Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X
auno-terapeutico-mente-cuerpo

El ayuno terapéutico te ayuda a ordenar cuerpo y mente./ Foto: Pexels

ALIMENTACIÓN

Ayuno terapéutico: el método que te ayuda a resetear el cuerpo y la mente

Viajamos hasta Marbella para conocer los procedimientos de la clínica Buchinger Wilhelmi, pionera en aplicar la restricción de alimentos para mejorar la salud.

Por MARÍA FERNÁNDEZ-MIRANDA

31 de enero de 2024 / 13:30

«Esto es una escuela de salud». Lo dice el doctor Younes Regragui, sentado frente a la mesa de su consulta, mientras deja que sus ojos se posen en la vista que tiene enfrente: los cuidados jardines de la clínica Buchinger Wilhelmi. Antes de llegar aquí para ocupar el cargo de director médico, el doctor Regragui trabajaba en un servicio de Urgencias. «A menudo me preguntaba: ¿Cómo es que viene esta persona con un infarto? ¿Por qué no he podido hacer nada antes por ella?», nos relata. «Ahora tengo tiempo para hablar con mis pacientes, comparto con ellos toda la información que vamos recabando para que se responsabilicen de sus deberes: cuánto tienen que dormir, qué ejercicio deben hacer…»

También les explica qué deben comer. O, más bien, no comer, porque la piedra angular de este centro es el ayuno terapéutico. En la web de la Buchinger lo describen así: «Es un método en el que una persona prescinde voluntariamente de ingerir alimentos sólidos para vivir de sus reservas, básicamente reservas de grasa, durante un periodo de tiempo determinado. Como consecuencia, se estimula la autofagia y se activan las enzimas desintoxicantes, produciendo una limpieza profunda de células y tejidos. Al mismo tiempo, el ayuno reduce los procesos inflamatorios, aliviando con ello el dolor y las limitaciones de movilidad».

Exterior de la clínica Buchinger Wilhelmi, pionera del ayuno terapéutico en España.

Hoy casi todo el mundo habla del ayuno (intermitente o prolongado), pero cuando María Buchinger y su marido, Helmut Wilhelmi, exportaron este método desde Alemania hasta la Costa del Sol, hace ya más de medio siglo, muchos españoles se echaron las manos a la cabeza.

TE PUEDE INTERESAR

Helmut falleció en 1985 y María continuó sola en la defensa del ayuno terapéutico que había descubierto gracias a su padre, el doctor Otto Buchinger. Nos lo cuenta la nieta de María, Katharina Rohrer-Zaiser, que actualmente codirige la clínica de Marbella junto a su primo Victor Wilhelmi. «El ayuno es la dieta más anti-inflamatoria que hay, pero no afecta únicamente al cuerpo, sino también a la mente. Te lleva a un estado en el que estás más sensible y receptivo», asegura.

En palabras del doctor Regragui, «el ayuno es una manera de llevar al paciente a sus límites, porque a veces necesitamos dar un descanso a nuestra microbiota, nuestro sistema hormonal, nuestra mente… Aquí llegan muchas personas aquejadas de cansancio crónico». Hay quien busca, incluso, recuperar el sentido del gusto, como ciertos chefs que han recalado en este establecimiento saturados de sabores.

Ayuno de siete o 21 días

Pero, ¿cómo se realiza exactamente el ayuno terapéutico? «Lo ideal es hacerlo durante 21 días», explica la nutricionista Cristina Barrantes. El tiempo mínimo es de siete días, aunque después hay que someterse a tres días de readaptación, para que el cuerpo se vaya acostumbrado poco a poco a tomar de nuevo los alimentos que habíamos abandonado, del mismo modo que a los bebés se les va enriqueciendo su dieta de manera progresiva. Durante el tiempo de ayuno únicamente se ingieren líquidos (infusiones, sopas, zumos…). «Adelgazar es un efecto secundario, pero ese no es el objetivo. El ayuno tiene efectos en la piel, en la regeneración celular… Por resumirlo de alguna manera, los pacientes entran de una manera y salen de otra».

OTROS TEMAS WELIFE

La nutricionista añade que todos, en general, ingerimos más calorías de las que en realidad necesitamos: una mujer sana de entre 40 y 50 años no debería superar las 1.800 calorías al día, cifra que podría elevarse a las 2.500 calorías diarias en el caso de un hombre de la misma edad. «Nos han educado a comer todo lo que hay en el plato y hemos perdido la percepción de lo que realmente necesitamos. Con el ayuno, tu estómago vuelve a hacerse más pequeño. Recuperas esa sensación de no necesitar tanta comida», apunta Barrantes.

El tiempo mínimo para realizar el ayuno terapéutico es de siete días.

Pero ojo, el ayuno terapéutico no es para todo el mundo. Antes de someterse a este método, es necesario pasar por una analítica de sangre y orina. Y realizar un seguimiento médico en todo momento. Además, la restricción calórica debe acompañarse de ejercicio físico. «De lo contrario, en vez de perder tejido adiposo te desprenderás de la masa muscular«, explica Facundo Diamante, uno de los entrenadores personales que trabajan en la Buchinger, quien asegura que «el ejercicio físico adaptado mejora los efectos beneficiosos del ayuno». La atención psicológica también es fundamental, tal y como señala Luz Cózar. «El ayuno es un proceso de introspección. Al fin y al cabo, estás buscando un cambio en tu estilo de vida, y para cambiar algo antes tienes que escucharte. El ayuno produce claridad mental», apunta esta psicóloga.

Antes de despedirnos del equipo de expertos de la clínica Buchinger Wilhelmi, le pedimos al doctor Regragui que nos dé otras pautas para sentirnos bien. «Toma el sol 20 minutos al día sin protección. Consume alimentos de temporada. Lee un poco antes de dormir en vez de consultar el móvil. Come chocolate negro (mínimo del 85%)», enumera. Y, tras hacer una pausa, añade sonriendo: «¡Y date alegrías, disfruta de aquello que realmente te gusta!»

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta