X
Estas curiosidades suceden mientras duermes

¿Sabías que puedes tener deseo sexual mientras duermes?/ Unsplash

WELIFE DUERME

7 curiosidades que te pueden suceder mientras duermes

Cuando te rindes a los brazos de Morfeo, tu cuerpo experimenta una serie de reacciones que pueden dar lugar a situaciones extrañas. Desde los ronquidos, hasta sentir que tienes a alguien encima. ¿Te suena?

Por Mónica Heras

17 de junio de 2022 / 12:58

Mientras duermes, se ponen en marcha una serie mecanismos que te ayudan a restaurar tu cuerpo, a realizar síntesis vitales para el buen funcionamiento de los órganos, y el cerebro se deshace de una serie de proteínas dañinas para la salud.  Del impacto de la falta de sueño, ya te hemos hablado en otros artículos y de lo importante que es lograr un buen descanso, incluso para mantenerte en tu peso. Pero ¿te has preguntado a qué se debe esa sensación de no poderte mover cuando estás en duermevela?, ¿o a cuál es el motivo de esos sobresaltos repentinos?

Atento a estas curiosidades que suceden cuando estás durmiendo, verás que todo tiene una explicación bastante más lógica de lo que imaginas.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Qué pasa mientras duermes?

La doctora Nuria Roure, psicóloga y doctorada en medicina del sueño, lo tiene claro: «El  sueño es una necesidad vital y es necesario para poder gozar de una vida completa y con bienestar. A los niños les ayuda a crecer y a aprender. Al adulto a vivir más y mejor. A rendir mejor en su trabajo, a relacionarse mejor con su entorno, a vivir con más serenidad y con más foco. Al anciano a gozar de más salud y más vitalidad.»

Teniendo clara la importancia de tener unas buenas noches, te desvelamos algunas de las parasomnias más comunes, es decir, los trastornos de la conducta durante el sueño que suceden sin que despertemos.

1. Parálisis del sueño

Es así como se conoce a esa sensación de despertar y no poder moverse. Lejos de todas las historias paranormales que giran alrededor de este fenómeno, lo que de verdad sucede es que el cerebro está despierto, pero el cuerpo aún no.

Se da durante la fase del movimiento ocular rápido (MOR), cuando la corteza frontal del cerebro, que es la encargada de los movimientos, está en reposo. De ahí que cuando algo te despierta súbitamente, tu cuerpo tarde en responder y sea incapaz de moverse o hablar.

2. Somniloquia

¿Hablas mientras duermes? De ser así, formas parte del 67% de adultos que lo padecen y se da durante la fase REM, cuando se lleva a cabo lo que se conoce como sueño paradójico, y la actividad cerebral es muy intensa dando lugar a sueños más vívidos.

En este momento, tanto los músculos de la cara y las cuerdas vocales, permanecen inactivas, pero es muy común que esta ensoñación se interrumpa, pudiendo llegar a pronunciar algunas palabras durante unos segundos.

Por otro lado, aunque es algo muy común y que no tiene porque ser causa de preocupación, la somniloquia crónica en adultos se considerada un trastorno del sueño, consecuencia del estrés o mucho cansancio físico y mental.

3. Bruxismo

Los dentistas afirman que cada vez se ven más personas con problemas de bruxismo, o lo que es lo mismo, el rechinar de los dientes durante la noche. Parece ser que la causa más frecuente, una vez más, es el estrés y también se asocia a personalidades nerviosas e incluso competitivas, según Mayo Clinic.

También afirman que en ocasiones «puede estar relacionado con ciertos trastornos médicos y de salud mental, como enfermedad de Parkinson, demencia, trastorno de reflujo gastroesofágico, epilepsia, terrores nocturnos, trastornos relacionados con el sueño, como apnea del sueño, y trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH).»

4. Sexo mientras duermes

La sexomnia es, sin duda, una de las parasomnias más curiosas, y habla de quienes se masturban o tienen deseo sexual estando dormidas. Ocurre en la fase no-REM, cuando los músculos no están paralizados, y normalmente en sueño profundo.

Alex Pastor, en su cuenta Enfermero Morfeo, nos lo explica que responde a una predisposición genética, aunque son las circunstancias las que la hacen aparecer. Por ejemplo, tomar mucho alcohol o drogas no ayuda y, si alguien está en una época de estrés o le está costando dormir bien, también tiene más posibilidades de tener una parasomnia como esta.

«La sexomnia en sí no tiene por qué ser algo malo, pero también alerta de que puede ser un síntoma de algo más grave. Si la intensidad y la frecuencia de tus episodios aumentan de golpe, o si nunca lo habías tenido y te empieza en la edad adulta, puede ir ligado a alguna enfermedad importante, como un problema metabólico o alguna lesión del sistema nervioso central.»

5. Ronquidos

Sabemos que roncar es uno de esos problemas capaces de separar parejas y que sucede porque los músculos se relajan, la lengua cae hacia atrás, y la garganta se hace estrecha y más blanda, provocando una vibración al pasar el aire.

Aunque es muy común, lo cierto es que existen ciertas circunstancias que lo agravan:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Problemas respiratorios, como la apnea del sueño.
  • Resfriados y sinusitis.
  • Consumo de alcohol, drogas o ciertos medicamentos.
  • Durante la menopausia, también se incrementa la posibilidad de roncar.

6. Sonambulismo

Caminar, vestirse, comer, o intentar salir de casa, son algunas de las tantas cosas que pueden hacer los sonámbulos. Quienes viven esta alteración del sueño, pueden aparentar estar despiertos, aunque en realidad no lo están. Es por ello, que es importante cuidar que no se hagan daño durante el tiempo que duran estos episodios.

Se presenta durante la fase de sueño N3 o sueño profundo y se da porque aparece una disociación en el cerebro y se activa una región llamada cíngulo central, el cual estimula las funciones motoras.

7. Sentir que te caes mientras duermes

Esto le sucede al 70% de la población mundial y ocurre en la transición entre la vigilia y el sueño, es decir, cuando una parte del cerebro sigue estando en alerta y reacciona ante la pérdida de control.

Se denomina espasmo mioclónico o sacudida hípnica, y es una contracción muscular totalmente inconsciente cuando dormimos, haciendo que nuestras extremidades se sacudan y tengamos esa sensación de que nos estamos cayendo.

 

Temas

Vida Saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Duerme

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Duerme

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible