Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X

¿Es normal sufrir dolor de ovarios durante la menstruación?

Álvaro Ruiz Zambrana

Álvaro Ruiz Zambrana

Responsable del área de Obstetricia de Clínica Universidad de Navarra.

Entender las molestias menstruales y aprender a gestionar el dolor de ovarios durante la menstruación es vital para garantizar el bienestar de la mujer y hasta prevenir futuras complicaciones de salud.

12 de enero de 2024 / 14:39

Durante la menstruación, muchas mujeres experimentan dolor de ovarios. La mayoría de las veces, esas molestias se consideran parte de la regla y se subestima su gravedad al asumir que son normales, lo que lleva a quienes las sufren a no consultar con un especialista.

Este comportamiento –especialmente entre las más jóvenes, que no tienen referencias para comparar–, a menudo tiene sus raíces en la creencia de que ese dolor de ovarios es algo común. Otras veces, se evita visitar al médico porque no se considera necesario o importante, o porque a quien preguntan en primer lugar no le da importancia. Sin embargo, el dolor menstrual puede afectar significativamente a las actividades diarias e incluso causar incapacidad laboral.

TE PUEDE INTERESAR

Aunque la mayoría de gente que llega a consulta por dolor de ovarios es joven, también vemos mujeres de más edad que han experimentado dolor durante un periodo prolongado. Al indagar en las causas, a menudo descubrimos que han estado tomando alguna medicación común, del tipo de ibuprofeno o paracetamol, de manera indiscriminada durante años, siguiendo consejos de familiares o amigas y repitiendo la dosis más veces de lo recomendable para aliviar el dolor. Este uso incorrecto de la medicación disminuye su eficacia y aumenta los posibles efectos adversos.

Aprende a identificar el dolor de ovarios

El dolor de ovarios se siente como un malestar en la parte baja del abdomen que a veces se extiende hacia los lados o la espalda. Este dolor, llamado técnicamente dismenorrea, ocurre cuando se desprende y expulsa el tejido del interior del útero durante el periodo menstrual. La liberación de sustancias químicas como prostaglandinas y leucotrienos durante este proceso provoca inflamación y, como resultado, dolor. También la dilatación del cuello del útero durante la expulsión puede producir molestias que, aunque más leves en comparación, pueden recordar a las contracciones iniciales del parto.

Se reconoce porque es un dolor tipo cólico, característicamente con picos de intensidad que suelen repetirse de forma cíclica. En algunos casos, el dolor menstrual puede venir acompañado de otros síntomas como náuseas, vómitos, sudoración, diarrea o estreñimiento, así como cambios en el estado de ánimo.

Es importante estar alerta ante el dolor intenso, ya que, aunque suele asociarse con el ciclo menstrual, también puede ser un indicio de patologías como pólipos, miomas, o incluso endometriosis.

Para saber si el dolor de ovarios es una simple molestia transitoria o va más allá, estas dos pistas te pueden dar la clave:

  • Si el dolor te limita y afecta a tus actividades diarias… ya sea forzándote a quedarte en casa faltando al trabajo o impidiéndote asistir a tus clases, definitivamente no es algo normal.
  • Cuando el dolor es fuerte y no cede con la medicación que sueles tomar… es momento de consultar con el especialista para que considere otras opciones y descarte posibles causas subyacentes.

La frecuencia, intensidad y cómo manejas el dolor son aspectos importantes. Aunque es normal sentir cierto grado de molestias con la regla, cómo las toleras y cuándo recurres a la medicación son factores clave. Por eso, consultar con un médico te brinda la oportunidad de entender y abordar adecuadamente la raíz del problema.

Despertar tardío: ¿y si el dolor crece a partir de los 30?

En consulta vemos a personas principalmente entre los 16 y 20 años, una etapa común para abordar temas relacionados con el dolor menstrual. La clave está en entender si ese dolor es primario (vinculado al ciclo menstrual) o secundario (a otra patología).

En casos de dismenorrea secundaria, atendemos a mujeres de 30 años o más que, al principio no tenían dolor o era de intensidad leve, pero con el tiempo notan que se intensifica. Es frecuente observar que disminuye en intensidad después de embarazos y partos, aunque a veces se necesita medicación para aliviarlo. Y durante la menopausia, el cese de la actividad ovárica conlleva también dejar de sentir dolor asociado a los ovarios.

Es esencial tener en cuenta que si una mujer, después de haber pasado por embarazos y partos, experimenta un dolor repentino y creciente en la zona de los ovarios y no lo había tenido con anterioridad, podría esconder alguna patología detrás. Además, cuando el dolor es muy intenso, es recomendable investigar posibles problemas de salud. Detectarlos de forma temprana es clave para prevenir complicaciones a medida que pasan los años.

Cuando buscamos un diagnóstico, nos basamos en lo que nos cuenta la mujer y en cómo ese dolor afecta a su día a día. Es muy diferente la interpretación de un dolor que dura un día y uno que persiste durante varios más, así como poder diferenciar entre uno suave y tolerable, y otro más fuerte y que afecta a las actividades cotidianas.

Tener datos sobre el ciclo menstrual puede ayudar a identificar cuándo se siente el dolor. En este sentido, las apps móviles son de gran ayuda para llevar un seguimiento del ciclo. En alguna ocasión, incluso, hemos diagnosticado casos de embarazos ectópicos en los que la dilatación de la trompa generaba un dolor intenso sin que la mujer supiera que estaba embarazada debido a la falta de control de sus ciclos.

En esas apps no es necesario apuntar absolutamente todo los primeros años, ya que eso sería mucha información. Sin embargo, sí es útil anotar si el ciclo es regular, si el dolor aparece fuera del período menstrual, si se relaciona con algún momento específico del ciclo o si hay otros detalles que sugieran la posibilidad de otra condición. Este registro es valioso tanto para el dolor como para cualquier cambio en el ciclo menstrual. Por lo tanto, estar preparadas y bien informadas, tomando nota de los detalles y proporcionando toda la información, es clave. Más adelante, y con ese hábito, se pueden apuntar otros datos del ciclo menstrual que aportan información valiosa en otros aspectos.

Medicación y el ejercicio físico, claves para aliviar el dolor de ovarios

La mejor fórmula para manejar el dolor de ovarios y reducir los efectos secundarios pasa por combinar diferentes medicamentos con distintos mecanismos de acción para mejorar la eficacia y evitar el solapamiento de efectos adversos.

En situaciones más difíciles o con problemas como la endometriosis, a veces se recurre a tratamientos hormonales. Pero hay muchas opciones y se puede probar con diferentes combinaciones de medicamentos para encontrar algo que funcione bien, evitando en la mayoría de casos tener que administrar hormonas.

Además, tratamientos complementarios como suplementos vitamínicos y minerales, aunque no son soluciones mágicas, también pueden ayudar a lidiar con el dolor.

OTROS TEMAS WELIFE

Durante los días de la regla es importante no quedarse en casa y, a pesar del dolor, intentar cambiar de postura, mejorar la movilidad y realizar actividades suaves como dar un paseo. El ejercicio regular libera endorfinas, esas hormonas internas que mejoran el bienestar interno y le dan un buen empujón al dolor de ovarios. También, un poco de calor local puede ayudar, así como algunos trucos caseros tradicionales, como los masajes o las bolsas de agua caliente.

Y aunque el dolor se intenso, mantener una vida activa y seguir con las actividades diarias en la medida de lo posible, ayuda a disminuir esa parte psicológica de ansiedad y agobio que se asocia con el dolor. Y a veces hasta cambia cómo lo percibimos, ayudando a tolerarlo mejor.

Álvaro Ruiz Zambrana Especialista en Ginecología y Obstetricia, Endocrinología Ginecológica y Fertilidad, el doctor Ruiz Zambrana es responsable del área de Obstetricia en la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

MÁS NOTICIAS

Otros temas de Salud hormonal

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Otros temas de Salud hormonal

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta