X

@Unsplash

Psicología

Ortorexia: 6 consejos para que dejes de obsesionarte tanto con la comida sana

¿Dónde acaba la razonable preocupación por comer bien y dónde empieza el afán y control desmedido sobre lo que consumimos? Te contamos qué es la ortorexia y cómo tratarla.

Por Equipo Welife

29 de octubre de 2021 / 12:46

La línea entre llevar una alimentación saludable y la obsesión por la comida es, en ocasiones, muy fina y puede transformarse en un trastorno llamado ortorexia. Una cosa es que nos preocupemos de manera razonable por comer bien y otra querer tener un control desmedido y antinatural sobre lo que ingerimos.

El criterio sobre qué es lo mejor a la hora de comer ha ido variando a lo largo de la historia y ha hecho que aparezcan corrientes que nos ofrezcan un estilo de alimentación saludable y coherente con nuestras necesidades. Una de estas es el conocido realfooding, que consiste en basar tu alimentación en comida real y evitar los alimentos ultraprocesados, si bien hay que saber distinguir, ya que algunos procesados son buenos.

Tener un estilo de vida basado en comida real es perfectamente saludable. Pero si llevamos al extremo la preocupación por la comida saludable pueden aparecer problemas de salud física y psicológica que desencadenan lo que conocemos como ortorexia.

¿Qué es la ortorexia?

Según definen los psicólogos de la plataforma de bienestar emocional ifeel, la ortorexia es la “preocupación obsesiva y problemática por el origen y la calidad de los alimentos que se consumen, acompañada de una gran culpabilidad cuando se ingieren alimentos percibidos como no saludables”. Es importante destacar que no está reconocido como un trastorno de la conducta alimentaria, pero aún así se trata de un comportamiento peligroso.

Convertirnos en consumidores responsables implica tomar conciencia no solo de los componentes biológicos o nutricionales de lo que ingerimos, sino también de las consecuencias que nuestra alimentación puede acarrear a nuestra salud psicológica. Pero, ¿cómo identificar si esta forma de alimentarnos, tan positiva, puede incidir negativamente en nuestra salud mental? Desde ifeel nos dan las claves para saber cuáles son los signos que indican que puedes tener ortorexia.

Síntomas de la ortorexia

  • Con frecuencia dudas de si estás comiendo bien o mal, y tienes que esforzarte mucho para no desviarte de lo que se supone que es comer bien.
  • Cuando sabes que estás comiendo bien, estás en tensión o sientes frustración por todo lo que no te permites comer.
  • Sientes un gran remordimiento cada vez que comes algún producto que no es saludable.
  • Examinas la manera de comer de los demás.
  • El tema de la comida y de cómo te alimentas están presentes en tu mente de manera continua.
  • No experimentas la comida como una necesidad mezclada con placer y motivación, sino como un deber a cumplir de manera estricta.
  • Experimentas el momento de la comida con tensión y malestar.
  • No quedas con gente cuando tu dieta no es compatible con el plan que se ha organizado.

Comportamientos que suceden en la ortorexia

  • Obsesión. Quien la padece se llena de pensamientos angustiosos que no logran quitarse de encima.
  • Tema invasivo. La comida se convierte en el tema que más espacio mental y emocional ocupa en la persona e influye negativamente en su salud.
  • Modificación de las rutinas, relaciones y ocio. El afectado modifica su vida para que gire en torno a su alimentación, llegando a sacrificar relaciones personales.
  • Fuente de malestar psicológico. Alimentarse deja de ser una necesidad biológica para ser una fuente de malestar psicológico.
  • Alteración de la pauta de alimentación. Su pauta de alimentación se vuelve muy estricta o restringida, afectando a otras esferas de su vida.

Newsletter Welife

6 consejos para comenzar a tratar la ortorexia

Una vez que estos patrones están muy estructurados y establecidos en la persona que padece ortorexia, es probable que sus consecuencias más graves a nivel mental, físico y relacional ya hayan aparecido. En ese caso, lo recomendable es contar con la ayuda de un psicólogo. Igualmente, existen algunas recomendaciones para comenzar a tratar este trastorno:

  • Diferenciar entre alimentación y comida. Aunque se consuman productos que cumplan todos los estándares de autenticidad y ecología, si nos provocan emociones negativas que nos provocan dificultades, significará que estos productos son sanos pero su alimentación no.
  • Alimentación y autoestima. Debemos preguntarnos qué relación hay entre ambas y por qué la alimentación es un ámbito en el que volcamos la necesidad de controlar lo que hacemos.
  • Analizar. Pensar en el momento en el que empezamos a alimentarnos de una manera rígida y qué acontecimientos pudieron estar relacionados con este comienzo.
  • Tomar conciencia de las emociones. Entrenar la flexibilidad cognitiva para darnos cuenta de las emociones que nos despierta la alimentación y cómo las manejamos.
  • No renunciar a la salud. No hay que renunciar a la salud, ni a la sostenibilidad ni a la libertad, de hecho hay que reforzarlos y flexibilizarlos para poder verlos desde otro punto.
  • Llevar a cabo un estilo de vida saludable. Esto implica más felicidad y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Temas

EmocionesNutriciónPsicología

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Mente

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Mente