Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
wabi-sabi-felicidad-mujer-sonriendo

La filosofía de wabi sabi para ser feliz / Foto: André Furtado

SALUD MENTAL

Wabi-sabi, cómo poner en práctica la filosofía japonesa de la felicidad que mejora tu vida sin darte cuenta

Aceptar la imperfección, capturar la belleza de lo simple, valorar el momento presente. Son algunos de los ejes sobre los que pivota el wabi-sabi, la filosofía japonesa que mejora tu vida sin darte cuenta

Por María Corisco

29 de julio de 2023 / 07:58

Dice un antiguo refrán que lo mejor es enemigo de lo bueno. Con ello hace referencia al riesgo que corremos cuando nos esforzamos de tal manera en alcanzar la perfección que no somos capaces de valorar aquello que, aun sin ser perfecto, puede ser igualmente valioso. Y comprometemos nuestra felicidad.

Si nos salimos del refranero y viajamos hasta Japón, encontraremos allí un concepto estético y filosófico que valora, precisamente, la belleza de la imperfección. Su nombre, wabi-sabi, proviene de la conjunción de dos términos: ‘wabi’, que se refiere a la belleza imperfecta y austera que se encuentra en la simplicidad, la modestia y la intimidad, y ‘sabi’, que se refiere a la belleza que aparece con el paso del tiempo y revela la pátina de la edad y la impermanencia.

El wabi-sabi busca encontrar la belleza en las cosas modestas, humildes y no convencionales. Se aprecian las marcas del tiempo, las imperfecciones, las irregularidades y las asimetrías, ya que reflejan la naturaleza cambiante y efímera de la vida. La estética wabi-sabi se inspira en la filosofía zen y la influencia del budismo, que enfatizan la aceptación de la imperfección y la transitoriedad de todas las cosas.

TE PUEDE INTERESAR

Este enfoque estético se aplica en diversos ámbitos, como el arte, la arquitectura, la jardinería y el diseño de interiores.

  • En el arte wabi-sabi, se busca capturar la belleza de lo simple, lo incompleto y lo efímero.
  • En la arquitectura, se valora la integración con la naturaleza y la elección de materiales naturales y envejecidos.
  • En la jardinería, se busca crear espacios serenos y naturales que reflejen la estacionalidad y la imperfección de la naturaleza.

La búsqueda del equilibrio

Pero, más allá de en estas disciplinas, la filosofía del wabi-sabi se ha extendido también al ámbito del bienestar personal y emocional. Al fin y al cabo, proporciona una perspectiva y un enfoque de vida que fomenta la apreciación de lo que tenemos en el momento presente, la aceptación de la imperfección y la transitoriedad de la vida, y la valoración de las cosas simples y auténticas.

Así lo explica Tomás Navarro, psicólogo y escritor, y autor de Wabi sabi. Aprender a aceptar la imperfección: “La vida es imperfecta, pero no significa que no pueda ser bella. Hacemos muchos esfuerzos para vivir vidas perfectas, porque si miramos Instagram vemos que así parecen ser las que se muestran ahí, pero en realidad son fotos fuera de contexto. Al fin y al cabo, en la red se cuelgan momentos especiales, y nosotros vamos viendo más y más momentos especiales y pensamos que nuestra vida no es perfecta”.

Wabi-sabi, por tanto, nos habla de “aceptación, pérdida, de encontrar la belleza en formas no estandarizadas de belleza”. El psicólogo señala que «identificamos entre sí felicidad, perfección y éxito, tres quimeras, zanahorias que nos ponemos delante para motivarnos. Con wabi-sabi podemos encontrar recursos para poner en contexto aspiraciones, deseos y propósitos”.

OTROS TEMAS WELIFE

Cómo nos ayuda el wabi sabi

  • Aceptación de la imperfección: El wabi-sabi nos enseña a aceptar nuestras propias imperfecciones y las de los demás. En lugar de perseguir constantemente una idea idealizada de perfección, aprendemos a apreciar la belleza en nuestras peculiaridades y a encontrar la satisfacción en lo que somos en el presente.
  • Vivir en el momento presente: El wabi-sabi nos anima a apreciar el momento presente y a encontrar belleza en las experiencias cotidianas. En lugar de preocuparnos por el pasado o el futuro, nos enfocamos en disfrutar y encontrar significado en las pequeñas cosas que nos rodean en el aquí y ahora.
  • Valorar la simplicidad: El wabi-sabi nos recuerda que la verdadera felicidad no se encuentra en la acumulación de bienes materiales o en la búsqueda constante de experiencias extravagantes. En cambio, se encuentra en la apreciación de las cosas simples y modestas de la vida, como una taza de té caliente, un paseo por la naturaleza o una conversación sincera con un ser querido.
  • Encontrar belleza en la naturaleza y envejecimiento: El wabi-sabi nos invita a conectarnos con la naturaleza y encontrar belleza en los ciclos de vida, muerte y transformación. Apreciamos las marcas del tiempo y la pátina de la edad, reconociendo que todas las cosas son efímeras y que la impermanencia es una parte natural de la existencia.
  • Cultivar la gratitud: El wabi-sabi nos enseña a ser agradecidos por lo que tenemos en lugar de enfocarnos en lo que nos falta. Al practicar la gratitud por las cosas simples y ordinarias, desarrollamos una actitud de aprecio y satisfacción hacia la vida.

 

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta