Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X
pas

Las personas altamente sensibles están más expuestas a todas las emociones./ Imagen: Pexels.

Salud mental

¿Sabes si eres una Persona Altamente Sensible? Las claves para reconocerlo

Un sistema nervioso altamente sensible podría encajar como PAS. Si es así, disfrutas de la vida más que el resto, pero también podrías ser la persona más sufridora del planeta. Trabajarlo es la clave.

Por Sara Trueba Rodríguez

12 de julio de 2023 / 14:30

Cuando Elaine N. Aron publicó en 1996 el libro The highly sensitive person (El Don de la Sensibilidad, las personas altamente sensibles) no se sabía nada de esta característica de la personalidad. La psicóloga e investigadora norteamericana aseguró entonces que alrededor del 20-30% de la población tiene un sistema nervioso altamente sensible. Esto significa que le permite procesar la información de una manera más profunda y extrema que el resto, de puertas a afuera y también desde un punto de vista interno y emocional. En pocas palabras, las personas altamente sensibles piensan y sienten a un nivel mucho más alto.

Desde entonces, se ha estudiado mucho en torno a las Personas Altamente Sensibles (PAS), sin llegar a poner de acuerdo a la ciencia. Las PAS cumplen una serie de rasgos comunes pero, para las voces más críticas, estos rasgos son tan genéricos que resultan fácilmente aplicables a un amplio abanico de la población. Es lo que se llama Efecto Forer (un fenómeno psicológico que nos lleva a sentirnos identificados con una serie de rasgos y a la conclusión de que encajamos en ese molde).

Sin embargo, aunque sean rasgos genéricos, eso no exime de la necesidad de identificar ciertos comportamientos o características del carácter para poder desarrollar habilidades que ayuden a superarlos o, al menos, a vivirlos con mayor serenidad y calma.

TE PUEDE INTERESAR

¿Cómo es una PAS?

Para la psicóloga que acuñó el término, Elaine N. Aron, una Persona Altamente Sensible cumple ciertos requisitos o modos de actuar. Según la artista Ana Moreno, como Persona Altamente Sensible, «nuestra personalidad suele confundirse con introversión y esto no siempre se da… Yo soy muy extrovertida, me gusta hablar con la gente y relacionarme, no tengo ningún problema con esto, pero llega un momento de sobreestimulación en el que necesito asilarme y buscar la soledad». Así, los factores clave de las PAS según Aron son:

  • Procesamiento profundo de lo que ocurre o de lo que se siente. Se tiende a evaluar con minuciosidad una situación antes de pasar a la acción.
  • Emocionalidad y capacidad de identificar y expresar las emociones con gran intensidad.
  • Susceptibilidad ante las sutilezas. «Cuando estamos en calma, somos capaces de percibir mucho más, el estado de ánimo de los demás, el propio, las intuiciones y aquellas cosas sutiles que para otros pasan inadvertidos… Tenemos un sexto sentido para manejarnos en la vida», comenta Ana Moreno desde su experiencia como PAS.
  • Reactividad. Se manifiesta porque las Personas con Alta Sensibilidad se mueven en los extremos, tienen una baja tolerancia al dolor, a las emociones, sonidos, olores o luces intensas y a situaciones sociales impredecibles e incontrolables.

Ana se identifica con estos cuatro rasgos, que ella insiste en definir como «características de la personalidad». Ser PAS nada tiene que ver con tener una patología o enfermedad. «Algo que nos identifica claramente es que esa sensibilidad se manifiesta cuando estamos sobreestimulados por agentes externos. El ruido, la multitud de gente o las situaciones caóticas nos abruman y sentimos la necesidad de salir de ahí y quedarnos en soledad para volver al equilibrio», comenta.

Así, las PAS tienen otras características complementarias:

  • Necesitan más tiempo para adaptarse a los cambios.
  • Tienen bajo umbral del dolor, físico o emocional.
  • Necesitan momentos de soledad.
  • Son sensibles al arte y conectan con la creatividad.
  • Empatizan en exceso con el otro.
  • Sufren ansiedad cuando experimentan saturación o caos.

Tipos de PAS

Igual que ocurre con una persona superdotada, que se desarrolla en un campo o en otro pero suelen tener inclinaciones comunes, las Personas Altamente Sensibles se pueden clasificar por sus rasgos concretos en cinco categorías. Como dice Ana después de haber estudiado media carrera de psicología y de haberse interpretado y trabajado desde su propia experiencia como PAS, «todos los PAS tienen un poco de cada, pero habrá mayor grado de uno de ellos, por lo genes, por el ambiente en el que se ha criado o por preferencias personales.» 

  1. Psicomotor: Son entusiastas y suelen tener exceso de energía.
  2. Sensual: Tienen conexiones hacia el arte y la música, suelen necesitar espacios en soledad.
  3. Intelectual: Su curiosidad es insaciable, tienen buena memoria y se preocupan en exceso.
  4. Imaginativo: Son personas fantasiosas, con baja tolerancia al aburrimiento y creativas.
  5. Emocional: Empáticos, buscan apego, cambian de humor fácilmente y tienen dificultades para adaptarse al cambio.

La importancia de detectar a una Persona Altamente Sensible

Ana Moreno siempre sintió que era diferente. «Siempre he sido más creativa, más empática, más comprensiva con los demás… En mi casa me decían que no parecía de la familia». Esto no significa que toda las personas comprensivas sean PAS, porque también está la otra cara de la moneda. «Tendemos a magnificar las situaciones cotidianas. Las ilusiones, los sueños cumplidos los celebramos, pero vivimos en extremos», define.

De hecho, una persona PAS mal detectada puede confundirse con patologías de verdad como la bipolaridad o el síndrome de Asperger. «Muchos llegaron a pensar que podía ser bipolar porque tenía altibajos debido a mi sensibilidad extrema. Pasaba de la euforia a la tristeza porque todo lo vivía desde el extremo y esto, a los ojos de los demás, se veía como inestabilidad», aclara.

Y añade: «Una PAS no trabajada sufre más y disfruta más. Una PAS que se ha trabajado va a disfrutar más si sabe que ese disfrute algo pasajero, sin apegarse a él, pero no sufrirá más que los demás, porque sabrá reconducir ese sentimiento y ponerlo en contexto para no magnificarlo». Así, Ana llegó al equilibrio al manejarse con serenidad evitando los extremos.

OTROS TEMAS WELIFE

Detectarlo y disfrutar de ser PAS

Ana no cambiaría por nada su condición de Persona con Alta Sensibilidad, pero ser identificado como tal es un paso necesario para poder trabajar ciertas habilidades, y mitigar el sufrimiento emocional que supone no encajar en la sociedad. ¿Qué aspectos habrá que trabajar más tras el diagnóstico?

Ana recomienda la práctica de la atención plena para ser capaz de llevar los pensamientos al momento presente y disfrutar de ellos desde la serenidad. «La habilidad del estar en tu centro se adquiere con la práctica del mindfulness. Estar presente en lo que piensas y en lo que sientes ayuda a no magnificar y es una gran herramienta».

«Sobre todo hay que aprender a darle a las cosas la importancia que tienen, relativizando más y magnificando menos. Vivir en los extremos todo el rato implica un batacazo asegurado. Trabajando esa parte se deja de querer encajar a toda costa. Se trata de vivir de una manera más fluida, más serena y menos sobreestimulada». 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Yonqui emocionalCuidar de las abejasTé matchaDesayuno sacianteDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta