X
Practicar journaling te permite conocerte mejor y sanar traumas de la infancia

El journaling es una de las mejores herramientas de autoconocimiento. / Unsplash.

SALUD MENTAL

Journaling: el arte de documentar tu vida y todo lo que puede hacer por tu salud mental

Escribir nuestras emociones, pensamientos y todo aquello que nos ronda la cabeza es una de las mejores formas estimular la creatividad y de sanar muchos traumas no resueltos que no nos dejan avanzar.

Por Mónica Heras

29 de abril de 2022 / 12:33

Una de las herramientas más eficaces que tenemos a la hora de enfrentarnos a nuestros conflictos emocionales, es escribir. Plasmando todo lo que pasa por nuestra cabeza en un papel en blanco, permitiéndonos expresarlo sin censura, le abrimos la puerta al autoconocimiento, damos espacio a la organización, a la reflexión y, en muchas ocasiones, a la catarsis. ¿Has practicado el journaling?

Se trata del diario de toda la vida, pero con un punto creativo, aunque el objetivo sigue siendo el mismo: expresar tus emociones, planes, pensamientos y divagaciones en un cuaderno. Este sencillo ejercicio tiene más beneficios de los que imaginas, por lo que te invitamos a que lo pongas en práctica y disfrutes de ese momento solo para ti.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Querido diario: a partir de ahora, haré journaling

Frente al estrés, la ansiedad o la resolución de distintos traumas emocionales, escribir siempre ha sido una de las formas más eficaces de conectar con nuestro mundo interior. A través de la escritura, nos permitimos expresar todo aquello que nos oprime, nos inquieta o no nos deja avanzar y el mero hecho de materializar todos estos pensamientos negativos sobre papel, nos ayuda a tomar consciencia, a distanciarnos de lo que sentimos, a calmar nuestros miedos y a encontrar soluciones.

Si lo hacemos a mano, los beneficios se multiplican, puesto que se amplía la capacidad de concentración, activamos la memoria, mejoramos la capacidad motriz  y hacemos que nuestro cerebro se conserve joven, según este estudio publicado en Neurology Journals.

El journaling es una práctica que consiste en anotar en un cuadernos nuestras experiencias, reflexiones, inquietudes… básicamente lo que nos dé la gana. La diferencia con un diario de toda la vida, es que no es necesario que escribamos todos los días, sino sólo cuando lo creamos necesario. Por otro lado, se han desarrollado varias técnicas en las que nos invitan a llevar un paso más allá nuestra creatividad.

Algunas ideas para empezar a escribir un diario

The Five Minute Journal. Esta idea desarrollada por ‘Ingelligent Change’, se convirtió en un fenómeno de ventas. Diseñaron un cuaderno y proponen dedicar 5 minutos por las mañana para anotar en él las cosas por las que te sientes agradecido, lo que necesitas para que tu día vaya bien, algunas afirmaciones positivas y por las noches, hacer un repaso del día y anotar tres cosas buenas que te sucedieron.

Bullet journaling. Otra idea consiste en anotar tus pensamientos con frases breves, a modo de lista. Este método e especialmente eficaz para aquellos que buscan un poco de orden mental y se puede complementar con mapas mentales, dibujos, tablas, elementos gráficos, etc. Para ello, nos encantan los Charucabullet, son una monada.

Escritura libre. Por supuesto que también puedes hacerlo a tu manera, dejando que tu imaginación se exprese y combinando todo lo que te hemos contado. No te cortes, escribe, pon fotos, usa la técnica del collage y scrapbooking, cómprate un cuadernos bonito, bolis de colores y ¡a disfrutar! Mira lo que hace Aniko Villalba, de escribir.me, tiene talleres súper chulos.

Beneficios del journaling

1. Poder terapéutico

El psicólogo James Pennebaker, es uno de los precursores de la escritura como método terapéutico para personas que han sufrido algún tipo de trauma. «Cuando das a las personas la oportunidad de escribir sobre los trastornos emocionales que a menudo experimentan, mejora su salud”, y propone:

  • Buscar un momento y lugar en el que no vaya a ser molestado ni interrumpido.
  • Escribir de forma continua durante al menos 20 minutos.
  • No preocuparse por la ortografía o la gramática, no importa. Recuerda que lo que escribas es solo para ti.
  • Escribir sobre algo muy personal e importante. Este es el momento para ello. No te quedes en la superficie, sincérate.
  • Trata solo de acontecimientos o eventos que puedas afrontar ahora.

2. Ayuda a organizarnos mejor

Con el journaling sacamos todo lo que tenemos en la cabeza y lo volcamos en una página. Esto nos permite organizarlas mejor, simplificarlas y encontrar respuestas.

Por otro lado, la psicóloga Mónica Bruder nos dice: “El pensamiento va más lento que el habla. Uno piensa y después escribe, y entonces tiene que hacer una síntesis de eso que pensó. La escritura organiza el pensamiento, y así el que escribe puede comprenderlos mejor”.

3. El journaling favorece el autoconocimiento

Al escribir, entramos en contacto con todo lo que guardamos dentro. Los pensamientos rumiantes, los patrones de comportamiento, los detonantes emocionales que nos hacen saltar, etc. Esto nos permite cambiar algunas de las narrativas tóxicas que perpetuamos acerca de nosotros mismos, tomar distancia de situaciones que nos dañan y encontrar soluciones, incluso anticiparnos a esas situaciones que nos causan ansiedad.

«La verdad es que escribir constituye el placer más profundo, que te lean es sólo un placer superficial.» Virginia Woolf.

4. Crea un espacio a la memoria

Escribir nuestras experiencias es una forma fantástica de guardar nuestros recuerdos. Al volver a leer esos escritos, tenemos la oportunidad de revivir cómo sucedieron las cosas en un primer momento, sin la distorsión del tiempo.

5. Fomenta la creatividad

Ya hemos hablado de lo creativo que puede llegar a ser un journaling. Utilizar dibujos, recortes, fotos, listas, tablas, colores,, distintos tipos de letras… cualquier elementos que nos ayude a expresarnos mejor. Sin embargo, más allá de toda esta parte material, también estimulamos a la hora de anotar ideas que solemos olvidar, planes o experiencias, que pueden desembocar en un proyecto interesante.

6. Escribir también mejora la salud física

Los beneficios no solo son emocionales. La práctica del journaling permite que nos enfrentemos con menos estrés a situaciones conflictivas, como un divorcio o un cambio de residencia. Por otro lado, en este estudio se ha demostrado una disminución en lo síntomas de pacientes asmáticos y con artritis reumatoide.

7. Tomamos mejores decisiones

Ya has visto todo lo que sucede cuando escribimos, nos escuchamos, nos conocemos mejor, somos más creativos, así que no es de extrañar que esto nos lleve a tomar mejores decisiones. Podemos detectar oportunidades y actuar consecuentemente.

Temas

Emociones

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mente

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mente

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible