomar suplementos, es importante que los adquieras en establecimientos reconocidos y con productos etiquetados. A diferencia de los medicamentos, la regulación de las vitaminas no es tan estricta. Esto puede afectar a la calidad, potencia y pureza de los productos disponibles en el mercado. Algunos suplementos pueden contener ingredientes que no están listados en la etiqueta, hormonas, contaminantes o reflejar dosis inexactas.

Almudena Beltrán de Miguel Doctora en la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra, Almudena Beltrán de Miguel es especialista en Medicina Interna y en valoración médica deportiva.

MÁS NOTICIAS

Otros temas de Cuerpo

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Otros temas de Cuerpo

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta