X
El estrés puede afectar a la fertilidad

¿Sabías que el estrés puede estar influyendo en tu fertilidad? Descubre la razón y cómo evitarlo en Welife. / Pexels

Psicología y salud

¿Puede la salud mental influir en tu fertilidad? Tips para que el estrés no te impida quedarte embarazada

Los altos niveles de estrés pueden ser un factor que dificulte la concepción. Te contamos cómo influye el bienestar emocional en nuestra fertilidad y cómo poder gestionar ese estrés de forma saludable.

Por Tamara Izquierdo

5 de septiembre de 2022 / 10:02

El estrés es uno de los grandes males de nuestro tiempo y uno de los más frecuentes detonantes de problemas de salud, físicos y mentales. Tener una buena salud mental incide en muchos aspectos de nuestra vida, no solo en tener un mayor nivel de bienestar, también a la hora de gestionar determinadas situaciones y emociones de forma sana y consciente. ¿Puede influir nuestra salud mental en la fertilidad? Parece ser que sí. Te contamos más acerca de este binomio de la mano de expertos médicos y psicólogos.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Interfiere el estrés en la producción hormonal?

Sabemos que el estrés provoca alteraciones como insomnio, problemas digestivos, dermatológicos, dolor de cabeza… ¿Puede también ser un factor que interfiera en la fertilidad? El Dr. Joaquín Llácer, director médico de la clínica de reproducción asistida Ginefiv, nos explica que “Es imposible ignorar el impacto que el estrés ejerce en la fertilidad, o las probabilidades de conseguir el embarazo, a la luz de multitud de estudios publicados. Lo que todos ellos evidencian es que, niveles anormalmente altos de estrés reducirían la probabilidad de que una mujer pueda quedarse embarazada de manera natural e incluso recurriendo a técnicas de reproducción asistida”.

Pero, ¿qué proceso fisiológico produce el estrés para poder alterar nuestra producción hormonal? El Dr. Llácer apunta que “entre las causas que sí se han concretado vemos que las mujeres con niveles muy altos de cortisol, conocida como la hormona del estrés, tienen problemas ovulatorios con irregularidad en los ciclos lo que obviamente dificulta la gestación.

Una mujer con un nivel alto de estrés podría tener hasta un 30% de ciclos no ovulatorios. También se ha observado que una liberación excesiva de cortisol puede provocar una disminución del deseo sexual lo cual incidiría en la probabilidad de concepción natural”. ¿Y qué ocurre en el caso de los hombres? “En el caso de los hombres, el estrés se ha relacionado con una diminución de la cantidad y la calidad de los espermatozoides y en no pocos casos, con disfunción eréctil debido al malestar emocional” señala el experto.

¿La crisis sanitaria ha influido en la reproducción?

La pandemia ha sido un agente externo e inesperado que ha cambiado nuestra forma de vida en muchos sentido y que también intervenido en la toma de decisiones. Nos ha estresado, hemos sentido miedo, ansiedad, incertidumbre… ¿Qué efectos ha tenido a nivel reproductivo? “Según los datos recogidos en el estudio ‘Conocimiento y hábitos de fertilidad de las mujeres’ que realizamos cada año en Ginefiv, un 60% de las mujeres encuestadas considera que la pandemia ha retrasado los planes de ser madre de muchas mujeres».

Al mismo tiempo, «también hemos observado como ha variado el patrón en cuanto a número de hijos deseados. En este sentido, actualmente, el número de mujeres que solo quiere tener un hijo ha aumentado hasta un 26%, frente al 13% de 2020, mientras que la cifra de mujeres que desea tener por lo menos 3 hijos ha disminuido en 11 puntos respecto al inicio de la pandemia” apunta el Dr. Llácer.

No es de extrañar que la incertidumbre haya influido en la decisión del número de hijos que una mujer quiera tener.

El estrés interfiere en la producción hormonal
Una mujer con un nivel alto de estrés podría tener hasta un 30% de ciclos no ovulatorios. / Unsplash

El estrés como enemigo en la búsqueda del embarazo

Volvemos a hablar del estrés pero esta vez del que supone asumir la esterilidad para nuestra salud mental. Uno de los elementos que pueden ser causa de no llegar a lograr un embarazo, incluso recurriendo a técnicas de reproducción asistida, es la infertilidad en sí misma. El hecho de que no se puedan concebir hijos de forma natural debido a la esterilidad provoca estrés y ansiedad, algo que influye indudablemente en los tratamientos de reproducción asistida.

“Los altos niveles de estrés provocados por la esterilidad hacen que, a menudo, las pacientes abandonen los tratamientos de forma prematura. Las tasas de abandono en los programas de reproducción asistida son la causa fundamental por la que las parejas terminan su vida reproductiva sin hijos”, explica el Dr. Llácer.

¿Se puede hacer algo para evitar que se abandone el sueño de quedarse embarazada? Al menos parece que las clínicas ya contemplan un acompañamiento psicológico para ayudar a transitar las emociones y gestionarlas de la mejor forma. El experto nos cuenta que “los avances en los últimos tiempos no han sido solo técnicos sin también hemos cuidado de manera especial los aspectos emocionales. Contamos con un equipo de psicólogos especializado en mujeres y parejas con problemas de infertilidad que hace que su calidad de vida mejore de forma notable, disminuyendo así las tasas de abandono”.

Pautas para mantener un bajo nivel de estrés y aumentar las probabilidades de embarazo

El estrés puede provocar respuestas fisiológicas que afectan a nuestra salud. Los pensamientos anticipatorios agotan mentalmente y reducen nuestra capacidad resolutiva, es así como entramos en los llamados bucles mentales. 

¿Qué podemos hacer para evitar esto? Beatriz Dibra, psicóloga de Ginefiv nos cuenta que ”en el día a día de cualquier mujer es importante mantener un bajo nivel de estrés. Esto se puede conseguir con pequeños cambios en la rutina y en el propio pensamiento, como establecer un criterio de prioridades a la hora de afrontar las obligaciones y los retos o ser conscientes de las propias limitaciones y no asumir responsabilidades que no se está seguro de poder cumplir.

También es útil mantener una comunicación fluida con los demás y compartir ideas, inquietudes, deseos, proyectos, etc. Muchas veces exponer en voz alta nuestras preocupaciones y escuchar la opinión de los demás nos ayuda a verlas en perspectiva. En un plano más práctico no podemos olvidar la importancia de tener un buen descanso, hacer ejercicios de forma regula y seguir una alimentación equilibrada, factores que afectan a multitud de aspectos de nuestra salud”.

Tomarse la vida con más calma, cuidarnos más, comunicar y expresar nuestras emociones, miedos y deseos, ayuda a sentirnos mejor, ver con más claridad y tener otro prisma sobre el que mirar. 

Cuando el embarazo no llega…

Pero, ¿y si el estrés tiene su origen en el hecho de no poder quedarnos embarazadas? Para estos casos la experta señala que “en el caso de que ese estrés esté provocado porque no se consigue el embarazo, es recomendable realizar alguna actividad incompatible con estos pensamientos y a la vez agradable y de fácil realización. Ser realistas y darnos tiempo, siendo conscientes de las posibles dificultades que pueden rodear todo el proceso” y también apunta que “para algunas mujeres y parejas también resulta beneficioso compartir su testimonio y sus emociones con otras parejas en la misma situación o que ya han conseguido el embarazo. Esto dependerá de las necesidades y el carácter de cada uno”.

Es muy importante cuidarse mucho y mantener un nivel de estrés bajo para poder gozar de buena salud, tanto física como mental. Un mayor bienestar emocional aporta tranquilidad y calma, justo lo que necesitamos para crear el entorno más adecuado para la concepción. 

Temas

Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible