X

@Pexels

SALUD MENTAL

Aceite de CBD para la ansiedad: ¿funciona realmente?

En una época de crisis para la salud mental buscamos remedios sencillos y naturales para la ansiedad. ¿Sirve para algo el aceite de CBD? Te lo contamos.

Por Andrea Verdejo

11 de enero de 2022 / 17:22

Un año más, nos deseamos unos a otros que al menos no nos falte la salud. Sin embargo, esta vez no solo nos referimos, en muchos casos, a la salud física sino también a la mental. La pandemia de Covid-19 ha evidenciado otra pandemia invisible: la de las enfermedades mentales.

Los casos de personas sufriendo estrés y ansiedad han aumentado durante los últimos años exponencialmente y todas las herramientas que podamos utilizar para sobreponernos a ello son bienvenidas. Además de ponernos en manos de profesionales de la salud mental si lo requerimos, los remedios naturales, como los aceites esenciales, están resultando un aliado para quienes padecen ansiedad. Uno de los más buscados en Internet es el aceite de CBD o cannabidiol. Pero, ¿realmente funciona?

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Cómo funciona el CBD o cannabidiol?

El cannabidiol es un ingrediente natural que se extrae de la planta del cannabis y que puede ofrecer un tratamiento seguro y eficaz contra la ansiedad. Sin embargo, al estar asociado a la marihuana, su uso no está exento de polémica.

Lo cierto es que, dentro del cannabis, hay que diferenciar entre el CBD y el THC o tetrahidrocannabinol, pues no se han encontrado evidencias de que el primero genere ningún tipo de dependencia. Además, ni altera nuestras capacidades mentales ni tiene efectos psicóticos en ningún caso; así lo recoge la OMS en su informe de diciembre de 2017. El THC, por otro lado, en una alta cantidad puede crear ansiedad y adicción.

Se ha estudiado mucho acerca de la efectividad del CBD. Como cuentan en Psyciencia, «los resultados de los estudios en animales sugieren que el CBD puede reducir la ansiedad, el estrés, el pánico y los comportamientos compulsivos». Sin embargo, los únicos estudios en humanos que examinan el CBD como tratamiento para la ansiedad se han realizado en pacientes con trastorno de ansiedad social. Aunque en estos sí se ha probado su efectividad, se necesita investigación en pacientes con otros trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada y el trastorno de pánico.

Por otra parte, también se ha de tener en cuenta que hombres y mujeres no experimentamos la ansiedad de la misma forma. «La mayoría de los estudios han examinado a participantes masculinos», añaden en Psyciencia, «pero la evidencia sugiere que las mujeres tienden a experimentar peores síntomas y una mayor probabilidad de tener un diagnóstico adicional».

Sin embargo, sí puede decirse que el CBD, «a pesar de ser un cannabinoide, no actúa sobre el sistema endocannabinoide, sino a través de los receptores 5HT1A de serotonina, lo que provoca que se reduzca la ansiedad, se incremente la sensación de relajación, mejore el estado de ánimo y se facilite el sueño», así lo explica el psicólogo Antonio Cervero.»El CBD afecta a los neurotransmisores responsables de la sensación de miedo y al hipocampo, lo que ayuda a las personas con trastorno de ansiedad a experimentarlo en un grado mucho menor», afirman en AskGrowers.

Los beneficios del CBD

No se trata de un producto con efectos milagrosos sino que cuenta con aval científico para ciertas indicaciones e, incluso, hay un fármaco aprobado. Entre sus beneficios, teniendo en cuenta sus diferentes formatos y no solo en aceite, se encuentran las siguientes propiedades:

  • Tiene efectos antiinflamatorios. Muchos estudios confirman que el CBD es capaz de aliviar inflamaciones. Estos, afirman que el CBD «influye en el sistema endocannabinoide para modular los límites soportables del dolor», aseguran en Higeacbd. Así, consigue que se evite «el envío de moléculas inflamatorias a las partes del cuerpo dañadas, mitigando la tan incómoda inflamación«.
  • Analgésico. Nos libra de la sensación de dolor, ya sea de las articulaciones, espalda o rodillas.
  • Antiepiléptico. De hecho, el Ministerio de Sanidad español ha aprobado Epidyolex, el primer medicamento a base de CBD para las crisis epilépticas asociadas al síndrome de Lennox-Gastaut (SLG) y al síndrome de Dravet (SD).
  • Antitumorales. Hay algunos estudios que han demostrado que el CBD inhibe el crecimiento de las células cancerosas en ratones con cáncer de pulmón o cáncer de colon. Sin embargo, aunque son resultados prometedores, todavía queda mucho por investigar en el tratamiento de personas con cáncer. Además, podría mejorar el vómito y las náuseas que ocasionan las quimioterapias.
  • Neuroprotectores. Varios estudios han demostrado que el CBD podría funcionar para fortalecer el cerebro y protegerlo de un declive constante a medida que las personas envejecen.
  • Ansiolítico. Gracias a sus propiedades ansiolíticas lo encontramos entre los ingredientes de productos destinados a disminuir o eliminar los síntomas de la ansiedad.

¿Cuáles son las propiedades del CBD de las que podemos beneficiarnos a través de la cosmética?

Aunque lo más común suele ser usarlo para aliviar el dolor, también tiene un montón de beneficios para la piel. Sus principales propiedades, tal y como nos cuentan las creadoras de la firma Yuyo Calm, son las siguientes:

  • Ayuda a calmar la piel y a recuperarse de agresiones (como puede ser la solar).
  • Ayuda a tratar el acné: «Debido a que el acné es una condición inflamatoria, las investigaciones indican que las propiedades calmantes del CBD pueden ayudar a disminuir los brotes y reducir el enrojecimiento además de ayudar con la cicatrización», explican.
  • Es antioxidante: contribuye a disminuir los signos visibles del envejecimiento como las arrugas o líneas de expresión, la opacidad de la piel y el tono rojizo.
  • Ayuda a calmar los síntomas de algunas enfermedades tópicas, como por ejemplo la dermatitis atópica. De hecho, la Academia Estadounidense de Dermatología sugirió que el uso de productos tópicos de CBD podría ser una buena medida complementaria para el acné, el eccema y la psoriasis en su reunión anual de 2018.

A todas estas cualidades hay que sumarle que no es invasivo. «A diferencia de algunas cremas que tratan problemas específicos –y que sí pueden ser muy invasivas–, el aceite de CBD se dirige solo a las células problemáticas, permitiendo que la piel se recupere sin que se irrite o se seque», aseguran desde Yuyo Calm.

¿Está permitido su uso en España?

Sí, pero depende de para qué se utilice. En España el uso de CBD y la producción de productos ricos en CBD, es legal siempre y cuando el producto en cuestión este destinado para su uso externo, por ejemplo para el cuidado de la piel o para el tratamiento de diferentes tipos de afecciones cutáneas, entre otros usos.

Sin embargo, aún no ha recibido la certificación para ser registrado como un producto alimenticio. Por tanto, En España solo esta permitido su uso en áreas externas para tratar padecimientos de la piel, o utilizarlo como un medio de cuidado cutáneo.

En otros países, como Estados Unidos o Canadá, su uso más extendido es precisamente por vía sublingual. Esto consiste en  poner unas gotas de CBD debajo de la lengua, reteniéndolas en la boca hasta que se absorban en la mucosa oral. Pero, por el momento, en España no está aprobado.

La gran mayoría de empresas que comercializan productos con CBD están a favor de que se permita su uso por vía oral, «porque es como la gente obtiene más beneficios», opinan en Yuyo Calm. Afortunadamente, el CBD se está estudiando cada vez más y los resultados son muy positivos. Incluso la OMS ha publicado un informe en el que lo declara una sustancia segura y que no genera adicción.

Puedes encontrar más información sobre su uso estético y legal en España en este perfil:

Temas

EmocionesPsicologíaVida Saludable

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Mente

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Mente