Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X
optimismo

Ser optimista es una cuestión de actitud./ Imagen: Pexels.

Salud mental

Cómo convertirte en una persona optimista: la clave esencial para ser más feliz

Mirar el mundo de forma positiva es posible. Sólo implica un cambio de actitud y hábitos para sentirnos mejor con nosotros mismos.

Por Paka Díaz

26 de agosto de 2023 / 10:30

Admítelo, te da bastante envidia esa compañera de trabajo que siempre parece feliz. En realidad, no tiene tanto que ver con la felicidad, sino con su actitud. Cuando mira el vaso, lo ve medio lleno. Incluso en momentos de crisis. Con una habitual sonrisa en la cara, además no suele perder los nervios. No como tú, para quien el estrés se ha convertido en un compañero de piso. Sin embargo, tienes claro que lo tuyo es de nacimiento y que no puedes cambiarlo. Pero lo cierto es que te equivocas. Comprenderlo puede ayudarte a ser más optimista y sentirte mejor en la vida.

Su importancia es tal que el prestigioso psiquiatra español Luis Rojas Marcos, lo señala en su último libro, Estar bien aquí y ahora (Harper Collins), como esencial para ser felices. “Las personas de perspectiva optimista que confían esperanzadamente en su capacidad para encontrar soluciones a los problemas cotidianos, tienden a sentirse tranquilas con más facilidad que aquellas que desconfían de su capacidad para manejar cambios o situaciones difíciles”, subraya. Por eso, anima a transitar hacia el optimismo.

Hoy mismo puedes empezar a mirar tu vaso de optimismo medio lleno. Si eres alguien que suele ver lo negativo, hay esperanza: puedes cambiar. De hecho, tienes bastante margen de mejora puesto que cualquier persona puede aprender a ser optimista.

Qué es el optimismo

El optimismo es un rasgo de la personalidad que se hereda en un 25% de los casos. Pero también, en buena parte, es producto de nuestro entorno. Si creces en un entorno tranquilo y lleno de amor, tendrás más puntos en la ruleta del optimismo. Mientras que si tu hogar hay mucha tensión y malos rollos, el optimismo será una de las primeras cosas que desaparecerán. También otros factores afectan a nuestra positividad, entre ellos, nuestro estatus socioeconómico.

TE PUEDE INTERESAR

Además, el profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York destaca que, aunque antes “el optimismo se equiparaba a la ingenuidad o incluso a la ignorancia. Hoy sabemos que la disposición optimista es una forma razonada y saludable de sentir y de pensar que nos ayuda a gestionar los desafíos que nos plantea la vida sin desmoralizarnos”. Por eso, entrenar tu optimismo puede reportarte numerosos beneficios.

Aunque muchas veces confundimos el optimismo con la felicidad, no es lo mismo. Tampoco los optimistas lo ven todo de color de rosa. En realidad, sí que ven lo negativo. Lo que cambia es la perspectiva. Las personas optimistas piensan que lo negativo es temporal. Además se fijan, sobre todo, en las oportunidades y en las soluciones posibles. Por eso son capaces de manejar mejor el estrés y disfrutar más de la vida.

Los beneficios del optimismo

Ser más optimistas puede ayudarnos. Entre otras cosas, porque nos puede proporcionar bastantes beneficios para la salud física y mental. Por ejemplo, ayuda a minimizar el estrés. También te ayuda a disfrutar más de la vida y de las experiencias que esta te ofrece. Además, serlo disminuye el riesgo de sufrir depresión, ansiedad y otras enfermedades mentales.

Entre esos beneficios, Rojas Marcos destaca que “las personas de alto optimismo sopesan tanto los aspectos positivos como los negativos, mientras que las de bajo optimismo solo consideran los negativos. Igualmente, las personas de talante optimista mantienen una visión esperanzadora del futuro, tienden a considerar posible lo que desean y confían en su capacidad para alcanzar las metas que se proponen”.

En el plano físico, algunos estudios indican que los optimistas tienen un riesgo menor de padecer dolencias cardíacas. Pero es que, encima, suelen tener un sistema inmunológico más fuerte que les ayuda a estar más sanos. Por si fuera poco, también suelen tener ingresos más altos. Ocurre por dos motivos. El primero, porque enfocan los problemas laborales, y en general cualquiera al que se enfrentes, desde las soluciones. Eso ayuda a que aumente su productividad y eficiencia. Además, suelen tener mejores interacciones sociales y laborales. Eso puede ayudarles en sus carreras profesionales.

La clave para ser más optimista

Lo principal que debes tener en cuenta para subir puntos como optimista es que puedes hacerlo. Para lograrlo, ayuda saber que tu cerebro es plástico. O sea, que puede cambiar. Lo mismo que puedes incorporar nuevos hábitos en tu vida, desde el deporte a una alimentación más sana, también puedes ser más positivo. Basta con entrenar a tu cerebro para lograrlo. Ser consciente de esta idea es esencial para comprender que tú puedes decidir quién quieres ser. Por esa plasticidad, por supuesto que incorporar el optimismo a tu vida también es posible.

Cinco hábitos que ayudan a ser más optimista

En resumen, el famoso psiquiatra destaca que las personas optimistas “localizan el centro de control de sus decisiones dentro de ellas mismas y confían en sus funciones ejecutivas personales para alcanzar las metas que se proponen”. Por eso, añade: “Siempre digo que cuando viajamos en avión es preferible contar con pilotos optimistas”.

La buena noticia es que todos podemos entrenar a nuestro cerebro con el fin de lograr ser más optimistas. Si estás interesado, estos sencillos hábitos te ayudarán a empezar a mirar la vida de forma más positiva. Recuerda que los estudios demuestran que replantear conscientemente tus experiencias bajo una luz positiva ayuda a nuestro cerebro a activar circuitos en diferentes regiones que mejoran tu optimismo.

OTROS TEMAS WELIFE
  • Aprende a aceptar cumplidos. Por modestia o timidez, muchas veces nos pone nerviosos que nos elogien. Sin embargo, aceptar y agradecer los cumplidos puede ayudarte a generar más emociones positivas hacia ti mismo y hacia el lugar que ocupas en el mundo. Por eso, cuando escuches uno, simplemente da las gracias.
  • Elige qué entorno quieres. Hay algo importante que debes tener en cuenta: la negatividad es muy contagiosa. Por eso, empieza por abandonar tus discursos más oscuros. Mejor plantéalos desde lo positivo. Además, ten en cuenta que si te rodeas de personas que critican habitualmente y mantienen posturas llenas de negatividad, te va a influir. Cambia las conversaciones y pasa menos tiempo con quienes te hagan sentir pensamientos perjudiciales para tu visión positiva del mundo. Busca un entorno adecuado y verás cómo aumenta tu optimismo, que también es contagioso.
  • Afronta lo negativo. En lugar de barrer debajo de la alfombra, cuando detectes una situación o una emoción negativa, habla de ella. Ten en cuenta que es pasajera y que tiene solución. Las personas optimistas reconocen las dificultades, pero diseñan planes para superarlas. Comentarlo con otras personas te puede ayudar a conseguir ideas para ello.
  • Escribe un diario en positivo. O practica el journaling. Se trata de una forma muy sencilla y práctica de activar tu optimismo. Dejarte fluir en tu diario para contar qué cosas te gustan y agradeces de tu vida puede ayudarte a apreciar lo bueno de tu vida. De hecho, un estudio publicado en la revista científica Journal of Personality and Social Psychology muestra que hacerlo genera una mayor sensación de optimismo.
  • Permítete disfrutar. Los autocuidados también te pueden ayudar mucho con tus objetivos optimistas. Prueba a hacer actividades o pasatiempos que te gusten, que mejoren tu estado de ánimo y te hagan reír. Al estar más alegre, te facilitarás mirar el mundo desde un punto de vista positivo. Además, no olvides felicitarte por tus logros, aunque sean pequeños o rutinarios. Dales más importancia y espacio. Un truco: háblate a ti mismo como si fueras tu propio entrenador, uno animoso que te ayudará a crecer y ser más optimista.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Yonqui emocionalCuidar de las abejasTé matchaDesayuno sacianteDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta