Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS He estado en los campos de lavanda donde nacen los pefumes más relajantes

X

Según un estudio de la Universidad de Aarhus, un desayuno a base de skyr y avena disminuye la ingesta diaria de calorías. / Imagen de Racool_studio en Freepik.

Alimentación

Este es el desayuno que te ayuda a saciarte y mejora la concentración, según la ciencia

Se ha demostrado que la combinación de skyr y avena para desayunar disminuye la ingesta diaria de calorías y mantiene a raya el colesterol.

Por Sara Flamenco

22 de febrero de 2024 / 13:30

Aunque algunos difieren, otros nutricionistas siguen manteniendo que el desayuno es la comida más importante del día, relacionando lo que ingieras en ese momento con la cantidad de calorías que consumirás el resto del día. Y la ciencia ha querido ir más allá relacionando el desayuno con la función cognitiva. Según un estudio de la Universidad danesa de Aarhus, la mejor manera de empezar el día es con un desayuno alto en proteínas que incluya específicamente dos alimentos: el skyr y la avena.

«Descubrimos que un desayuno rico en proteínas con skyr y avena aumentaba la saciedad y la concentración de las participantes, pero no reducía la ingesta total de energía en comparación con saltarse el desayuno o tomar un desayuno rico en carbohidratos», afirmó Mette Hansen, profesora asociada en la Universidad Aarhus, doctora del Departamento de Salud Pública y una de las autoras del estudio.

Conclusiones del estudio de la Universidad de Aarhus

El trabajo, publicado en Journal of Dairy Science, realizó un seguimiento de 30 mujeres obesas de entre 18 y 30 años durante tres días, en los que consumieron un desayuno rico en proteínas, un desayuno rico en carbohidratos o ningún desayuno. Posteriormente, midieron la sensación de saciedad, los niveles hormonales y la ingesta energética de las participantes, teniendo que realizar también una prueba de concentración cognitiva.

El objetivo era comprobar si un desayuno rico en proteínas era una buena opción para lograr una mayor sensación de saciedad durante el resto del día, logrando reducir así la ingesta diaria de calorías. Pero según Mette Hansen, la solución no es tan sencilla: «Los resultados confirman que las comidas ricas en proteínas aumentan la sensación de saciedad, lo cual es positivo para prevenir el aumento de peso. Sin embargo, también sugieren que, para que esta estrategia nutricional sea eficaz, no basta con tomar un desayuno rico en proteínas», precisó. Es decir, que el resto de comidas del día también deberían incluir un alto porcentaje de proteína para conseguir no subir de peso.

El skyr y la avena es una combinación alta en proteínas y muy saciante. / Foto de George Milton en Pexels.

¿Y cuántas proteínas deberíamos consumir al día? No existe una sola respuesta, ya que varía según el nivel de actividad, la edad, el estado de salud y el organismo de cada ser humano. Para una persona adulta sedentaria, se recomienda ingerir al menos 0.8 gramos de proteína por kilo de peso corporal al día. Sin embargo, para personas que realizan actividad física de forma regular, se recomienda aumentar la cantidad de proteína consumida a 1,2-1,7 gramos por kilo de peso corporal al día, dependiendo del tipo de actividad física y la intensidad.

Pero, aunque los datos que arrojan este estudio son prometedores, también tiene sus limitaciones. Para empezar, todas las mujeres sujeto de estudio tenían sobrepeso, además de que la investigación se basa en observaciones a corto plazo, por lo que no sabemos cómo esos cambios dietéticos pueden afectar en el tiempo.

Qué es el skyr

De la avena hemos hablado largo y tendido. Ya sabrás de sus beneficios para ayudarte a controlar el peso y el colesterol, además de ser un alimento muy versatil. Pero puede que todavía no conozcas el skyr, un alimento muy típico en Islandia pero que todavía es prácticamente un desconocido en el resto del mundo. Aparentemente puede parecer un yogur natural más, pero lo cierto es que se trata de un queso cremoso con un perfil nutricional muy saludable. Técnicamente el skyr no es un yogur pero sí se trata de un producto lácteo fermentado, más semejante al queso quark. Estamos por tanto ante un derivado lácteo de doblemente fermentado, una ácido láctica gracias a las bacterias, y otra alcohólica, producida por las levaduras.

En su forma natural, sin añadidos de sabores, azúcares u otros ingredientes, el skyr es un alimento saludable, nutritivo y con numerosos beneficios para el organismo. Bajo en grasas pero muy rico en proteínas, el skyr es saciante sin ser pesado, ayuda a tener una buena digestión y mantener una buena microbiota y salud intestinal gracias a los fermentos probióticos. Estas bacterias hacen que sea un lácteo muy bien tolerado por personas con intolerancia a la lactosa, sobre todo si se acompaña de otros alimentos como fruta o frutos secos. También es rico en minerales esenciales como calcio y potasio, y fuente de vitaminas y minerales. Por eso, el skyr puede ayudar a fortalecer los huesos y las articulaciones, a mantener y construir masa muscular y ayudarte a adelgazar, gracias a que contiene un valor calórico bajo o moderado pero sumando pocos hidratos de carbono, muy pocas grasas y muchas proteínas de calidad.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaDuchas diarias

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta