Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X
Sandra Juan, CEO de Etnia Cosmetics

Sandra Juan, CEO de Etnia Cosmetics.

Testimonios

Sandra Juan, CEO en Etnia Cosmetics: «El emprendimiento es un continuo aprendizaje»

La CEO de Etnia Cosmetics está convencida de que el mundo empresarial es una aventura que suma más que resta, aunque no está exenta de estrés. Así nos lo cuenta con sus propias palabras.

Por Equipo Welife

28 de diciembre de 2023 / 13:00

A veces pienso que siempre cuento lo mismo… Cuando entré en la universidad para estudiar Periodismo, en los primeros días de clase, nos preguntaron por qué estudiábamos esa carrera. Recuerdo que todos mis compañeros contestaron que querían trabajar en medios; algunos, incluso, se aventuraban a decir en cuáles. Yo, sin embargo, lo tuve claro: quería empresa. Privada. Y, a ser posible, creada por mí.

Han pasado casi dos décadas de esa anécdota que me gusta rememorar, especialmente cuando reflexiono sobre el mundo del emprendimiento. Porque, en cierto modo, me hace cuestionarme esa dicotomía tan tópica de si el emprendedor nace o se hace.

Estoy convencida de que el emprendedor se hace. Pero, por otro lado, mi yo de hace 19 años, ese que vivía los primeros días de facultad entre nervios y emoción, ya tenía claro que le picaba el gusanillo de los negocios. Tal vez, como en muchas otras cosas en la vida, es un mix.

TE PUEDE INTERESAR

Hay ciertos rasgos de base que comparte cualquier persona con espíritu emprendedor y, por supuesto, existe una parte de evolución, de condiciones externas o, incluso, de azar -o mejor dicho, de casualidad o coincidencia- innegable. Reconozco ese equilibrio de fuerzas en mi caso.

Por qué empecé en Etnia Cosmetics

Puede que el emprendimiento lo llevara en los genes o que se me contagiara mientras crecía. Pero sería absurdo negar que en la aventura de Etnia Cosmetics, en la que ya llevo embarcada 12 años, hay también una parte importante de casualidades.

¡Quién sabe si hubiera dirigido una cadena de tiendas de cuidado animal! Cuando mi padre, Manuel de Juan, dio el salto de la empresa privada, donde llevaba toda su vida profesional, al emprendimiento, le ilusionaban dos cosas: montar algo relacionado con los animales o en el mundo de la cosmética y perfumería.

Finalmente, se decantó por este último y yo me aventuré con él. En realidad, no sé si le habría acompañado en otro tipo de proyecto. Si no existiese Etnia es más que probable que hubiese dirigido mis pasos hacia el mundo de las agencias de comunicación, porque es mi verdadera pasión. O tal vez habría puesto en marcha algo propio en ese ámbito: siempre tengo mil ideas y negocios preparados en la cabeza.

Todo lo que me ha enseñado Etnia Cosmetics

En cualquier caso, hoy en día, puedo decir que en todo este tiempo he crecido como profesional pero, sobre todo, como persona. He aprendido a gestionar grandes proyectos, a liderar equipos y a crear una marca y un modelo desde cero. ¡He hecho un máster único e impagable!

Trabajar codo con codo con mi padre desde los inicios de Etnia ha sido también algo único: de él he aprendido mucho, por no decir todo… Es vital, entusiasta, optimista y luchador. Valores que son para mí indispensables. Cada día me aporta seguridad, confianza y fuerza. Es como un imán: siempre atrae. Afortunadamente, somos muy similares y pensamos parecido, aunque en la forma de llevarlo a cabo somos bien distintos: él es más de acción y yo, muy de estrategia, de serenidad y de pensar las cosas bien. Un buen equilibrio, ¿no?

El reto de ser mujer de negocios

Algunas de las cuestiones que más me han preguntado al hablar del ámbito empresarial están relacionadas con ser mujer. Si me lo han puesto más complicado. Si he encontrado barreras. No es mi caso. Nunca me he encontrado problemas en este sentido, sobre todo con el entorno y las personas y empresas con las que he trabajado hasta ahora.

La organización es otra de las claves de la emprendedora para gestionar el estrés
La organización es otra de las claves de la emprendedora para gestionar el estrés.

Sin embargo, si hay algo que lo puede complicar, por propia experiencia, puede ser el mero hecho de querer ser madre. En mi opinión, sea como sea ese camino, es difícil emprender y maternar. El resto de las dificultades que pueden aparecer en el camino no dependen del género.

El mundo empresarial es una aventura que suma más que resta, pero hay momentos complicados donde no entiendes muchas cosas. Y hay contradicciones: el emprendimiento es un continuo aprendizaje. Eso es lo mejor. Pero lo peor es precisamente eso también, porque nunca tienes la seguridad de estar en el punto que quieres.

Aprender a vivir con estrés

Otro de los aspecto negativos de los negocios es el estrés. He aprendido a vivir con él. Sin embargo, no es fácil de gestionar y más aún cuando un proyecto está, como este, en una fase tan incipiente.

Cuando emprendes, hay mucho de tu vida en el proyecto así como mucho del proyecto dentro de tu vida y, esto, al final, provoca unos niveles muy altos de estrés. Es importante detectarlos rápido para tomar medidas. ¿En mi caso? Familia, gimnasio y coaching son indispensables.

OTROS TEMAS WELIFE

Del mismo modo, una buena organización es clave para mantenerlo a raya y, por supuesto, para alcanzar todo lo que tienes previsto para hacer crecer tu negocio. Dar con «la idea» es importantísimo, pero aterrizarla y planificarla es fundamental. Herramientas hay miles, es una cuestión de mentalizarse y hacerlo.

Para mí, los domingos por la tarde son el momento perfecto para visualizar la semana y dejarla bien cerrada. ¡Ah! Y una buena agenda, donde anotar las cosas más absurdas que alguien se pueda imaginar…

En cualquier caso, pese al estrés, al esfuerzo o a la exigencia que suponga, adoro la sensación de ser productiva y de aportar algo a la sociedad. Es lo que más me satisface como mujer de negocios. Por eso, cuando pienso dónde estaré dentro de 10 o 15 años, vuelvo a ser esa chica que llegaba a la universidad sin dudas: me veo como líder de una empresa y un equipo con unos valores y motivaciones únicas. Y, sobre todo, muy satisfecha por hacer aquello que más me gusta: trabajar en empresa privada, creando y construyendo cada día por un mundo y una vida mejor.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta