Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la glucodependencia: cómo saber si la sufres, sus riesgos y cuatro formas de evitarla

X

Cómo frenar la autoexigencia destructiva./Fotograma de la película El Becario.

Salud mental

Los perfeccionistas pierden más el tiempo: cómo poner límites a la autoexigencia para tener éxito en todo

La perfección excesiva puede generar estrés, frustraciones y te dificulta llegar a tus metas. Los expertos explican cómo poner límites.

Por Michelle Avís Melgosa

28 de noviembre de 2023 / 12:19

Querer que todo salga perfecto es una de las características de las personas perfeccionistas. Esta cualidad, a priori no debería traer problemas, pero llevada a su extremo sí puede generar grandes frustraciones, incluso hacerte perder el tiempo más de lo normal. El afán de hacer las cosas bien en todo momento ocasiona numerosas trabas o bloqueos que te impiden ser eficiente de verdad. Darte cuenta de ello y saber reconocer que este comportamiento te afecta en otras áreas de tu vida, es el primer paso para empezar a poner límites y acabar con la autoexigencia destructiva. Laura Palomares, psicóloga de Avance Psicólogos, asegura que «lo perfecto» no existe y enseña las claves para reconocer las señales que pueden hacerte perder el tiempo por el perfeccionismo.

«La autoexigencia de las personas perfeccionistas les lleva a tardar más tiempo en abordar una tarea, además su planificación y desarrollo presenta más trabas y bloqueos, ya que se suele hacer desde la ansiedad y el miedo a fallar», explica la psicóloga. Además, si los resultados no son lo que habías planificado, aumentará tu autocrítica y te será mucho más difícil distinguir entre lo esencial y lo secundario.

Cómo reconocer si eres demasiado autoexigente

Cuando estás sumergido en una situación de autoexigencia destructiva no es fácil reconocer la pérdida de tiempo que te está generando la autocrítica y, seguramente, tampoco seas consciente de cómo te puede afectar a tu salud mental. Para enfrentarte a este escenario de la forma más efectiva Palomares recomienda fijarte, en primer lugar, en tus relaciones de ocio.

TE PUEDE INTERESAR

«Cuando en nuestro día a día, cualquier tarea, incluso las relacionadas con el ocio, nos sobrecargan y nos llevan más tiempo de lo normal e incluso nos generen ansiedad, debemos estar atentos a que quizá nos exigimos demasiado», asegura. Situaciones como, por ejemplo, querer encontrar el restaurante perfecto para cenar o planificar las citas al detalle sin permitirte margen de error.

«Otra señal de alarma es la procrastinación«, alerta la psicóloga. Cuando tenemos miedo a errar o a no hacer las cosas perfectas, esto nos genera más ansiedad y nos crea trabas a la hora de afrontar cualquier tarea, por lo que nunca encontramos el momento de empezar, o la dejamos a medias en cuanto cometemos el más mínimo error.

Además, la experta también recomienda prestar atención al estado de ánimo. Pensar en cómo te sientes tras haber hecho algo que, finalmente, no ha salido como se había planificado. «Estar demasiado susceptible cuando algo no sale como se espera, hasta el punto de que decaiga nuestro ánimo o nos afecte en la autoestima, o darnos cuenta de que hagamos lo que hagamos nunca es suficiente, son también señales de elevada autoexigencia», advierte.

Cómo poner límites al perfeccionismo

Para saber romper con el perfeccionismo excesivo, Palomares propone «revisar de dónde viene el miedo a fallar o a no hacer las cosas perfectas, para distinguir si se trata de miedo al rechazo o juicio de los demás, o a la propia autocrítica». Además, debes aprender que «cometer errores es parte natural e irremediable  del proceso, y que además aprendemos de ellos», explica.

OTROS TEMAS WELIFE

Por otro lado, la psicóloga también recomienda poner metas realistas, ya que si son muy altas no sólo habrá el problema de no alcanzarlas, sino también la frustración que genera el no haberlo conseguido. Y cuando sean metas a largo plazo, acometer estos propósitos por fases , «de manera que se cumplan objetivos poco a poco y sin desanimarte«.

También debes permitirte «no hacer las cosas bien desde el principio». Palomares explica que hay que empezar como si tu tarea fuera un borrador y poco a poco ir matizándola. Y lo más importante: «No olvidar que somos valiosos por quienes somos, no por los logros o perfección en lo que hacemos», asegura.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Liberar más oxitocinaAprender a fluirGestionar la culpaDesayuno saciante

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta