Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
felicidad-finlandia

El contacto continuo con la naturaleza es uno de los motivos para ser los más felices del mundo./ Unsplash.

Tendencias

Por qué Finlandia es el país más feliz del mundo (por sexto año consecutivo): las claves para ser como ellos

Viven rodeados de naturaleza, usan la sauna a diario y son virtuosos de la humildad y el estilo de vida sencillo. Descubrimos las razones por las que los finlandeses son los más felices.

Por Sara Trueba Rodríguez

17 de mayo de 2023 / 06:30

No lo dicen ellos, lo dice la ONU. El último Informe Mundial de Felicidad 2023 otorga a Finlandia el título de país más feliz del planeta. Pero esta no es la primera vez que los del norte de Europa se llevan el título. Ya es el sexto año y consecutivo desde 2018 que lo consiguen. Aunque, eso sí, todavía no consiguen ser una de las Five Original Blue Zones.

Por supuesto, tienen sus trucos. Los expertos apuntan a unas cuantas claves de vida que practican los finlandeses para que esto sea así. Ojo, aquí no hay efectismo que valga ni poderes mágicos, solo un entorno concreto y una idiosincrasia que aprecia la vida sencilla. Estas claves son:

  • Contacto con la naturaleza.
  • Estilo de vida sencillo.
  • Nutrición rica en alimentos frescos.
  • Tradición por la sauna como espacio de relax e incluso de meditación.
  • Sistema que aboga por la igualdad de oportunidades.
  • Blindaje en la sanidad y educación, públicos y universales.

Hablamos con Mari Videman, médico finlandesa. Trabaja en Helsinki, pero vive a 40 minutos en coche de la capital. Y ella, como todos los finlandeses, lo tiene muy claro: «Hay varias razones, y creo que el hecho de que las diferencias económicas no sean muy profundas en Finlandia es una de ellas. La sociedad se ocupa bastante bien de los enfermos, los discapacitados, los ancianos y las familias con hijos, y todo el mundo tiene la oportunidad de estudiar a pesar de su origen (para los ciudadanos finlandeses, la educación es gratuita incluso en las universidades). A lo largo de la historia, los finlandeses han sido virtuosos de la humildad. Tal vez por eso la gente no envidia tanto a los demás».

Por tanto, podemos deducir que hay mucho que aprender de los finlandeses y sus claves para ser los más felices. A continuación, te contamos cuáles son exactamente y cómo imitarlas.

1. La naturaleza es su patrimonio

Finlandia posee 187.000 lagos y 41 parques nacionales de libre acceso. Así, el 75% de su territorio está compuesto de bosque, siendo el 90% naturaleza (entre bosques y reservas de agua). No es de extrañar que una de sus máximas aficiones sea salir a caminar o realizar cualquier actividad en plena naturaleza, pero tal como apunta Videman, «es una actividad para realizar solos o en compañía de poca gente, gente muy cercana».

Y añade: «A los finlandeses nos gusta estar en el bosque, o junto al mar o el lago. Caminamos, esquiamos, corremos, recogemos bayas o setas, navegamos, remamos… ¡Lo que sea! Tenemos miles de lagos y muchos tenemos acceso a una casa de campo donde no hay lujo, pero la naturaleza está cerca, la vida es sencilla y nos encanta».

A estas alturas, nadie duda de los beneficios que ofrece adentrarse en la naturaleza para caminar de manera regular. La escritora Annabel Streets habla de ello desde un punto de vista científico en su libro 52 ways to walk. Descubre que caminar puede expandir la mente, desarrollar los músculos, reforzar la inmunidad, mejorar la vista, quemar calorías, ayudar a dormir, reducir la ansiedad, mejorar la memoria y levantar el ánimo.

2. Educar en la autonomía desde el nacimiento

De la misma manera que no hay finlandés que no tenga acceso a una educación y sanidad públicas (hay un pacto de estado  desde hace décadas en torno a estos temas vitales que no depende de quien gobierne), Finlandia es un país muy seguro: «Los niños pequeños de 5 a 6 años pueden quedarse con su hermano mayor. Un niño de 7 años ya va solo hasta la escuela…», por poner un ejemplo.

Algunas costumbres que marcan parte de su carácter fuerte y autónomo comienza desde recién nacido: «A los bebés se les pone a dormir fuera (durante el día) a partir de las 2 semanas de edad, incluso a temperaturas bajo cero». Después, prácticamente todos los niños finlandeses pasan al menos 2 o 3 horas al día al aire libre, durante todo el año, hasta la adolescencia».

3. Alimentación natural

La dieta típica finlandesa se compone de alimentos no procesados, aunque no se puede generalizar… Mari Videman destaca el consumo de bayas y frutas, pescado, productos lácteos y pan de centeno. «Mi desayuno típico son gachas de avena con arándanos, zumo y té. La mayoría de la gente come en la cafetería o restaurante de su trabajo. Sirven menús bastante básicos, pero nutricionalmente equilibrados. Una cena típica puede ser sopa, pescado con patatas, pollo con arroz, etc… Intentamos consumir producto fresco local, aunque muchas familias también consumen procesados.»

4. Sudar en una sauna

En Finlandia hay tres millones de saunas y forma parte de la vida diaria de los locales. De hecho, los extranjeros que viven fuera del país suelen construirse una sauna en casa si tienen oportunidad. «Nosotros pasamos un rato en la sauna a diario, es un lugar para el relax», comenta la médico, madre de cuatro hijos. Por algo es Patrimonio Cultural de la UNESCO y un espacio de meditación. «Cuando vamos a la casa de campo de amigos, es tradición pasar un rato en la sauna…», añade. En invierno, es tradición combinar la sauna con un inmediato baño de agua helada.

5. Vida sencilla y búsqueda de espacio propio

Los finlandeses disfrutan de las pequeñas cosas y las aprecian de verdad. Mari habla de la virtud de la humildad, otro rasgo identificador del carácter finlandés. «A mucha gente le gusta hacer cosas básicas en su tiempo libre como salir a pasear, trabajar en el jardín, tejer, leer, etc».

Viedman confirma que lo único que le falta a su vida, aparentemente tan feliz y perfecta, sería tener un poco más de tiempo cada día para salir a caminar: «Ojalá pudiera caminar en la naturaleza un par de horas al día…» Así se constata que los finlandeses aprecian los momentos de tranquilidad y calma, con cosas sencillas, buscando el silencio y el encuentro consigo mismos.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta