X

@Unsplash

ADELGAZAR

Así es la dieta del metabolismo acelerado que promete adelgazar en tiempo récord y sin efecto rebote

La dieta del metabolismo acelerado arrasa, debido a que promete perder varios kilos en poco tiempo. Y sin efecto rebote. En qué consiste la dieta del metabolismo acelerado que adoran las celebrities.

Por Andrea Verdejo

14 de diciembre de 2021 / 09:56

Se acercan unos días en los que mantener una dieta saludable es complicado y más si comes fuera de casa: las comidas y cenas de empresa, las reuniones familiares y de amigos alrededor de la mesa nos lo ponen difícil. Las Navidades no están hechas para privarnos de las comidas deliciosas y lo más importante es disfrutar de la compañía sin contar calorías.

Eso sí, si estás pensando en perder unos kilitos o te has propuesto adelgazar como objetivo para el año nuevo 2022, existen diversos métodos saludables de conseguirlo. Uno de ellos actualmente está causando sensación en Estados Unidos: la dieta del metabolismo acelerado.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Qué es la dieta del metabolismo acelerado?

La «Dieta del Metabolismo Acelerado» o «DMA» es un plan que te permite adelgazar hasta ocho kilos en un mes, y sobre todo, reparar tu metabolismo. Ha sido ideada por la nutricionista americana Haylie Pomroy, dietista de estrellas como Jennifer López, Resee Witherspoon y Robert Downey Jr. Su libro, La dieta del metabolismo acelerado (2013), ya es un best seller internacional y se promociona como «la última dieta que harás en tu vida».

Además, su método ha sido avalado por distintos expertos. «Esta no es una dieta de moda. Es un método clínicamente probado que se vale de la comida para combatir la obesidad, curar enfermedades crónicas y sanar un metabolismo dañado«, asegura la doctora Jacqueline Fields.

¿En qué consiste la dieta del metabolismo acelerado?

La dieta del metabolismo acelerado es «una manera de alimentarse abundante, sana y variada, que le ofrece a tu cuerpo esos alimentos que realmente necesita», explica la chef y bloguera Elisa Faltoni. Se trata, como su propio nombre indica, de que nuestro metabolismo empiece a funcionar correctamente y, como consecuencia de ello, logremos perder peso.

Como muchos ya saben, uno de los motivos por los que a algunos les cuesta más de lo normal perder peso es porque tienen un metabolismo lento. Aunque la genética es un factor muy importante, la alimentación, hacer ejercicio regularmente y el estrés también juegan un papel esencial.

¿Cómo funciona?

Esta dieta tiene una duración mínima de 28 días, que corresponden a un ciclo. Cada ciclo (o repetición) dura 4 semanas y cada semana se divide en tres fases con características y objetivos específicos. Cada semana se divide de la siguiente forma: 2 días de fase 1, dos días de fase 2 y tres días de fase 3. Después se repetirá este orden durante un mínimo de 4 semanas, hasta llegar al objetivo.

Puedes encontrarlo de forma muy detallada y en profundidad en el libro de la Pomroy, pero aquí te resumimos cómo seguir la DMA y en qué consiste cada fase:

Fase 1: frutas y granos

La fase 1 dura dos días y está pensada para asimilar los alimentos y transformarlos en energía. Además, gracias a la presencia de azúcares naturales esta fase ayuda a calmar las glándulas suprarrenales. En ella, abundan las frutas y cereales de medio índice glucémico, es moderada en proteínas y baja en grasas. Debe acompañarse de al menos un entrenamiento de cardio.

Puedes comer tanta verdura como quieras, fresca, en conserva o congelada; 120 gramos de carne (ternera, cerdo, pollo o pavo) o 170 de pescado (merluza, platija, sardinas, lenguado o atún). Además, puedes comer 30 gramos de cereales, lo que equivale a una taza; una pieza de fruta y un vaso de smoothie. Las grasas, por otro lado, quedan excluidas de esta fase. Para que sea efectiva es importante comer cinco veces al día cada tres o cuatro horas, además, siempre que sea posible recurre a los alimentos orgánicos.

Para el desayuno toma cereales y fruta antes de que pasen 30 minutos desde que te levantaste. Tres o cuatro horas más tarde toma un snack de fruta. Realiza la comida tres horas más tarde que contenga cereales, proteínas, fruta y verdura. Toma de nuevo un snack de fruta entre tres y cuatro horas después.
Para la cena puedes optar por cereales, proteínas y verdura.

Fase 2: proteínas y verduras alcalinas

La fase 2, al igual que la primera, dura dos días, y su objetivo principal es liberar las grasas acumuladas. Es la fase menos calórica y con más proteínas de origen animal y verduras alcalinas. Las verduras son aún más importantes en esta fase ya que ayudan a mantener nuestro PH. Debe combinarse con al menos un entrenamiento anaeróbico.

La verdura puede tomarse de nuevo en cantidad ilimitada, sin embargo, los cereales están ahora excluidos de la dieta, al igual que las grasas. En cuanto a las proteínas, podremos tomar 120 gramos de carne o 170 de pescado, media taza de legumbres o tres claras de huevo. Las frutas se limitarán a una pieza de lima o limón y un vaso de smoothie.

En el desayuno tomaremos proteínas y verduras antes de que pasen 30 minutos desde que te despertaste. Tres horas más tarde, recurriremos a un snack rico en proteínas, al igual que la comida que será rica en proteínas y verduras y deberemos tomarla tres horas más tarde. Otras tres o cuatro horas después volveremos a tomar un snack rico en proteínas; y la cena, también deberá estar cargada en proteínas y vegetales.

Fase 3: grasas saludables

Finalmente, la fase 3 tiene una duración de tres días y con ella conseguiremos transformar las grasas liberadas durante la fase 2 en energía. Esta vez, será alta en grasas saludables, moderada en proteínas, muy moderada en granos y con frutas de bajo índice glucémico. Deberemos combinarla con al menos una sesión de una actividad física que relaje nuestro cuerpo, como el yoga por ejemplo.

La verdura continúa siendo ilimitada y las proteínas constarán de 120 gramos de carne o 170 de pescado, media taza de legumbres o un huevo y medio. Podremos tomar ¾ partes de una taza de cereales, una pieza y media de fruta y un vaso de smoothie. Además de esto, incorporaremos las grasas con ¾ partes de un aguacate, ⅜ partes de una taza de frutos secos, ⅓ parte de una taza de humus, ½ taza de guacamole.

En el desayuno deberemos incluir fruta, grasas, proteínas, cereales y verduras. Dos horas después, tomaremos un snack vegetal. Entre tres y cuatro horas más tarde comeremos un plato a base de verduras, grasas y proteínas. Tomaremos de nuevo un snack a base de productos vegetales entre tres y cuatro horas después y, por último, la cena será de nuevo a base de verduras, grasas, proteínas y cereales.

Temas

AdelgazarNutriciónVida Saludable

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Alimentación