X
Belleza-eco

COSMÉTICA SOSTENIBLE

Descubrimos a las creadoras de tres marcas nicho de belleza eco

Days of Confidence, Vera & The Birds y The Lab Room tienen en común su compromiso con la sostenibilidad y su apuesta por los 'packagings' de diseño. Entrevistamos a sus fundadoras.

Por Mayte L. Fernández

9 de diciembre de 2022 / 09:59

Envases reciclables, fórmulas naturales y ‘packagings’ tan bonitos que apetece tenerlos en el cuarto de baño. Estos son los puntos en común de tres marcas cosméticas que acabamos de descubrir. Hablamos con las fundadoras de todas ellas para que tú también las tengas en el radar.

Days Of Confidence, de Frédérique Labadie

Frédérique Labadie, fundadora de Days of Confidence, nació en Francia y creció en un entorno rodeado por la naturaleza. Ella misma nos cuenta que fue en 2018 cuando dejó la multinacional en la que trabajaba como responsable de marketing y se lanzó a crear su propio proyecto: una marca de belleza que estuviera a la altura de sus estándares de calidad, sostenibilidad y estética. «El primer paso fue reunir a un equipo de primer nivel que incluía a mi co-fundador, Philippe Guillermic, que cuenta con años de experiencia en diseño y además tiene un título en naturopatía, y a nuestra experta médica, Nara Nairi, doctorada en micronutrición. Tardamos 18 meses en concebir, probar y volver a probar las fórmulas de nuestra gama de productos de cuidado de la piel y micronutrición para que cumplieran nuestros exigentes estándares. Finalmente, la marca se lanzó al mercado en febrero de 2021», explica. Efectivamente, una de las cosas más sorprendentes de esta línea es que está pensada para combinar las cremas con microcosméticos, de manera que podamos cuidar la piel por dentro y por fuera.

Fundadora de Days of Condidence
Frédérique Labadie, fundadora de Days Of Confidence.

Son muchas las diferencias que la propia Frédérique observa respecto a la competencia, empezando por el nombre: «Days of Confidence incluye la palabra Confidence, ‘confianza’ en inglés. Hemos querido crear una marca en la cual los consumidores puedan confiar, primero en su alta eficacia garantizada por la cantidad máxima de activos orgánicos de origen botánico y en los activos clínicamente estudiados que usamos. Y segundo, pero con igual importancia, en nuestro enfoque en la sostenibilidad de todo lo que hacemos: envases, fórmulas, abastecimiento local…».

Así, explica que la transparencia es uno de los valores más fuertes de la marca: «En los envases está escrito el porcentaje de ingredientes orgánicos, y nuestra garantía de calidad: vegana y sin gluten certificados por Cosmos Orgánicos». Esta certificación es la que permite etiquetar a los productos como naturales o orgánicos con el logotipo de Ecocert, plataforma que verifica si todos los valores se cumplen, tanto en la composición, como en el procedimiento de procesamiento y hasta de su embalaje.

Frédéric está convencida de que marcas nicho como la suya están llamadas a ocupar un lugar importante en nuestros neceseres. «Lo que llamamos nicho hoy, es decir, esta belleza consciente del impacto no solo en nuestra piel sino también en el planeta, será el estándar de belleza reclamado por las consumidoras». Desde su propia experiencia cuenta que, aunque aún están empezando, ya cuentan con clientes muy fieles a su marca porque comparten sus mismos valores.

La crema de día ‘Escudo Urbano’, que protege la piel de los efectos dañinos de la luz azul y de la polución, es el producto más vendido de Days of Confidence. «La gente no sabe que, al mirar su teléfono móvil o la pantalla de su ordenador, se exponen a una luz azul que contribuye al envejecimiento prematuro de la piel. Para tratar esto, hemos elaborado una fórmula muy potente a base de un activo, que fue clínicamente probado para proteger la piel de esta luz azul, que se llama Infragard. Hemos añadido una base de agua activada de naranja para sus propiedades antioxidantes y ácido hialurónico para dar un efecto glow a la piel. Todo esto con un olor cítrico que te mueres. ¿Dan ganas de probarla verdad?», concluye.

Crema Days of Confidence
Crema de día ‘Escudo Urbano’, de Days Of Confidence.

La empresaria declara que la pandemia ha marcado de manera definitiva la forma en la que los consumidores se relacionan con la belleza, incluyendo los hábitos de compra, las prioridades de los productos y las tendencias de uso: «Como la salud física y mental se ha convertido en el centro de atención para muchos, el bienestar ha cobrado vida propia en el espacio de la belleza. Una crema, por muy buena que sea, no podrá ocultar los efectos de una noche de insomnio o de un mal resfriado. En Days of Confidence creemos que la belleza no es sólo cosa de la piel, sino que abogamos por un enfoque global que tenga en cuenta el bienestar como factor crucial».

Ella insiste en que los problemas de la piel a menudo están unidos a problemas en el hígado o en el intestino, y que es necesaria una solución. «Por esto, hemos creado nuestro nuevo tratamiento detox, que detoxifica el hígado con la ayuda de la chlorella, el té verde y la schizandra. Tiene un efecto directo sobre las imperfecciones de la piel, como el acné. Si le añades nuestro limpiador purificante, que respecta la microbiota de la piel, tienes el dúo perfecto para conseguir una piel radiante».

 

Vera & the Birds, de Alex López Capitelli

Alex López Capitelli es una empresaria de Elche que un buen día decidió dejar su carrera profesional en el sector de la comunicación para lanzarse a perseguir su sueño: el de crear un proyecto donde todas sus pasiones se juntasen y al que bautizó como ‘Vera & The Birds’. Un proyecto personal y sensorial que nació hace cinco años con el propósito de romper con la homogeneidad del mercado de la cosmética y en el cual se entrelazan valores como el slow life, la naturaleza, los cuidados y la ilustración.

Alex, fundadora de Vera & the birds.
Alex López Capitelli, fundadora de Vera & the Birds.

Una marca honesta, según ella, donde la conversación con su comunidad y el compromiso con sus valores son pilares fundamentales. El propio nombre de la firma tiene su historia: ‘Vera’ es el nombre de la hija de Alex y la palabra ‘birds’ (‘pájaros’, en inglés) evoca a la naturaleza.

Actualmente son muchas las marcas las que apuestan por estos mismos valores, pero Alex lo tiene claro: «Lo que nos diferencia es nuestra capacidad para desarrollar productos que son el resultado de una escucha activa de lo que desea nuestra audiencia y de las tendencias del mercado». Así, explica que el objetivo está en poner el foco en el consumidor, desarrollando productos capaces de resolver sus necesidades a medio y largo plazo: «A la hora de desarrollar novedades, prestamos atención a las demandas de nuestra comunidad y las fusionamos con las tendencias que se encuentran, todavía incipientes, en el mercado». Es por esto, que ya son muchas las celebrities las que se declaran auténticas fans de la marca y de sus productos, como por ejemplo la humorista Eva Hache.

Por otro lado, nos cuenta que muchos consumidores hoy en día prefieren utilizar cosméticos de una marca nicho en lugar de cosméticos que pertenecen a una gran marca «debido a los valores, la transparencia y el compromiso de las marcas nicho, que tenemos en nuestro ADN determinados valores como el respeto por el medio ambiente, la ética laboral y la honestidad».

Si le preguntamos por su producto best-seller, no duda ni un segundo: la SOS Eye Cream, un potente contorno de ojos con el activo de moda, Argireline peptide, con demostrada capacidad para reducir el aspecto de las arrugas. El producto en cuestión se agotó a los 6 días de su lanzamiento: «Desde el momento en el que volvimos a tenerlo en stock se subió al podio de producto más vendido de la marca, y ya no se bajó de él».

SOS Eyes Cream
SOS Eye Cream, uno de los productos más exitosos de Vera & The Birds.

Si ponemos el foco en el futuro, Alex apuesta por el éxito de los cosméticos versátiles todo en uno, que ahorren espacio en el neceser y cumplan varias funciones dentro de la rutina de belleza. Aunque afirma que los productos con base científica y activos con eficacia respaldada por estudios siempre serán los caballos ganadores.

Asimismo, relata que los productos con un sólido compromiso medioambiental y con una apuesta clara por envases sostenibles en materiales innovadores y productos water-less serán otra de las grandes tendencias del futuro.

The Lab Room, de Mónica Ceño

Con el propósito de crear un lugar donde las personas pudiesen tener bajo el mismo techo todos los servicios de belleza posibles y las marcas más llamativas del momento nació hace 23 años ‘The Lab Room’, la marca que da nombre al sueño de Mónica Ceño. La empresaria es licenciada en Historia del Arte y ha trabajado en el Museo de Arte Moderno y el Guggenheim de Nueva York. Además, fue subdirectora de la revista Kapital Magazine y ha colaborado con diversas revistas femeninas, como Vogue España y Vanity Fair.

Mónica-Ceño
Mónica Ceño, fundadora del espacio y los productos de belleza de The Lab Room.

Fue en el año 1999, tras finalizar su etapa viviendo en Nueva York,  cuando lanzó al mercado The Lab Room: «Nos trajimos el diseño de cejas, las extensiones de pestañas o las ingles brasileñas cuando por aquel entonces nadie las hacía en España», recuerda. Estas fueron algunas de las innovaciones que protagonizaron el éxito de la marca, pero no fueron las únicas. Las diferencias que presentan respecto a las otras firmas del mercado también jugaron en clave durante el éxito: «Productos de autor en los que hay muchos mimo detrás y un amor por el mundo botánico que atraviesa la línea. Son productos para cuerpo y alma con una clara sensorialidad, pero muy efectivos», explica su creadora.

Mónica es una firme defensora de las marcas nicho de belleza: «Este tipo de cosmética es más independiente y sabemos quién está detrás. La gente busca identificarse con los creadores de las marcas nicho». ¿Un ejemplo? Llevar las redes sociales de forma propia y personal: «Yo llevo mis redes sociales y respondo personalmente a todas las dudas. Cada producto de The Lab Room tiene una historia detrás, no seguimos las modas, a mí me rige mi universo particular, mi experiencia personal», dice.

Si le preguntamos por el best-seller de la marca, responde: «Yo destacaría dos clásicos: Facial Radiance Sérum, un sérum en aceite que reafirma y da mucho glow y Facial Scrubbing Mask, una mascarilla que limpia, exfolia e hidrata y deja la piel espectacular».

Sérum The Lab Room
Facial Radiance Sérum, de The Lab Room.

Aun así añade que no puede olvidarse del bálsamo multiusos Wonderbalm, que ya se ha llevado varios premios internacionales y que sirve para todo: «Desmaquilla, calma, es crema de manos, un gloss, una mascarilla… me encantan los productos versátiles, ¡las mujeres estamos muy ocupadas!».

Bálsamo multiusos Mónica Ceño
Bálsamo multiusos Wonderbalm, de The Lab Room.

¿Algún rostro conocido que no pueda vivir sin The Lab Room? Por ejemplo, la actriz Sharon Stone, a quien según Ceño «le encanta nuestra Deluxe Body Cream». O la también intérprete Rossy de Palma, que ya se ha declarado una auténtica fan de la marca «y a la que admiro muchísimo como artista y como persona».

¿Hacia dónde va el futuro de la cosmética? Mónica no se resiste a hacer sus predicciones: «Las nuevas generaciones quieren productos versátiles, que sean respetuosos con la naturaleza y que cuenten una historia. Las modas vienen y van, pero la pasión que ponemos en cada uno de nuestros productos es atemporal. Yo lo que quiero es que quien use mis productos pueda crear su propio ritual que le ayude a estar mejor por dentro y por fuera».

Temas

Cosmética Natural

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Cosmética natural

Instagram

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Cosmética natural

Suscríbete a welife y descubre
la vida sostenible

Suscríbete a Welife y descubre la vida sostenible