Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
bailar-beneficios

Bailar acompañado nos ayuda a conocer mejor a los demás y a nosotros mismo./ Imagen: Fotograma de Lalaland.

Salud mental

Por qué bailar es la clave para ser feliz, según Nazareth Castellanos

Es clave de la medicina preventiva, ayuda a un envejecimiento sano y nos ayuda a ser más felices. ¿Por qué bailar aporta bienestar?

Por Sara Trueba Rodríguez

16 de mayo de 2023 / 18:04

Bailar oxigena el cerebro, libera dopamina y nos alegra el día. ¿Cuántas veces has visto a alguien bailar y te ha dibujado una sonrisa? Lo cierto es que la ciencia lleva años estudiando el baile como una actividad beneficiosa más allá del ejercicio físico. Lo que hacemos con nuestro cuerpo tiene repercusiones cerebrales y hoy, bailar es una actividad recomendada por la ciencia como medicina preventiva.

Así nos lo cuenta Nazareth Castellanos, licenciada en Física Teórica y doctora en Neurociencia. Investigadora y divulgadora científica, dirige un laboratorio que investiga la relación entre el cerebro y el resto del cuerpo, así como la neurociencia de la meditación. En su libro Neurociencia del cuerpo (Ed. Kairós), explica cómo el organismo esculpe el cerebro y cómo el cerebrocentrismo ha enviado al cuerpo al destierro. Como neurocientífica, es una gran defensora del baile y nos ha dado grandes razones para serlo nosotros también.

Por qué bailar acompañado

Nazareth explica que bailar sincroniza los corazones de los que bailan. «Hay un estudio reciente que nos dice que cuando nos movemos de forma coordinada con otras personas se favorece la comunicación, no sólo entre las personas si no entre los propios cuerpos», nos cuenta.

Por fin se estudia la comunicación a nivel cerebro, corazón y sistemas endocrinos, entre otros… De ahí que Castellanos afirme que «el movimiento coordinado entre diferentes personas (bailando) favorece esa comunicación fisiológica. Y, cuando hay esa relación de los cuerpos, el bienestar es mayor, la sensación de pertenencia aumenta y nos sentimos comunidad».

En este sentido, la neurocientífica va más allá. Es evidente el beneficio del baile en sí mismo, pero ella afirma que hacerlo en grupo, o en pareja, es mejor aún: «Hay un estudio que dice que cuando las personas bailan juntas se fortalecen los sistemas receptores del dolor y nos hace más resistentes al dolor. Así, bailar juntos tiene casi un papel analgésico casi. A nivel psicológico tiene ventajas y a nivel físico de salud general, también».

En su libro, Nazareth menciona la frase de Nietzsche, «viendo cómo camina alguien podremos saber si ha encontrado su camino», así que, también podemos hacer lo propio al ver cómo baila. «Ahora se estudia cómo el movimiento espontáneo nos dice cosas de la psicología de la persona. Además, un estudio de Harvard analizó con Inteligencia Artificial cómo a través del movimiento de una persona se podía predecir o considerar el biomarcador en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas».

En este sentido, detectar  de manera precoz la posibilidad de tener Parkinson o Alzheimer a través del estudio del movimiento del cuerpo está más cerca de la realidad que de la ficción: «Observar la postura y el movimiento de las personas (desde la observación clínica) nos permite ver cómo está trabajando el cerebro para ejecutar el movimiento del cuerpo», señala la experta. «En la ejecución del movimiento del cuerpo sacamos mucha información sobre el estado cerebral tanto a nivel cognitivo como de salud mental», añade.

Así impacta el baile en nuestro organismo

Como práctica corporal completa, Castellanos define y enumera sus beneficios (a nivel cerebral) si el baile se practica de manera regular:

  • Se fortalecen dos estructuras cerebrales claves para el envejecimiento, como son el precunio (involucrado en los procesos sensoriales) y el putamen (con un papel fundamental en ejecución de los movimientos de las extremidades). Estas dos zonas, al bailar, las fortalecemos mejorando las conexiones neuronales. Por eso, el baile está considerado dentro de la medicina preventiva. Cuanto más fuertes estén estas zonas es más probable que tengamos un envejecimiento sano.
  • Por otra parte, bailar de forma regular ayuda al cuerpo a aprender a coordinar los movimientos y esto es clave para el envejecimiento. Cuanto más mayores somos, al cerebro le cuesta más mantener el equilibrio y la coordinación de movimientos.
  • Cuando vemos cómo bailan otros o bailamos nosotros potenciamos la capacidad de aprendizaje motor. Al aprender a movernos mejoramos la atención, la memoria…
  • Bailar de forma regular disminuye las posibilidades de tener ansiedad, de tener depresión, es un gran protector a nivel de salud mental.

El cerebro como receptor de sensaciones

El interés reciente de la sociedad por lo que los científicos cuentan de la neuroplasticidad del cerebro y la neurociencia nos permite tomar cartas en el asunto y ser agentes de ciertos cambios beneficiosos para nuestro cuerpo y nuestro bienestar mental. Si, además, nos enfocamos en la conexión cuerpo-mente, de la que tanto habla Nazareth, no podemos más que decidir pasar a la acción. Si el cerebro recibe las sensaciones del cuerpo, tanto las buenas como las malas, ¿qué interpreta con el baile?

Un reciente estudio de Nature localiza por primera vez en el cerebro una estructura cerebral que detecta cómo es la postura de mi cuerpo y su movimiento. «El cerebro utiliza la información del cuerpo para percibir el mundo, por eso es importante que éste perciba el movimiento coordinado que hacemos en el baile». Esto será clave para el ansiado bienestar. Directamente relacionado con la propiocepción (un sentido más del organismo, según la ciencia, que aporta información al cerebro a partir de la postura del cuerpo), vendría a consolidar la importancia de cómo nos movemos como medio para nuestra propia salud.

Por qué es importante tener conciencia corporal

Nazareth introduce la necesidad tener “el cuerpo en mente”. El baile no deja de ser una práctica corporal completa que permite estar pendientes de nuestros movimientos, de nuestro ritmo, de la música y de la coreografía (si es que la hay). ¿No debería estar esto más que superado? Parece que no… «Hay que desarrollar más conciencia corporal, que está asociada a mejor toma de decisiones, a discernir una emoción de otra… Es un indicador de cómo estamos a nivel psicológico. Hoy en día todo es muy mental y hemos perdido la noción de las sensaciones de nuestro cuerpo. Esta ceguera está relacionada con alteraciones de salud mental y con pobreza en inteligencia emocional». Por lo tanto, tener conciencia de nuestro cuerpo es una fuente de salud mental.

Cuáles son las claves del bienestar

Faltan horas del día para hacer todo lo necesario con el objetivo de ganar bienestar, prevenir lo que vendrá con el paso de los años, etc… Respiración, yoga, estiramientos, estar en contacto con la naturaleza, caminar 10.000 pasos diarios, meditar, hacer deporte de fuerza antes de llegar a la menopausia, alimentarse bien… Nazareth reduce a dos los imprescindibles, los básicos de la ecuación del bienestar: «El movimiento y la autocontemplación deberían siempre ir de la mano«.

  • Movimiento, si puede ser bailar de manera regular, mucho mejor.
  • Meditación. «Un rato de meditación al día, de autorreflexión, tiene numerosos beneficios en el cerebro: mejora la atención, mejora la manera en la que gestionamos las emociones, nuestra percepción de nosotros mismos… ¿Quieres algunos trucos para integrar la meditación en tu vida?

 OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta