Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
comunicacion-no-violenta

La comunicación violenta es básica para tener relaciones fuertes y con confianza./ Imagen: Unsplash.

Salud mental

Qué es la Comunicación No Violenta y por qué es esencial para evitar las relaciones tóxicas

La forma en la que te diriges a los demás puede hacer que llegues a su corazón y abrir un diálogo constructivo. La experta María González Romero nos da las claves para lograrlo.

Por Paka Díaz

28 de abril de 2023 / 06:40

La Comunicación No Violenta (CNV) es una de las formas más sencillas de conectar con otras personas. De escuchar desde el respeto. De llegar a comprender al otro. Para iniciarse en este modo de comunicación, se acaba de publicar el libro Debajo de las palabras, de María González Romero (editorial Plataforma). Perfecto para aprender a hablar desde el corazón y, al hacerlo, lograr múltiples beneficios.

Su autora, María González Romero, tras licenciarse en Derecho, realizó un curso de especialización en Dirección y Gestión de Fundaciones y se formó en el Instituto de Comunicación No Violenta de Madrid. Allí, además de titularse como mediadora civil, familiar y mercantil, conoció a la que llama su maestra, y precisamente por la que, en parte, rechazó la primera oferta para escribir este libro.

“El entonces editor de la editorial Plataforma, Miguel Salazar, me llamó por teléfono para proponerme escribirlo. Yo le agradecí la llamada, pero le dije que no. Me dio miedo escribir. Además, entendía que el modelo de comunicación sobre el que trata el libro, ya había sido explicado muy bien en dos manuales de base. El de su creador, Marshall Rosenberg, Comunicación no violenta, un lenguaje de vida, y el de mi maestra, Pilar De la Torre, Fundamentos y prácticas de comunicación no violenta. No le vi el sentido”, cuenta la autora.

Sin embargo, la perseverancia de Salazar acabó por dar su fruto. “Varias semanas después, con mucho arte, me llamó de nuevo solo para conversar”, cuenta María González Romero. “De esa conversación nació la idea de escribir este texto, que narra el proceso de aprendizaje que viví cuando quise integrar esta forma de comunicarme en mi vida”, explica. En realidad, reconoce que entonces “entendí que el manual ya estaba escrito. Pero lo que podría aportar valor era, precisamente, compartir y desmenuzar lo que había sido desmontar una clave de comunicación tradicional, para montar otra, diferente”.

Hablar sin violencia

La abogada y experta en comunicación explica que “la Comunicación No Violenta (CNV) es un modelo de comunicación que busca generar conexión entre las personas. Acercarnos a través de la comprensión de lo que sentimos y necesitamos”. Se trata de ponerse en un lugar más empático y amable. “Es una forma de expresar de un modo claro y a la vez cuidadoso, lo que te pasa por dentro”, resume ella, “y es una forma de escuchar al otro para comprenderlo. Independientemente de si estás de acuerdo o no con sus opiniones y sin que tengas que justificar lo que ha hecho”.

Debajo de las palabras, de María González Romero (Plataforma Actual).
Debajo de las palabras, de María González Romero (Plataforma Actual).

Lo que consigue es lograr una comunicación mejor, más efectiva. “Este modelo busca mejorar las relaciones entre las personas, partiendo de mejorar tu relación contigo mismo. Es una forma de vivir desde un paradigma en el que te haces cargo de atender tus necesidades de muchas maneras sin depender de que una persona en concreto haga una cosa determinada”, cuenta la escritora.

Ser libre y aceptar la libertad del otro

Pero no se trata de convertirte en un unicornio rosa, ni mucho menos. “La CNV no va de ser amable y muy bueno todo el tiempo. Tampoco de salirte siempre con la tuya porque dices las cosas con cuidado”, dice González Romero que, como hija del presidente Felipe González y la diputada Carmen Romero, conoce de cerca el mundo de la política y la diplomacia. En realidad, “va de ser libre y aceptar la libertad del otro. De disfrutar de la cercanía y la conexión con otras personas. Y de desarrollar la creatividad para encontrar cuantas más formas mejor, de cuidar de lo tuyo y de tus relaciones”.

María González Romero, experta en Comunicación No Violenta y autora de Debajo de las palabras.
María González Romero, experta en Comunicación No Violenta y autora de Debajo de las palabras.

La clave es hacerlo, dice, “con equilibrio y la mente abierta. Los humanos somos seres sociales y encontramos la plenitud en relación con otros. La CNV aporta que esas relaciones sean más cercanas y más ligeras porque uno aprende a hacerse cargo de lo suyo sin ponerle piedras en la mochila al primero que pasa”.

Cómo cuidar de tus relaciones

En parte es refrescante escuchar cómo María González Romero se aleja de cualquier atisbo de fundamentalismo o de populismo. “Creo que hay muchas maneras de ayudarse a uno mismo, cuando te das cuenta de que hay algún aspecto de tu forma de ver la vida que te limita”, señala. Pero subraya que “la CNV ofrece un mapa desde mi punto de vista muy claro, para aprender a cuidar de ti y de tus relaciones, comprendiendo qué necesitas y en función de eso, diseñar diferentes maneras de atender eso que para ti es importante”.

En su caso personal, reconoce que “lo que ha resultado transformador es la sensación libertad que te ofrece saber que hay muchos modos de atender tus necesidades, y que tus necesidades y las del otro son igual de importantes. Y compatibles”. Eso se traduce en que los cuidados no son excluyentes, quizá todo lo contrario. “Se puede cuidar de lo tuyo y lo mío, imaginando maneras de colaboración ganar-ganar”, explica.

Un ejemplo de Comunicación No Violenta

Para entenderlo, pone un ejemplo. “Si hablamos de una pareja, y uno el viernes quiere quedarse en el sofá y el otro salir, lo que está activo en cada uno será una necesidad de descanso por un lado, y una de diversión por otro”, explica, “la clave entonces es no exigir que el otro renuncie o sacrifique su necesidad como una demostración de amor”. En lugar de ello, sugiere que “para cuidar de ambas, es necesario primero que ambos seamos conscientes de lo que necesitamos y lo pongamos al mismo nivel de importancia. Que hablemos para ver qué vamos a priorizar esta noche, y cuándo y cómo cuidaremos de la necesidad del otro”.

Además, añade: “Siempre cabe la opción de que elijamos cada uno un plan, sabiendo que elegir hacer planes por separado está cuidando de estas cosas hoy. Claro, en una pareja esto sucede y es natural, pero si sistemáticamente elegimos atender necesidades sin compartir con el otro, tendríamos que evaluar en qué medida nos está aportando lo bastante ser pareja”.

Pautas para integrar la CNV en nuestro día a día

“La principal recomendación es que lo abordes con humildad y espíritu de aprendiz”, anima la escritora, que lo compara con “quien aprende un idioma nuevo, aceptando que para hablar fluido habrá que practicar un buen rato. Y también es útil probar pequeñas cosas con personas que te lo pongan fácil y no pretender ponerlo en marcha en la relación más compleja que tienes”.

Por su experiencia como mediadora civil, familiar y mercantil, González Romero señala que lo que más nos cuesta a la hora de comunicarnos, donde necesitamos ayuda es “en la expresión de los sentimientos, sin hacer chantaje emocional, y en la conciencia clara de cuáles son nuestras necesidades y de cuántas maneras diferentes podemos atenderlas”.

También destaca alguna dificultad a la hora de integrar la CNV en nuestras vidas. “Lo más complejo es salir del paradigma de que si uno gana el otro pierde, para llegar al ganar-ganar. Que no sólo es posible sino que promueve soluciones más sostenibles en el tiempo porque ambas partes se sienten atendidas. También hay dificultad para distinguir hechos y opiniones, muchas personas hablan dictando sentencia y eso, muy habitualmente, aleja”, comenta.

Herramientas para comunicarnos mejor

Entre las herramientas para comunicarnos mejor, la autora destaca la atención. “Cultivar una atención plena a la hora de tener conversaciones relevantes, para que esa forma de estar presente te ayude a escuchar y expresar de manera consciente”, apunta. Además, señala como “otro factor esencial, tener clara tu intención y verbalizarla, en el caso de que creas que no se está entendiendo. Y en tercer lugar, las peticiones”.

Estas son las tres formas de pedir en clave no violenta y con cada una, cuenta, consigues un efecto. “Conectar, evitar que el otro entienda algo diferente a lo que dijiste y verbalizar peticiones claras y que podemos negociar para que tengamos más posibilidades de que suceda lo que estamos pidiendo”. Pero, añade, “ojo, más posibilidades no significa que me vaya a salir con la mía siempre. Si tengo intención de llevarme al huerto al otro, por mucha estructura CNV que le quiera meter, habrá violencia en tanto no acepto la libertad del otro para decir no o negociar las condiciones de mi petición”.

Beneficios de hablar desde los sentimientos

Hablar desde el corazón tiene grandes beneficios, pero como admite González Romero, no solemos hacerlo. “Hablamos muchas veces desde la cabeza, los juicios, el miedo, la exigencia y le deseo de que pase justo lo que queremos”, enumera. Sin embargo, mejor nos iría contando con él para comunicarnos.

“El principal beneficio creo que es que hablar desde el corazón te conecta al otro ser humano como nada más lo hace. Es un lugar vulnerable, y en contra de una creencia muy extendida, cuando uno muestra eso, lo natural es que al otro le nazca acercarse”, explica y recomienda ver “la maravillosa charla TED de Brené Brown, que lo explica de un modo muy claro”.

Sin duda, “la CNV es un medio para lograrlo. Genera conexión porque comprender cómo se siente y qué necesita te hace sentir cerca de otro ser humano. Puede ser con un familiar o amigo o con alguien con quien trabajas. No hay nada que promueva más la colaboración y el entendimiento que sentirse visto y tenido en cuenta por el otro”. Si te preguntas cómo se consigue, María González Romero te lo desvela: “Como dice Pilar de la Torre, solo hay una fórmula y se compone de tres elementos: práctica, práctica, práctica”.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta