Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X

La cúrcuma ayuda con el dolor muscular y es antioxidante, perfecta para recuperarse del ejercicio./ Foto: MMK x Ellesse.

Ejercicio

Por qué tienes que tomar cúrcuma después de hacer deporte y recuperarte más rápido de las agujetas

Sus propiedades antinflamatorias y antioxidantes te ayudarán a paliar el dolor muscular que aparece tras el ejercicio y protegerán el desgaste de tus articulaciones.

Por Marcos López

25 de febrero de 2024 / 09:00

Una de las consecuencias poco agradables del deporte son las agujetas. O lo que es lo mismo, el dolor asociado a la inflamación del tejido muscular que, por lo general, se presenta cuando el cuerpo es sometido a un esfuerzo físico más exigente del habitual. Pero para paliarlas no es necesario acudir al botiquín. En tu despensa tienes un antiinflamatorio natural que te ayudará, y mucho, en tu recuperación: la cúrcuma.

También conocida como «azafrán dorado» y «azafrán de la India», la cúrcuma es una especia cada vez más popular en las cocinas de todo el mundo. Y no sólo por conferir un sabor picante y vestir de intenso color infinidad de platos, sino por sus numerosos efectos medicinales.

De hecho, como destaca Malena Ortiz, especialista en Nutrición Clínica y Deportiva, «podemos considerar a la cúrcuma un superalimento debido a la gran variedad de beneficios que aporta a nuestra salud». Te contamos por qué deberías tomarla después de hacer ejercicio.

TE PUEDE INTERESAR

Te recuperarás más rápido

La cúrcuma es muy rica en un polifenol, la curcumina, «responsable de su fuerte color naranja y gracias a la cual esta especia ofrece soluciones rápidas y eficaces a la hinchazón», explica la experta. La curcumina es un potente antiinflamatorio y antioxidante, razón por la que es muy eficaz para aliviar el dolor muscular que surge tras un ejercicio intenso.

Palia el dolor muscular

En realidad, esta inflamación del músculo es una respuesta totalmente natural que utiliza el organismo para sanar las microrroturas que se producen en las fibras musculares. Deja que tu cuerpo se recupere. Pero mejor sin dolor. Y aquí la cúrcuma resulta especialmente útil para tratar aquel que aparece de forma diferida no ya al cabo de horas, sino de uno o varios días –las famosas agujetas–. Como han demostrado en la Universidad de Lille, los deportistas que toman cúrcuma presentan menos dolor muscular general.

Protege tus articulaciones

No se trata únicamente de ayudar a que tus músculos, y todo tu cuerpo, se sientan rígidos y tumefactos. A la larga, es habitual que el ejercicio también provoque un deterioro de las articulaciones. Y, de nuevo, la curcumina puede ayudar a frenar este desgaste. No solo en el caso de una actividad física, sino incluso en enfermedades como la artrosis, tal y como han concluido investigadores de la Universidad de Miami.

Múltiples beneficios para todo tu cuerpo

¿Necesitas más razones para tomar cúrcuma? Su potente efecto antiinflamatorio y antioxidante también se ha asociado a otros muchos beneficios para el organismo, caso de una reducción del riesgo de desarrollo de patologías cardiovasculares y diabetes o de la enfermedad de Alzhéimer, según apuntan diversos estudios.

A ello se suman, refiere Malena Ortiz, «sus propiedades anticancerígenas, la reducción de los niveles de azúcar en sangre, la mejora de la circulación, y la desintoxicación del hígado y mejora de la digestión». De hecho, esta especia se ha utilizado desde hace milenios como remedio digestivo en la medicina tradicional hindú.

OTROS TEMAS WELIFE

Inclúyela en tu alimentación

Pero, ¿cuándo debes tomarla para que no te duelan los músculos? Pues lo recomendable es que la añadas a tu alimentación habitual. Sin miedo: tomar 8.000 mg diarios de curcumina es, como muestra un estudio de la Universidad Nacional de Taiwán, totalmente seguro para el organismo. Y una cucharadita de cúrcuma sólo tiene en torno a 200 mg de este polifenol.

Acompañante ideal para infinidad de platos

Lógicamente, la cantidad a tomar dependerá de cuánto necesites recuperarte, de lo intenso que sea tu ejercicio. Y si bien es verdad que existe una gran variedad de suplementos con cúrcuma, ¿por qué no aprovechar también sus propiedades culinarias?

Las posibilidades son (casi) ilimitadas. Por ejemplo, añadiéndola al «arroz con pollo y verduras; a la crema de calabaza; al yogur con limón y miel o a las infusiones», apunta Malena Ortiz, que además nos regala un truco de experto: «la cúrcuma es más efectiva cuando se consume con pimienta negra, ya que ésta contiene piperina que mejora la absorción de la curcumina en el cuerpo».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta