X
Razones por las que te levantas con la cara hinchada

Descubre cuáles son las razones por las que te levantas con la cara hinchada. / Unsplash

Salud y belleza

Estas son las razones por las que te levantas con la cara hinchada

¿Al despertar notas tu rostro más inflamado? Te contamos por qué te despiertas con la cara hinchada y cómo puedes evitarlo siguiendo unos sencillos tips.

Por Tamara Izquierdo

25 de agosto de 2022 / 11:57

Algunas veces nuestro cuerpo nos manda un aviso que no podemos interpretar correctamente desde el primer momento. Si te levantas con la cara hinchada y los párpados inflamados seguramente se deba a una retención de líquidos, pero ¿por qué ocurre durante la noche? Y, lo más importante, ¿cómo podemos evitar despertar con este abotargamiento? Toma nota de las posibles causas para que esto suceda y las mejores formas para evitarlo.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

6 causas que provocan tener la cara hinchada por las mañanas

No tener cuidado con la cena

Cenar tarde, y alimentos que contengan una buena cantidad de sal, va a hacer que te cueste más trabajo hacer la digestión y, además, favorezcas la retención de líquidos ya que la sal lo que hace es atrapar el agua en los tejidos.

La solución sería hacer una cena ligera y temprana. Reduce el consumo de sal evitando añadir demasiada en las preparaciones. En su lugar puedes utilizar especias y hierbas aromáticas para darle más sabor a tus platos. Olvídate de la comida basura, de los snacks industriales y de la comida preparada porque cuentan con grandes cantidades de sodio que promueven la retención de líquidos.

El consumo de carbohidratos también favorece la retención por lo que sería mejor que los destinaras para el almuerzo o comida y en la cena optaras por una porción de proteína acompañada de vegetales.

Beber demasiada agua

Aunque siempre se dice que para evitar la retención de líquidos hay que beber agua en cantidad, no siempre es saludable por la manera en la que hacemos la ingesta. El cuándo lo hacemos es tan importante como el cuánto bebemos. Los expertos están de acuerdo en que beber unos 2 litros de agua es más que suficiente para eliminar toxinas y mantener el organismo saludable.

Bebe agua pero hazlo a lo largo de la jornada y no justo antes de acostarte porque, al tumbarte, se dificulta la eliminación de líquidos y el resultado es ese estancamiento que hace que te levantes con la cara hinchada. No quieras compensar lo poco que has bebido por la mañana bebiendo esos dos litros por la tarde-noche porque vas a lograr el efecto contrario al que buscas.

La almohada importa

Como decíamos, al tumbarnos el sistema linfático tiene más dificultar para eliminar toxinas y drenar líquidos por lo que, dependiendo de nuestra postura, pueden acaban acumulándose en el rostro. Esta es una de las razones más habituales por las que podemos levantarnos con los ojos y la cara hinchada. Para evitar esto elige una almohada firme, y no demasiado fina, para que pueda estar tu cabeza más alta que el resto de tu cuerpo y así ayudar a que los líquidos mejoren su flujo durante la noche. Duerme bien con estos consejos y te levantarás con una piel mucho más resplandeciente.

Elige almohada firme y alta para evitar retención de líquidos
Duerme con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo para favorecer la circulación de la linfa. / Unsplash

Sedentarismo

La falta de ejercicio y el sedentarismo promueven la maña circulación de líquidos en el cuerpo por lo que si pasas muchas horas sentada en la misma postura lo más probable es que sufras retención.

Tanto si trabajas de pie sin prácticamente moverte, como si trabajas con un ordenador en una silla, pasea un poco cada hora para activar la circulación. Practica ejercicio con regularidad, el que más te guste, aunque sea pasear a diario. Nadar, salir a correr, el yoga, andar en bicicleta… son ejercicios que te ayudarán a evitar el estancamiento de líquidos. Además, sudar elimina toxinas por lo que hacer ejercicio va a ayudar a tu sistema linfático.

Alergias e intolerancias

Una alergia o intolerancia pueden ser un motivo de peso para levantarse con la cara hinchada. Muchas veces no se conoce el origen de una reacción alérgica aislada pero si se da con frecuencia deberías hacerte pruebas específicas. El pelo de los animales domésticos, los ácaros, el polen, el polvo… pueden ser alérgenos que te estén afectando. Incluso elementos de la dieta como el gluten o la lactosa. 

Si observas que esa hinchazón al despertar va acompañada de lagrimeo, rinitis o picor de ojos o de garganta, no dudes en visitar a tu alergólogo, seguramente con el tratamiento adecuado puedas controlar el abotargamiento que sientes por las mañanas.

Cambios hormonales

Tanto en la menstruación como en la menopausia existen cambios hormonales en la mujer que pueden provocar retención de líquidos. Cuando va a llegar un nuevo ciclo menstrual y durante la menstruación descienden los niveles de progesterona y aumentan los estrógenos en la sangre, esto hace que haya una tendencia a retener líquido en el abdomen, el pecho o las piernas. 

Durante la menopausia los niveles de estrógenos y de progesterona se reducen y esto afecta al equilibrio osmótico de la hormona antidiurética (HAD) por lo que se produce hinchazón en el cuerpo femenino y aumento de peso.

Tips para aliviar la hinchazón del rostro

Una vez nos levantamos con la cara hinchada ¿qué podemos hacer para reducir o eliminar esa inflamación?

En primer lugar beber agua al despertar para hacer fluir esos líquidos que están retenidos. Beber agua además activa tu metabolismo, evita que desayunes de más y mejora la digestión al estar el organismo lubricado. 

Si tienes lo ojos hinchados lo mejor es el frío para desinflamarlos. Un hielo envuelto en una muselina y aplicado en los párpados va a ayudarte a bajar el edema de forma muy eficaz. También puedes hacer el truco de poner dos cucharillas en el congelador y luego colocarlas sobre los ojos. Aplicar bolsas de té frías o las famosas rodajas de pepino también surten efecto para rebajar la hinchazón de los párpados.

Otro truco para aliviar la retención de líquidos en el rostro es realizar masajes drenantes con las manos o con un rodillo de jade o piedra gua sha. De esta manera ayudamos a drenar el exceso de líquido para que fluya por los canales linfáticos y se pueda eliminar correctamente.

No olvides incluir en tu dieta durante el día potasio para contrarrestar el efecto del sodio. Alimentos como plátanos, frambuesas, pimientos o coles son una gran fuente de potasio y van a ayudarte a combatir la retención de líquidos de manera natural.

Temas

Vida Saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Vida saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Vida saludable

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible